Osos hormigueros mueren en las vías del Meta

Foto: tomada de El Espectador

La vida del  oso hormiguero u oso palmero, especie conocida científicamente como (Tamandúa mexicana) sigue peligrando en las vías del Meta. El más reciente hecho dejó mal herido a uno de estos mamíferos que  habitan  las extensas sabanas de la Orinoquia colombiana.

El oso fue encontrado herido a un costado de la vía que conduce hacía la vereda Cacayal, zona rural del municipio de Castilla La Nueva, al sur del Meta. Aunque fue puesto a salvo y quedó en manos de médicos veterinarios de Cormacarena, que trabajan en su recuperación desde el Centro de Atención y Valoración del Bioparque Los Ocarros, el caso enciende una vez más las alertas sobre esta problemática.

Y es que, este animal silvestre, vulnerable a la extinción, fue atropellado por un vehículo y dejado abandonado en las vías. La situación no es nueva. Según un estudio adelantado por  Cormacarena y la Universidad de los Llanos (Unillanos) 76 especies, entre las que se destacan zarigüeyas, tamandúas, osos palmeros, sapos e iguanas,   se ven afectadas por este mismo hecho, atropellamiento de fauna,  en las vías del departamento.

Hasta el momento se han registrado 262 ejemplares atropellados. Los más afectados son los mamíferos con 97 individuos accidentados. Le siguen las aves, con 72 casos. Los réptiles registran  47 animales afectados y los anfibios con 46 casos, registran la menor cifra.

Las vías donde más atropellamientos se presentan son: La vía a Puerto López, que registra 229 casos.  El municipio de Granada, con 166 hechos. Y el peaje Veracruz, con 80 incidentes. Así mismo, el estudio revela que las vías Villavicencio- Camaral y Villavicencio- Restrepo.

Carlos Parra, médico veterinario de Cormacarena,  señala  que aunque el atropellamiento de osos en las vías del Meta, es una problemática que atenta contra la supervivencia de estos mamíferos, no se puede centrar la atención en una única especie, porque el problema cobija a todos los animales que habitan las sabanas de la Orinoquia.

“El atropellamiento de osos palmeros no es tan representativo como la perdida de réptiles”, señala.

No obstante, advierte que estas muertes se dan en su mayoría por falta de cultura vial. “La mayoría de conductores que transitan por estas vías son turistas. Y aunque se han realizado campañas para evitar la muerte de animales en estas carreteras, estos no tienen conciencia de la pérdida que causan al ecosistema”, enfatiza el profesional médico.

Por su parte,  Ricardo Murillo, docente de la Unillanos, y quien realizó una investigación del oso palmero en el Meta, señala que si la tendencia  de mortandad de osos hormigueros continúa como va, estos mamíferos   ya no serían catalogados como vulnerables, sino que  estarían en peligro crítico.

Sin embargo, advierte, que dicha afirmación no se puede tomar como certera  porque no hay un estudio nuevo que convalide que los osos hormigueros están en un grado de amenaza alto, por causa de la mortalidad en las vías.

“Esto no quiere decir que las carreteras vayan acabar con los osos”, reitera.

Otro de los  factores, que según el docente  causan la desaparición de los osos hormigueros, se relaciona con el uso de insecticidas en los cultivos. “El oso come insectos y cuando fumigan él se los come contaminados. Estos pesticidas ocasionan deformidad en las corneas de los mamíferos y su eventual muerte”, sostiene.

Así mismo, el docente coincide con el profesional médico de Cormacarena, en que la falta de conciencia y cultura vial en la carretera, son las casusas principales de tanto del atropellamiento  de osos como de otras especies que habitan en el ecosistema llanero.

Medidas anti atropellamiento de fauna silvestre vías del Meta

Una de las estrategias que implementa Cormacarena para reducir los índices de mortandad en las vías del Meta, es la Instalación  de  señales  viales  pro  fauna  silvestre.

De acuerdo con profesional médico de la corporación ambiental, las  señales viales verticales preventivas, color tablero verde y pictogramas de color negro ayudan a conductores y motociclistas a identificar las especies que hay en la zona.

Así mismo, refuerzos de señalización de advertencia. Alertar a los usuarios sobre los sitios críticos de pasos de fauna y la  reducción de velocidad, así como las señales con sensores de detención de fauna,  contribuyen a reducir los índices de muertes en fauna silvestre.