A raponazo y con cuchillo roban en Villavicencio

Las autoridades analizaron que para cometer hurtos a residencias se ha reducido la utilización de armas u objetos contundentes.

La capital del Meta avanza en su objetivo de disminuir las cifras de hurto en sus diferentes modalidades y mostró un progreso en el último año, respecto al anterior, al tener una variación del (-6%) en los casos de  hurto a personas, y a la vez, un alto número de capturas por este delito.

Según cifras del Centro de Estadísticas de la Policía Nacional, durante el año 2017 se registraron 4.440 hurtos a personas en Villavicencio, mientras que en el año inmediatamente anterior la cifra se redujo a 4.168 casos, lo que generó una diferencia de -272 hechos y una variación del 6% en este delito.

La modalidad más utilizada para cometer este delito en la ciudad fue el factor oportunidad, es decir cuando se le da el ‘papayazo’ al ladrón, que registró 1.143 casos en 2017 y 1.055 en 2018, seguido del atraco a mano armada con 2.127 hechos en 2017 y 1.837 en 2018. El raponazo, modalidad que más preocupa a las autoridades, ocupó el tercer lugar con 712 casos en 2017 y 678 en el año inmediatamente anterior.

 El cosquilleo, por otro lado, ha dejado de ser una de las modalidades más utilizadas por los delincuentes para despojar a los ciudadanos de sus pertenencias. En el año 2017 se registraron tan solo 134 casos en la ciudad, mientras que en el año 2018 la cifra apenas alcanzó 149 hechos.

Al observar las cifras en detalle, se tiene que el 80 % de los robos cometidos a personas en Villavicencio en los últimos dos años se realizaron sin armas. En 2017 se presentaron 1.904 casos, mientras que en el 2018 se registraron 1.720 casos, lo que se traduce en una diferencia del – 10 %.

Aunque los robos a personas se han perpetrado en su mayoría sin armas, la Policía señala que el uso de armas blancas aún persiste. En el 2017 1.240 personas fueron asaltadas con objetos cortopunzantes en la ciudad, mientras que en 2018 1.041 ciudadanos fueron despojados de sus pertenencias con este tipo de armas.

El uso de armas de fuego, aunque ha disminuido por parte de los delincuentes, sigue dentro de las estadísticas. Según las autoridades, 757 personas fueron intimidadas y robadas en 2017 mediante la utilización de estos objetos bélicos.  En el año 2018 fueron 656 los ciudadanos víctimas de robo a mano armada. La diferencia entre años fue del – 13% en la utilización de este objeto.

En el caso de los hurtos a residencia en la ciudad, las cifras también disminuyeron. De acuerdo con las autoridades, se pasó de 1.254 casos en 2017 a 1.208 en 2018, lo que representa una diferencia de -46 % y una reducción del – 4% en los hechos.

Para este caso, la modalidad más utilizada por los delincuentes fue el factor oportunidad, con el que se perpetraron 713 hurtos en 2017 y 643 en 2018. Esta modalidad de atraco tuvo una variación del -10 % en el último año según las estadísticas de la Policía Nacional.

Otra de las modalidades utilizada en la ciudad para cometer atracos a residencias, es el atracó, que también registró un descenso importante en los últimos dos años.

Las cifras de la Policía señalan que durante el 2017, 105 residencias fueron hurtadas en Villavicencio, mientras que en 2018 tan solo 55 viviendas del perímetro urbano fueron violentadas, lo que se traduce en una reducción de – 48 % de los casos.

Para cometer este delito, los delincuentes no utilizaron ningún tipo de arma. Según las estadísticas de la Policía, en 2017 se presentaron 520 hechos de este tipo. Para el año 2018 la cifra se redujo, se registraron 351 casos, lo que representa una variación del -33 % de los hechos ocurridos en la ciudad sin el empleo de un arma.

La utilización de objetos contundentes para cometer robos a viviendas también presentó una disminución. De acuerdo con las estadísticas, durante el año 2017 583 viviendas fueron hurtadas mediante la utilización de estos objetos, mientras que para el año 2018 la cifra se redujo a 521 casos, lo que se traduce en un -11 % de diferencia en los casos registrados en la capital del Meta en los últimos dos años.

Para ingresar a casas y apartamentos, los delincuentes también utilizaron armas blancas y armas de fuego. Sin embrago, las autoridades señalan que para cometer estos hurtos, se ha reducido en gran medida la utilización de estos objetos.  

El hurto al comercio también disminuyó en la ciudad en los últimos dos años, según las estadísticas entregadas por la Policía Metropolitana de Villavicencio, en 2017 se cometieron 480 hurtos a establecimientos comerciales de la ciudad mediante el factor oportunidad, mientras que en el año 2018 la cifra bajó a 424 casos, lo que representa una variación del -12 % en estos hechos.

Durante el 2018 también se cometieron 114 hurtos a establecimientos públicos mediante la modalidad atraco. La cifra en 2017 fue de 126 hechos. Para cometer estos delitos los delincuentes no utilizaron ningún tipo de arma en 601 casos que se reportaron para el 2017 en Villavicencio. La misma forma de robo se utilizó en el año 2018 en 585 de los hechos que se presentaron en la capital del Meta.

En 235 de los casos que se registraron en 2017 los delincuentes utilizaron objetos contundentes para acceder a establecimientos comerciales y hurtar. En 2018, fueron 135 los objetos contundentes utilizados para robar al comercio de la ciudad.

En el año inmediatamente anterior se realizaron 1. 274 capturas en la ciudad por el delito de hurto, de ellas, 1.109 fueron en fragancia y otras 165 por orden judicial. En 2017 fueron capturados 1632 ciudadanos