A reducir la basura

Algunos elementos arrojados a los basurales sean tóxicos y envenenen con el tiempo el suelo y el agua.

En cuatro municipios del Meta tuvo lugar la Jornada de Recolección de Residuos Posconsumo que aunque floja por la participación, sirvió para recordar la importancia de hacerlo.

Gracias a un trabajo articulado institucional, entre el martes ymiércoles de esta semana se desarrolló la Jornada Departamental de Recolección de Residuos Posconsumo en Villavicencio,Granada, Acacías y Puerto López.

Para la actividad se recibieron residuos considerados como posconsumo que realmente son los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES). Se recibieron baterías, elementos de cómputo, bombillas, pilas usadas, entre otros.

La basura es todo aquello considerado como desecho que se debe eliminar. basura es un producto de las actividades humanas al cual se le considera sin valor, repugnante e indeseable por lo cual normalmente se le incinera o se le coloca en lugares predestinados
para la recolección para ser canalizada a tiraderos o vertederos, rellenos sanitarios u otro lugar.

Lea también: Laboratorio con calidad superior en el Departamento

Normalmente, cuando se arroja algo que no sirve, va a parar al tarro de basura. Luego pasa el camión recolector, vacía el tarro y ya no vuelves a saber de ella. ¿Se acabó
el problema? ¿Desaparece la basura? ¡No, no lo creas! ¿Qué piensas que ocurre luego con ella?

Cada semana, nuestra basura termina en su mayor parte enterrada en grandes hoyos. Esto significa que extensas áreas de tierra quedan inutilizables; además, la descomposición de los materiales provoca enfermedades y emite desagradables olores.

Villavicencio, Puerto López, Granada y Acacías participaron de la actividad para recoger residuos reutilizables.

Sin duda que es importante que algunos materiales tengan la condición de no biodegradables, ya que permiten que construcciones y artefactos se mantengan intactos con el pasar del tiempo; sin embargo, cuando estos materiales ya no son necesarios es muy difícil deshacerse de ellos, debido a su condición. También puede ocurrir que algunos elementos arrojados a los basurales sean tóxicos y envenenen con el tiempo el suelo y el agua, como ocurre con el plomo y los compuestos que contienen las pilas o baterías.

Además, estamos produciendo tanta basura que en muchos lugares ya no hay lugar para enterrarla. También los basurales están ocupando lugares que se podrían usar para la agricultura, la ganadería o para conservar la naturaleza.

Debemos actuar con rapidez y reducir la cantidad de basura que producimos:
– Podemos reciclar (lo que significa volver a utilizar los materiales en lugar de tirarlos) y preciclar (lo que significa no comprar cosas que no pueden volver a utilizarse,
como envoltorios de plástico, por ejemplo).

Si reciclamos y preciclamos producimos mucho menos basura, y así contribuimos a mantener mejor nuestro planeta.
El compostaje es una buena solución en lo que se refiere a la basura orgánica (ver glosario). Se trata de un proceso que permite convertir los desperdicios vegetales
en material orgánico, del cual sale un producto llamado compost, que además de servir para la recuperación y el mejoramiento de los suelos, ayudaría a disminuir las inmensas cantidades de basura que a diario botan las personas.

En los últimos años se ha escuchado hablar más al respecto, en especial en algunas zonas rurales donde se han implementado campañas de compostaje y en la educación escolar, con la incorporación de nuevos planes de estudio donde se trata el problema del medio ambiente.

El compostaje consiste en la descomposición controlada de materiales orgánicos como frutas, verduras, podas, pasto, hojas, etc. por medio de un proceso biológico, donde interactúan microorganismos, oxígeno y factores ambientales tales como humedad y temperatura.

Le puede interesar leer: Posibilidades para carne llanera