AIM explicó retraso en obras que se ejecutan en Meta

Puente La Amistad, en la vía que comunica a los municipios de El Castillo y San Luis de Cubarral,

El director de la Agencia justificó el retraso en algunos casos a cambios al diseño original del proyecto, pero en otras al desinterés de los contratistas.

Julian Osorio, gerente de la Agencia para la Infraestructura del Meta (AIM), presentó el martes de esta semana ante la Asamblea, un informe sobre cómo avanzan algunas obras que se desarrollan, las cuales son financiadas con recursos del departamento y presentan retrasos o inconvenientes para su entrega, pese a que su tiempo de ejecución se cumplió.

En su exposición, el funcionario explicó, por ejemplo, que el puente La Amistad, sobre el río Ariari en la vía que comunica a El Castillo con Cubarral, el avance de la obra es apenas de un 30 por ciento, pero que se encuentra en armado del acero de los muros de la pila del eje tres y el acero de la dovela de arranque sobre el eje dos. 

“A la fecha se han fundido 19 pilotes de los 28 que conforman la cimentación del puente”, agregó.

El puente tendrá una longitud de 504 metros y contará con cuatro apoyos intermedios, dos carriles vehiculares, estribos en cada costado, un tablero con un ancho de once metros, andenes peatonales en ambos costados y dos carriles de circulación vehicular.

Sobre el mejoramiento de la pavimentación de la Trocha 7 entre Puerto Lleras y Fuentedeoro, Osorio señaló que esta obra, que tuvo una inversión de $29.000 millones, y que inició su ejecución en el año 2015, tiene un  avanza físico del  84,8 % y uno financiero del 89,5 %, pero aún así el proyecto se encuentra suspendido.

“En el año 2017 se presentó una ejecución muy baja por parte del contratista, lo que impidió que se terminara la obra. En el 2018 se hace un ejercicio de empalme para poder revisar el estado financiero del contrato. En este proceso nos demoramos unos seis meses”, explicó el gerente de la AIM.

Agregó que terminado este proceso, arrancó  de nuevo la ejecución de las obras, pero que infortunadamente el crudo que se utiliza para hacer la pavimentación de esta vía, y que es suministrado por Ecopetrol, no cumplió con las características para realizar este tipo de pavimentación, por lo que fue necesario realizar unos estudios que dieron como resultado el cambio de material, con el que se prevé terminar la pavimentación de 13 kilómetros que aún quedan por pavimentar en esta llamada Trocha 7.

“La base y la subbase de la estructura ya están instaladas. La idea es que este año la obra esté terminada. Si no se puede hacer  este ajuste antes de agosto, ante la secretaría técnica del OCAD, sería muy complicada la terminación de la obra para este año”, advirtió Osorio.

Para el caso de las obras que buscan mejorar la vía entre las veredas Santa Helena y Patio Bonito, en Granada, las cuales iniciaron en 2016 y tenían un tiempo de ejecución de nueve meses,  el gerente de la AIM explicó que los retrasos en esta obra se dan porque fue necesario hacer ajustes al diseño inicial del proyecto que se ejecutó en un 65 %, lo que modificó la vía y requirió de una adición presupuestal al contrato inicial.  

“Para culminar el 35 % que falta de la obra,  el gobierno departamental realizó una adición de $2.900 millones y está en ejecución la parte que no se ha intervenido. Esperamos que este año podamos tener un avance significativo en pavimento y a principios del año que viene tener las obras de señalización y del manejo de aguas lluvias”, señaló Osorio.  

Parque de memoria

Con respecto al parque de la memoria histórica que se construye en El Castillo, el cual inició su construcción el año 2015, el gerente de  la AIM dijo que la dificultad principal para culminar esta obra ha sido falta de interés del contratista.

“Hemos visto que el personal que se designa para trabajar en la obra y el material que se compra han sido muy pocos, lo que impide realizar los trabajos  en su totalidad. El proyecto de este parque son tres manzanas de las cuales dos ya están en un avance muy significativo. Ya hay espacio público ocupado por los pobladores de la zona. Sin embargo, falta la arborización, así como detalles del espacio público que aún no se han terminado”, detalló el directivo de la AIM.  

Y agregó: “En la tercera manzana está la casa de la memoria, pero esta infraestructura aún no está terminada. En este espacio hace falta además construir el espacio público, los bordillos, los andenes, los pisos. Esto es lo que falta para terminar de construir este parque. Actualmente iniciamos un proceso de incumplimiento contra el contratista, que en primera instancia se resolvió con una multa, por un valor de 15. 000 millones de pesos, con la que se busca conminar al contratista para que termine la obra”.

El último plazo para terminar esta obra vence a mitad de año. Si las obras no se ejecutan en el tiempo que quedó establecido, ya no habrá más prorrogas ni más espacios para el contratista. El paso a seguir, según Osorio, será la liquidación del contrato y la  aplicación de  las pólizas pertinentes al contratista.