Alcalde de Villavicencio respondió a las acusaciones que lo relacionan con supuestos sobornos de la ESE Departamental

Foto: Archivo Particular

El jueves de la semana pasada, dos días antes de las elecciones para Congreso, circularon audios de una audiencia judicial en los cuales supuestamente el mandatario de los villavicenses, Wilmar Babrosa Rozo, estaba comprometido con unos desprendibles de giros que se expusieron como evidencia durante la investigación y que corresponderían a sobornos por la compra de equipos médicos para la ESE Departamental Solución Salud, en el año 2015.

En la tarde de este martes, Wilmar Barbosa por primera vez se refirió al tema ante la opinión pública y dijo que no se había pronunciado antes por “el respeto que como alcalde de Villavicencio debo tener frente al proceso electoral”.

Enfatizó en que los audios que circularon por las diferentes redes sociales y algunos medios de comunicación nacionales, fueron usados “de manera perversa” para que él apareciera como uno de los beneficiarios de una supuesta repartición de dineros, provenientes de un contrato que está siendo investigado por la Fiscalía General de la Nación.

El Alcalde agregó que no tuvo relación laboral, contractual y política alguna con el gobierno departamental de la época y manifestó que “aunque se menciona mi nombre es una suposición derivada del hecho que en algunos documentos aparece la letra ‘W’, en una lista de supuestos beneficiarios de giros no existiendo evidencia o prueba física alguna, que indique se trata del suscrito Wilmar Barbosa”.

Reiteró que no ha recibido dinero alguno del contrato que está siendo investigado por las autoridades o del contratista o de ninguna otra persona. “Desde antes de poner mi nombre al servicio de la comunidad y la sociedad he tenido como imperativo no incurrir en prácticas o maniobras irregulares o ilegales tanto por acción como por omisión razón por la cual reitero mi absoluta inocencia frente a esas menciones”, puntualizó Barbosa Rozo.

Finalmente dijo que respeta y confía en la justicia colombiana.