Antes del 20 de diciembre, la vía al Llano podría estar funcionando las 24 horas

Foto: tomada de El Espectador

Tras una reunión que se efectuó este martes en la mañana en la ciudad de Bogotá, el Puesto de Mando Unificado (PMU) tomó la decisión de no habilitar la vía al Llano en su totalidad, por tres factores que inciden en la seguridad de los usuarios del corredor vial.

El primer lugar las obras del tablestacado (tubos hincados con láminas metálicas), presentan retrasos y, además, no está listo el muro de contención que protegería a los usuarios en caso de alguna caída de roca o desprendimiento de material de lo alto de la montaña en el km 58.

El presidente de la Veeduría de la Vía al Llano, Giovanny Angulo, anunció que para transitar en horas de la noche es necesario de luz artificial que permita una visibilidad tanto para los conductores, cómo para los vigías. El suministro de la energía estará a cargo de Codensa, que  ya están adelantando las gestiones para la instalación y funcionamiento de la iluminación.

Otro de los aspectos es un documento que debe entregar la Agencia Nacional de Infraestructura ANI. Se trata de un estudio técnico que determine el nivel de riesgo en que se encuentra la zona inestable del kilómetro 58, para levantar el Puesto de Mando Unificado, debido a que la emergencia ya fue superada.

Los gremios del Meta han catalogado la demora en la reapertura como una «tomadura de pelo», teniendo en cuenta que no hay fecha clara y sobretodo que se aproxima la temporada de fin de año.