Arroceros inconformes

Los arroceros piensan que se debe dejar claro el destino de los apoyos económicos que irán al incentivo de la producción.

Medidas adoptadas por el Gobierno Nacional no sonsuficientes, dicen los cultivadores, porque no hay claridad frente a los destinos de los recursos de apoyo financiero.

 El Gobierno Nacional destinó, a través del Ministerio de Agricultura, $11.000 millones para el incentivo al almacenamiento de arroz en los Llanos Orientales, con los que se busca apalancar 65.000 hectáreas del cereal.

También anunció un incentivo de $29.000 millones por cada tonelada de arroz que se almacene mensualmente, por un máximo de tres meses, y a su vez abrió una línea especial de crédito dirigida al almacenamiento de arroz con tasa subsidiada para la cosecha del segundo semestre, la cual tendrá seis meses de plazo y se podrá financiar el 100% de los costos asociados al almacenamiento de arroz.

Sin embargo y pese a estas medidas, Miller Ortiz, miembro del Comité de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) en Villavicencio, señaló que el gremio se siente inconforme, ya que no hay claridad sobre la destinación de estos recursos.

“El Gobierno señaló que destinará $11.0000 millones, de los $22.100 millones que se destinaron para la comercialización, almacenamiento y coberturas de precios de diversos productos agropecuarios, producidos en la región de los Llanos, para atender el sector arrocero afectado por el cierre de la carretera Bogotá Villavicencio, pero aún no se sabe si estos recursos van para los agricultores o para la industria, además tampoco nos han informado si esos recursos son solo para los Llanos o para otras regiones del país”, expuso el dirigente gremial.

Ortiz también advirtió que ese dinero alcanzará para seis meses, tiempo que se prevé esté cerrada la carretera entre Villavicencio y Bogotá, pero ahora el anuncio de que serán 18 meses, la situación se vuelve más compleja.

Agregó que en reunión con la gobernadora del Meta, Marcela Amaya, el gerente por el Meta de la vía al Llano, Juan Alfonso Latorre, y cerca de cinco molinos de la región, se evaluó la situación del gremio ante la cosecha del segundo semestre, y se evidenció que si a los molinos no se les brinda un incentivo de $33.000 por tonelada de Arroz Paddy Verde comprada, ellos tendrán que obligatoriamente bajar el precio del cereal.

“Lo que se les quita en sobreprecio para sacar la cosecha de Villavicencio hacia Bogotá nos lo tendrán que quitar a los agricultores”, advirtió el dirigente gremial.

Así mismo, dijo que por ahora el gremio no se ha visto afectado con el cierre de la vía al Llano, porque hasta el momento solo ha salido del Ariari un ocho por ciento de la cosecha del segundo semestre, donde hay sembradas unas 61.000 hectáreas, que sumadas a las 132.000 que se sembraron entre Casanare y Guaviare, representan unas 200.000 hectáreas, cifra que supera las 178.000 hectáreas que esperaba tener sembradas Fedearroz en el primer semestre del año, y que recomendó no superar.

“Las hectáreas de arroz cosechadas en los Llanos se superó, pero la cosecha no se verá afectada por la sobreproducción de arroz, porque, primero, los inventarios vienen muy bajos y segundo, se puede bajar un poco la producción porque hubo demora en la fertilización debido a los cierres de la vía”, señaló el dirigente gremial al tiempo que señaló que se aspira a cortar 5, 3 toneladas por hectárea, pero que ante una posible crisis se pueden bajar a cinco toneladas, por lo que dejarían de ganar 12.300 millones de pesos en total.

Almacenamiento

En ese contexto, el dirigente gremial dijo que se está buscando que los agricultores de los Llanos usen la planta de Pachaquiaro para almacenar, teniendo en cuenta que esa planta tiene capacidad para almacenar 16.000 toneladas de arroz.

El dirigente gremial también recordó que un 40 por ciento de la recolección de arroz sale hacia la capital del país, pero que por ahora, y teniendo en cuenta la baja en los inventarios, el arroz se está comercializando en las cadenas.

Así mismo, señaló que la molinería está muy preocupada para el recibo de la cosecha que se avecina, porque en diciembre vence el plazo para sacar los molinos de arroz de la zona urbana de Villavicencio, hacia las zonas industriales, como lo ordena el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

“El miedo de ellos, es el miedo de nosotros los agricultores”, anotó el dirigente gremial.

Y agregó: “estamos tratando de buscar una cita con el Alcalde, Wilmar Barbosa, para ver si amplía el plazo a los molinos, porque qué va hacer la molinería cuando les implementen el POT, y los obliguen desocupar el aérea urbana de Villavicencio en diciembre.

 

Incentivan consumo interno

 Debido al cierre indefinido de la vía al Llano, la Gobernación del Meta a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, en articulación con la Alcaldía de Villavicencio y la organización cooperativa MercaOrinoquia, impulsa una estrategia para promover el consumo de productos locales de la región metense, así lo confirmó Nelson Ontibon, gerente de Agroindustria del departamento.

“Este próximo 2 de agosto estaremos desde muy temprano en la plaza Los Libertadores de Villavicencio, promocionando nuestro gran mercado campesino regional, ‘Llanero compra llanero’, a partir de las 6:00 de la mañana”, indicó el funcionario.

Esta iniciativa agrícola e industrial tiene como objetivo acercar al ciudadano metense con la economía rural, así mismo evitar la intermediación y lograr que el pequeño y mediano productor puedan realizar sus ventas de forma directa con el consumidor.

Adicionalmente, el Gerente de Agroindustria, precisó que se realizarán alrededor de 15 mercados campesinos en Villavicencio, bajo el marco de esta estrategia del Gobierno departamental y municipal. Para esta ocasión, se vincularán cerca de 100 productores agrícolas, provenientes de la región del Ariari que comercializarán productos de la canasta familiar como carnes, huevos, pescados, huevos, frutas, verduras, lácteos, miel de abejas, entre otros.

“Con esta actividad queremos fortalecernos como región y más ahora con la crisis que estamos viviendo relacionada con el cierre de la vía Bogotá -Villavicencio. Seguirle demostrado a la otra medida Colombia que nosotros somos y seremos la despensa agrícola del país y que la mayor producción está en nuestro departamento con una variedad de productos de calidad”, dijo Ontibon.

Finalmente, extendió una invitación a todos los ciudadanos metenses a que se unan a esta estrategia y compren los productos para apoyar los mercados campesinos.

Publicidad