Mujer atrapada por creciente del río Guayuriba, fue rescatada por la Fuerza Aérea

María Luisa Castro, una mujer de la tercera edad, estuvo atrapada en  la finca La Vega, ubicada en la vereda La Concepción, en el sector de La Cuncia en Villavicencio, por casi cuatro semanas, ante la creciente del río Guayuriba, el cual arrasó con las redes eléctricas de la zona,  y dejó sin comunicación a esta población.

“El río llevaba 20 días que se desbordó, y ahorita, el viernes, se volvió a desbordar, entonces llevábamos 23 días atrapados. Donde vivíamos había luz, pero como los postas se cayeron, no había cómo llamar. Yo tengo un nieto, y nuestro señor le dio valor al niño, y él dijo: “yo tengo que ir a saber de mi abuelita”.  Y,  él se le metió al río, para sacar mi celular y cargarlo afuera, él volvió y cruzó, pero casi se ahoga”, relató, María Luisa, tras ser rescatada por la Fuerza Aérea.

Una vez el personal de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos y los Organismos de Socorro dieron aviso al Centro Nacional de Recuperación de Personal (CNRP), el Comando Aéreo de Combate No.2, desplegó de manera inmediata, una misión de búsqueda y salvamento sobre el área.

“Nos dirigimos a La Cuncia de acuerdo a información de la Policía donde se encontraba aislada una señora Mayor de edad, realizamos un rescate aterrizado, para lograr sacarla del punto en se encontraba, por motivo de que el río Guayaría había sufrido una creciente y tenía esta persona aislada” aseguró, Alba Steek, técnico tercero de la Fuerza Aérea.

Identificada la ubicación de María, al lugar, llegó el helicóptero Black Hawk UH-60 de la Fuerza Aérea Colombiana, que inició el descenso sin contratiempos para que los rescatistas lograrán subirla al helicóptero y brindarle los primeros auxilios mientras retornaban hasta la Base Aérea Capitán Luis Francisco Gómez Niño donde la esperaba su yerno.

“En una pronta reacción la tripulación llego al área, los bomberos les indicaron por medio de señas el sitio de extracción, ubicamos a la señora, y la evacuamos sin novedad especial. Hoy la señora María Luisa puede decir que un ángel de metal le salvo la vida” puntualizó, Guio Patiño, Capitán de la Fuerza Aérea Colombiana.