Así podrá detectar el veneno ‘invisible’ del trago

El metanol, materia prima con la que se fabrica esta clase de bebida adulterada, es altamente dañina, tóxica e inflamable.

La intoxicación con metanol puede producir ceguera temporal o permanente. Los fabricantes de este tipo de licores lo hacen sin ningún escrúpulo en contra de la salud de sus compradores.

Por esta época, las fiestas, reuniones sociales y encuentros familiares se multiplican, dichos agasajos, que generalmente van acompañados de licor. Sin embargo, la Policía recomienda, como siempre, estar alerta pues mientras usted disfruta, bandas organizadas se encargan de fabricar, distribuir y comercializar licor adulterado.

La Secretaría de Salud Departamental, la Gerencia de Rentas de la Secretaría de Hacienda del Meta y la Sijin departamental hacen un llamado a la comunidad para tener precaución a la hora de comprar y consumir licor. Las bebidas adulteradas pueden poner en riesgo su salud y su vida.

Periódico del Meta le cuenta cómo identificar las botellas de trago adulteradas, y qué hacer en caso de haber ingerido estas bebidas.
El intendente Wilmer Roldán, perito de licores de la SIjín de la Policía Meta aseguró que los licores más adulterados en el departamento son el Aguardiente Llanero, Aguardiente Antioqueño, wisky Old Parr y Ron Viejo de Caldas.
Ante esta problemática, el intendente dio un paso a paso, para que todos los consumidores sepan identificar si se trata de una botella legítima, o no.

Aguardiente Llanero

En primera instancia, hay que identificar las partes de las botellas, estas se componen por tapa, precinto y cuello de la botella (figura 1)

Los precintos (tira delgada que está entre la tapa y el cuello) deben tener dos cortes, pataleos y verticales, los cortes no deben llegar hasta las otras dos partes que componen la cabeza de la botella (figura 2).

El precinto de seguridad del Aguardiente Llanero es dorado, muchas veces, los tragos ilícitos vienen en ese mismo color, o la cambian a verde o blanco.

Luego, hay que revisar el contenido de la botella, para el caso del aguardiente, cuya botella es transparente, se debe girar, con cuidado, evitando que el contenido haga burbujas. Al darle la vuelta, se evidencian algunas partículas o pelusas, generalmente tornasol. (figura 3)

Las etiquetas también se deben revisar, éstas deben tener un ligero brillante. (figura 4)

En cuanto al wisky Odl Parr, el cuello y la tapa son un solo cuerpo, por lo tanto, si se hace presión en la mitad, la botella no debe por qué intentar abrirse, o alcanza a verse una franja, generalmente dorada, de lo contrario se trata de licor adulterado. (Figura 5)

 

Síntomas

El consumo de este ‘veneno’, se manifiesta en los 30 minutos posteriores a la ingesta y muchas veces los síntomas pueden ser confundidos con el estado de embriaguez normal.

Para el Psicólogo Clínico Jhonatan Irreño de la clínica Nuestra Señora de la Paz, estas bebidas contaminadas llegan sin filtro al estómago, y luego al torrente sanguíneo y por eso se presentan factores diferenciales al de estar en estado de alicoramiento, entre ellos dolor de cabeza intenso, visión borrosa, centelleo, agresividad e impulsividad, temprana, dilatación de las pupilas, perdida del equilibrio y/o traumatismos respiratorios, corazón lento (bradicardia), incluso, hay pacientes que presentan convulsiones y dolores abdominales severos. La intoxicación de este tipo, es una urgencia vital.

¿Qué hacer?

Esta sustancia dañina perdura en el cuerpo durante 72 horas, tiempo de vital importancia para salvar la vida y evitar complicaciones. En primera instancia, si sospecha haber consumido licor adulterado (metanol), deben intentar consumir licor de buena calidad (etanol), este contrarresta, parcialmente, los efectos devastadores del alcohol impuro en la sangre; luego de esto, de inmediato se debe dirigir a un centro asistencial para ser valorado por un especialista.

Ya en el hospital, los médicos determinan la gravedad de la intoxicación con metanol, y ejecutan el tratamiento a seguir adecuando a los protocolos, este va desde un lavado gástrico, diálisis, hasta un coma inducido.

Recomendaciones

Heydi Villalba, gerente de Rentas del Meta, invitó a los metenses a comprar en sitios confiables y de reconocimiento comercial, para evitar pasar malas experiencias que poner en riesgo la salud. A demás aseguró que durante todo el mes se adelantarán operativos en los 29 municipios, para evitar la comercialización y proliferación de las bebidas adulteradas.

Por su parte, el intendente Roldan invita a la ciudadanía a comprar en almacenes de cadena o en licoreras reconocidas y a expedir de compra. Puntualiza enfáticamente en NO comprar licor a vendedores ambulantes o callejeros o evitar comprar bebidas embriagantes en promociones.

Adicional a esto, se solicita, a los consumidores y los comercializadores de licor, destruir etiquetas, tapas de las botellas, incluso invita a destruir las botellas. “Los traficantes compran la botella con etiqueta y sólo fabrican la tapa el cuello y el precinto, si se destruye la botella se la vamos a poner más difícil”, indicó Roldán.

Las botellas de licor que han sido incautadas, están a disposición de la Unidad de Rentas de la Secretaria departamental de Hacienda, quienes en presencia del Ministerio Público harán la debida destrucción.

Para el psicólogo Irreño, muchas veces el consumo de bebidas adulteradas no responde no sólo a engaños, es decir, muchas veces quienes consumen licor adulterado, lo hacen con conocimiento de causa, ya sea por buscar aceptación social, o por saciar su necesidad de consumo, está última es muy recurrente en pacientes con alcoholismo severo.