lunes, 26 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Lunes 9 y 0

Así puede estar en un remate judicial


Así puede estar en un remate judicial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Como en subastas de película, se manejan los remates judiciales en Villavicencio. Con un martillo el juez escoge al mejor postor, aunque muchos de estas pasan inadvertidos.

Luissa Fernanda Pérez

El sueño de cualquier persona es tener vivienda propia y buena parte de los ciudadanos trabaja buscando la forma de pagar su casa.

El valor de un apartamento sobrepasa los $300 millones y pese a que existen subsidios que pueden mitigar el valor que se adquiera, aún no es suficiente para que sea complejo a acceder una deuda de este precio.

Sin embargo, hay una alternativa que se mantiene en la clandestinidad de los juzgados, de la que pocos hablan y a su vez, a la que pocos tienen acceso. Se trata de los remates judiciales.

Según el abogado Ricardo Andrés, explica que quienes tuvieron deudas con entidades públicas o privadas, que por diferentes circunstancias no pudieron cancelar se pone como condición una limitación, la cual impide que esas propiedades sean hipotecadas y vendidas para ser subastadas.

“Por ejemplo si usted tiene una casa, no va a poder hacer arreglos en los que necesite sacar permisos o licencias, ni tampoco se a poder vender, es como si el predio estuviese congelado en el tiempo, no se puede hacer nada con él, lo mismo pasa con un vehículo”, aseguró.

En caso de que él o la deudora no pague, se procede a rematar esos bienes y se publican dentro de los autos que saca el juzgado que lleva a cargo el proceso.

“Ahí viene la primera complicación, ¿yo cómo sé a quién le están haciendo un proceso de embargo? Porque las personas desconocen quiénes están alrededor de la rama judicial, cuantas están endeudadas y a cuántas tienen procesos ejecutivos”.

En otro de los casos, se pasan edictos, en los que la responsabilidad de publicarlos recae sobre la persona interesada en realizar el remate de su predio.

“En este caso el juzgado pide que esto se haga por medio de un periódico de amplia circulación nacional o que sea por aviso; este se publica en las carteleras que tiene la rama judicial, posterior a eso se establece el día, la hora y el lugar. Las personas se dirigen hasta allá y empieza la subasta”, explicó el abogado.

Lizeth Valero, abogada de propiedad privada, explica que desde las oficinas de los juzgados se puede solicitar la lista de los remates, de la fecha en la que pretenda buscar una propiedad.

“La persona puede solicitar la lista de los remates en los juzgados civiles o de circuito, o si están detrás de una casa y la persona tiene conocimiento de que esta en remate, se dirigen al juzgado, solicita información del inmueble y consignan el valor del bien en una cuenta del banco agrario suministrada por el juzgado, ahí se establece la fecha de audiencia y se realiza este procedimiento a puerta cerrada”, indicó Valero.

El valor de la propiedad se determina según el valor de la deuda, es decir que si esta tiene un valor de $100.000 millones y el deudor cuenta con un carro y una casa avaluados en $200.000 millones, la propiedad se empieza rematar a partir del valor de la deuda para asegurar subsanarla, en caso de acabar la subasta con un valor mas elevado del acordado, se le devuelve al deudor.

En las páginas web de los bancos también es posible acceder a estos remates, ya que las entidades como Banco Bogotá, Banco Agrario, Davivienda, Colpatria y Banco Popular. Este proceso ejecutivo es mayormente solicitado a causa de que las personas dejan de pagar la cuota de la vivienda que la persona saca a crédito.

Para acceder a la subasta de la propiedad, se debe consignar el 40% del valor del remate, el juez es quien decidirá la persona que se queda con el predio dependiendo de lo que se ofrezca y la oferta mas alta es la ganadora, a la persona que no gane la subasta se le volverá el dinero. Quien se quede con el predio deberá consignar en los siguientes cinco días, el 60% restante.

Cabe aclarar que detrás de los remates, se esconde un monopolio que muchas veces no permite el acceso a los bienes o predios que se encuentran en remate, sin embargo, no sobra averiguar por su cuenta que provecho puede sacar de ello.

Finalmente, es importante realizar este tipo de procesos asesorados de un abogado en propiedad privada o en inmuebles para cerciorarse de que estos estén saneados y no tengan algún tipo de problema judicial.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales