Atentos, así están estafando por TikTok

tik-tok

Este servicio de redes sociales con más de 1.000 mil millones de usuarios, se ha convertido en el punto blanco para los ciberdelincuentes.

Al igual que ocurre con cualquier rincón de internet, las redes sociales no están exentas de estafas. Twitter, Facebook o Instagram llevan años siendo un amplio blanco en el que los ciberdelincuentes lanzan sus redes a diario y nunca se van con las manos vacías.

Le interesa leer: Redes sociales, arma contra la salud mental

TikTok se ha convertido en escenario de lucrativas estafas en las que internautas anónimos se hacen pasar por famosos y recudan miles de dólares en regalos y donaciones de sus fans más inocentes.

La táctica que utilizan estos estafadores no tiene mucha complicación: el estafador o la estafadora toma un vídeo en directo realizado por un famoso, ya sea en la misma red social o en otra y lo reproduce en un canal propio en el que finge ser esa persona y pide donaciones a sus seguidores.

“Son muy ingeniosos y muy hábiles”, cuenta en una entrevista con la Efe el experto en ciberseguridad Satnam Narang, quien trabaja como ingeniero de seguridad para la firma Tenable y es el responsable de la investigación que ha desenmascarado este tipo de estafas.

Lea: Redes sociales

Para lucrarse de estos engaños, los delincuentes piden regalos virtuales que luego canjean por dinero real siguiendo la política de TikTok.

Solicitar este tipo de regalos en bastante habitual entre los tiktokers, por lo que estas estafas no levantan excesiva sospecha. La diferencia es que cuando se trata de un famoso de verdad ofrece a sus usuarios acceso privilegiado, como por ejemplo una conversación privada o participar en vivo en el vídeo que se está retransmitiendo.

Famosos como la cantante Billie Eilish, el actor Dwayne Johnson y la influente Charli D’Amelio son los más utilizados para hacer este tipo de estafas.

Los estafadores también usan los vídeos robados y la atención que generan para promocionar productos de procedencia dudosa y enlaces a sitios web de citas para adultos, otras dos fuentes de ingresos, con las que aumentan sus ganancias.