miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Aún está lejos el último vuelo del DC-3


Aún está lejos el último vuelo del DC-3 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Aunque solo hay uno sobrevolando el Llano por estos días, próximamente se incorporará otro que permanece en reparación.

Por Lina Herrera / Especial Periódico del Meta

La carga está lista, el piloto ha hecho peso y balance, se enciende el motor y la torre de control autoriza para ir hasta la pista e iniciar despegue. Mientras la aeronave carretea, a cientos de kilómetros de distancia, en uno de los rincones más recónditos de la Amazonia, un grupo de personas espera ansiosa la llegada del Douglas HK-1315, el único avión DC-3 que, desde hace año y medio, opera con la misión de conectar a comunidades alejadas de la vida urbana.

Este ejemplar hace parte de la empresa Aerolíneas del Llano (ALLAS), quienes, pese al temor generado hacia la aeronave por las emergencias protagonizadas en años anteriores, no desistieron en seguir con su operación y mantener el vuelo del DC-3.

El HK-1315 permanece en el aire durante casi toda la semana, tomando un día de descanso para su mantenimiento. Cubre rutas como: Villavicencio (Meta) – Taraira (Vaupés); Taraira – La Pedrera (Amazonas), Villavicencio – Barrancominas (Guainía); Barrancominas – Puerto Inírida (Guainía); Puerto Inírida – San Felipe (Guainía), siendo este último, junto a La Pedrera, los municipios más difíciles de acceder mediate otro tipo de transporte que no sea aéreo o fluvial.

Uno de sus dos pilotos al mando es el capitán Claudio Petro, quien lleva ocho años a bordo de la cabina, para el profesional, el DC-3 es fundamental para el sostenimiento de pequeños municipios: “Son sitios que no tienen carreteras. La Pedrera se conecta con Leticia por río y la lancha tarda aproximadamente un mes en llegar, San Felipe es una travesía para que se conecte con Inírida, el DC-3 ha sido vital para su gente”, manifestó.

No hay un contenido especifico para lo que transporta el DC-3, en más de 80 años ha llevado tanto personas como animales vacunos y porcinos. Actualmente, Colombia es el único país en Latinoamérica en donde el DC-3 transporta personas y carga al mismo tiempo. Una remesa que se mantiene tras el paso de las décadas es el de alimentos y medicamentos esenciales para suplir las necesidades de distintas poblaciones.

También se hacen envíos de celulares, maquinaria pesada u objetos de celebración de fechas especiales como tortas de quince años o ramos de flores que llegan intactos a su destino.

Varias aeronaves han intentado acercarse a la capacidad del Douglas, más no logran llegar a cumplir con su potencialidad, manteniendo a este en la posición de ser irremplazable.

“Es difícil que otro avión lo pueda reemplazar. Tanto por su versatilidad, por la capacidad de poder aterrizar en campos no preparados, por su volumen de carga, no veo otro avión que se adapte a las características del DC-3. Aspiro a que el DC-3 tenga unos 10 o 15 años más de trabajo”, aseguró el aviador.

Se tiene la creencia de que el DC-3 está desapareciendo debido a los constantes accidentes, sin embargo, la verdadera causa está totalmente alejada de esto. Al ser una aeronave tan antigua, son difíciles de encontrar las piezas esenciales para su mantenimiento, las disponibles se encuentran en Estados Unidos, por ende, se elevan los costos al traerlas. Según el capitán Petro, se le suma tanto al DC-3 como a nivel general, el precio de combustible, ya que se ha convertido en un gran obstáculo: “En el 2020 pasó de 10.000 pesos a costar $24.000 por galón. Ese costo se tiene que trasladar a la persona que contrate el avión, entonces hace que se aumente el flete a los pueblos: el pasaje de las personas y la carga”.

El compañero del HK-1315

En el hangar de ALLAS, otro DC-3 se encuentra en mantenimiento y próximo a alzar vuelo. Se trata del HK-3215, ejemplar al cual se le han cambiado piezas y reparado motores y hélice.

Se espera que al finalizar abril ya esté completa su reparación y más adelante entraría a la fase de documentación y revisión por parte de aeronavegabilidad. “La fecha estimada de inicio de operaciones se encuentra entre el 5 y 10 de mayo, cubriendo las mismas rutas que el DC-3 que funciona actualmente”, informó el capitán.

Al emprender vuelo esta aeronave, el HK-1315 entraría a mantenimiento por corto tiempo, ya que no se encuentra en mal estado. Al salir de este proceso, se tiene la expectativa de que pueda volar al mismo tiempo que el otro modelo y cubrir las mismas rutas.

La ausencia más larga en vuelos que ha tenido el DC-3, ha sido de un mes, durante ese tiempo los habitantes de todos los destinos a los que debía llegar padecieron angustia. Al volver a aterrizar en aquellas rusticas pistas, tanto la aeronave como

sus pilotos fueron recibidos con los brazos abiertos y el anhelo de que no demoren ni falten de nuevo. Especialmente para estas comunidades, el Douglas DC-3 debe ser inmortal.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales