Avanzan obras de mitigación

La fuerte ola invernal del segundo semestre del año ha generado afectaciones en viviendas construidas cerca a rondas de caños, además de socavar las bases de puentes, andenes y líneas de acueducto de la ciudad.

A raíz de dichos inconvenientes y otros como la afectación de siete casas en el barrio Brisas de la Esperanza, el Gobierno municipal ha realizado obras para contrarrestar los efectos presentados en estos sectores, protegiendo taludes y estabilizando todos los cauces fluviales en barrios y veredas.

Lea también: EAAV avanza en obras

En consecuencia, la Oficina de Gestión del Riesgo Municipal ha intervenido estas zonas en condición de riesgo, utilizando como protección 138 metros lineales de gavión recubiertos en concreto para un total de 940 metros cúbicos en Caño Buque, para poder conservar las riberas de los caños.

Otra de las obras importantes que se encuentra en ejecución es la que está ubicada en la vereda Buenos Aires  en el sector de Caño Tigre, donde un deslizamiento se llevó la  carretera afectando a los residentes de la comunidad, la intervención oportuna de la maquinaria del municipio  y la remoción en masa de material ha permitido la estabilización de caño tigre y  el avance de los trabajos para la construcción de un pontón (puente), para el buen desarrollo de las actividades de las actividades cotidianas.

Según informo el jefe esta dependencia, Carlos Alberto Vaca, en Brisas del Buque se socavaron los cimientos del puente que comunica al sector de Montearroyo, lo que obligó a atender de manera inmediata con estructuras de gaviones recubiertas en concreto, garantizando así la movilidad de los habitantes del sector; así como la recuperación de andenes socavados y líneas de acueducto afectadas  por las fuertes lluvias.

También por el invierno en el trayecto de ascenso  a la  vereda La Cumbre,  aumentó la caída de agua, generando deslizamientos de material, taponamiento de tuberías y desprendimiento de árboles por lo menos en cinco sectores  a lo largo de la vía, causando daños en esta; por lo que las obras construidas en este tramo se basaron en el manejo y estabilización de aguas y para ello se construyeron 890 metros cúbicos en gaviones recubiertos disipadores y canales que tienen como función disminuir la energía y velocidad en la caída del líquido.

Según el funcionario, el propósito de estas obras es proteger taludes y cauces de las riberas de ríos.

“Es importante recordarles a las personas que no se deben ubicar en las rondas de caños o ríos, ya que con el tiempo esto genera socavaciones, provocando inestabilidad y afectaciones a las riberas de los mismos”, dijo Carlos Vaca.

-Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta y en YouTube Periódico del Meta