Cautela de congresistas llaneros al proponer alternativas a la reforma tributaria

Las alternativas a la reforma tributaria apenas se están pensando al interior de los partidos.

Con cautela y a la espera de que avance el trámite en el Congreso, se mostraron los parlamentarios llaneros a la hora de proponer alternativas diferentes a la reforma tributaria para que el Estado busque recursos, diferentes al aumento de impuestos. 

Los argumentos en contra abundan, pero es necesario pensar, entonces, en soluciones que permitan, de todas maneras, que el Estado pueda solventar el enorme gasto social que va a dejar la pandemia.

Periódico del Meta consultó a los representantes, en especial los que se han mostrado en contra de la propuesta, para preguntarles sobre esas opciones que tendría el Gobierno Nacional para recaudar nuevos recursos.  A la hora de proponer alternativas, el discurso cambia y son pocos los que se atreven a plantear de fondo opciones reales.

Maritza Martínez dijo que el Partido de La U ha fijado una postura muy crítica frente a texto original y no la apoyara «mientras se mantengan las normas que trae el proyecto porque esas propuestas están afectando a la clase media, a los pensionados, a las pequeñas empresas y a los que tienen ingresos bajos de $2,5 millones».

«Vamos a esperar las comisiones económicas para que se haga la transformación (al texto) y que paguen tributos los que más tienen y no se afecte a la clase asalariada. Dependemos de un trámite muy extenso para que llegue finalmente a las plenarias que es donde tendremos la oportunidad de fijar una posición como partido si se acompaña o no la reforma tributaria, pero manteniendo el actual texto no lo haremos», reiteró la senadora Martínez.

Aunque en en medio del ruido que causó la radicación de la reforma tributaria muchos muchos han dicho que deberían rebajarse los sueldos de los congresistas, magistrados  y en general la burocracia del Estado, algunos dicen que en el fondo esta propuesta no generaría un ahorro importante.

Alejandro Vega, representante del Meta por el partido Liberal, explicó que eso es viable, pero no sirve: «bajar sueldos no sirve porque no tapará el hueco fiscal, por el contrario golpea a la meritocracia en el sector público. Admito que es un tema espinoso porque el Congreso no goza de buena reputación, pero si no se tuvieran unos salarios acordes con sus responsabilidades y se desestimula ese ingreso, seguro no habría personas idóneas.

El representante dijo, sin embargo, que estaría de acuerdo en que los sueldos no siguieran subiendo, que se congelaran en las actuales circunstancias, pero en general sería una medida que no tendría impacto en las finanzas del país «y no solucionaría nada».

En cambio, Alejandro Vega coincidió con su colega, Jaime Rodríguez Contreras, representante del Meta por Cambio Radical, en que se necesitan reforzar a la DIAN para que haga más efectivo el control en al evasión de impuestos.

Rodríguez, quien también aseguró que se sentará con su bancada para crear propuestas alternativas a la actual propuesta de reforma tributaria, manifestó que se necesita fortalecer las estrategias para detectar a los evasores y castigarlos, pero además eliminar tantas exenciones del actual sistema tributario.

«Primero, se deben eliminar muchas exenciones, descuentos y beneficios tributarios. Según los estudios, representa cerca de 80 billones de pesos. Segundo, fortalecer a la DIAN con herramientas tecnológicas para evitar la evasión y la elusión», puntualizó Rodríguez Contreras.

Los que apoyan, con peros 

La también representante por el Meta, Jennifer Arias, del Centro Democrático, fijo su postura diciendo que la «Reforma Solidaridad Sostenible del Gobierno» es fundamental para lograr paliar los efectos de la pandemia, fortaleciendo de manera especial a las poblaciones más vulnerables.

«Está bien que más personas declaren, pero no deben pagar renta quienes ganan menos de $ 50 millones al año. Para los primeros segmentos la tarifa debe ser simbólica. Revisaremos la gradualidad de los años 2023 en adelante. A los productores de alimentos se les debe mantener en la categoría de exentos de IVA, para que les sigan devolviendo lo pagado en la cadena y así protegerlos de la competencia internacional y a los consumidores de aumentos de precios», dijo la congresistas llanera, quien compartió un comunicado del Centro democrático donde fija la posición del partido.

Añadió que, de acuerdo a la posición oficial del CD, el programa de ingreso solidario revierte tendencia de pobreza y nos conduce a superar la miseria, la gratuidad en universidad pública universal para estratos 1, 2 y 3, se excluye del pago de IVA a 4 millones de hogares y el proyecto contiene un enorme incentivo a la generación de empleo joven, mayor y de mujeres.

Finalmente el senador Jhonatan Tamayo (‘Manguito’), manifestó en sus redes sociales lo siguiente frente a la reforma:

«1. No tocar el IVA que afecte sectores vulnerables. 2. fortaleceremos nuestros productores de alimentos 3. Debemos mantener la sobre-taza a los bancos 4. impuesto para las pensiones de más de 15 millones de pesos (sic)», escribió el senador elegido por ASI.