“Cierre indefino de la vía al llano es un atropello”: Gobernadora del Meta

Tanto la Gobernadora del departamento del Meta, Marcela Amaya García‏, como el Alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, expresaron este jueves su rechazo y oposición a la medida del Gobierno Nacional que, de forma preventiva, ordenó el cierre de la vía al llano por cuenta del “inminente riesgo” de desplome de un tramo del puente de Chirajara, que colapsó el pasado 15 de enero, en hechos que dejaron nueve obreros muertos.

De acuerdo con la gobernadora, se trata de una “determinación inconsulta” que atenta contra los intereses de los llaneros y “lesiona gravemente” la economía de la región. En esa línea, elevó un llamado al Ministerio de Transporte para establecer un diálogo directo que “impida que la región sea nuevamente aislada”.

“Entendemos que ante esta contingencia la prioridad sea preservar la vida de usuarios de la vía y trabajadores. Sin embargo, de manera categórica rechazamos la decisión de las autoridades nacionales de cerrar indefinitivamente la vía al llano”, indicó Amaya.

A su turno, el alcalde de Villavicencio calificó el cierre como “desproporcionado” y criticó al Gobierno por adoptar determinaciones sin consultar a las autoridades locales, de cara a acordar medidas “apropiadas y con menores implicaciones” para la región.

“Somos conscientes de la gravedad de los hechos que rodean el de por sí trágico derrumbamiento del puente de Chirajara y de la necesidad de adoptar medidas tendientes a la protección de la integridad física y la vida de los ciudadanos que transitan la vía, lo cual debe ser prioritario, pero ello debe obedecer a un análisis que involucre diferentes variables como las consecuencias que sobre la economía de la región genera la medida que consideramos desproporcionada y sobre ello, en consulta con las autoridades locales, tomar las determinaciones más apropiadas con las menores implicaciones”, expresó Barbosa.

El mandatario invitó a los ciudadanos que transitan la vía a “tener paciencia y comprensión” frente a una medida que no dudó en calificar como “drástica”. Barbosa aseguró además que el cierre no puede ser indefinido teniendo en cuenta las “tremendas afectaciones” en materia económica y social.

“Debe tener un plazo, unos tiempos precisos, un plan de contingencia y una solución adoptada responsablemente por el Gobierno Nacional que se nos debe dar a conocer de inmediato”, manifestó el Alcalde de la capital del Meta.