Cimarrón llanero para el Grammy

El conjunto llanero ha pisado importantes escenarios internacionales en busca de mostrar la cultura llanera renovada

La agrupación de música llanera contemporánea trabaja por la proyección internacional de la música llanera y por el desarrollo de una identidad para el joropo

Cimarrón es una agrupación de música llanera que se ha consolidado desde hace 20 años en escenarios internacionales, llevando consigo la fusión de nuevos ritmos del joropo
y un show de zapateo criollo. La cantante Ana Vaydó y el maestro Carlos ‘Cuco’ Rojas, arpista y director del grupo junto a sus siete músicos de cabecera, han presentado su música en más de 530 escenarios de 38 países en 5 continentes del mundo.

En este momento la agrupación se encuentra dando la vuelta al mundo promocionando su más reciente álbum ‘Orinoco’, el cuarto en la lista. Gracias a él, hoy están nominados
al Grammy Latino 2019 en la categoría como mejor álbum folclórico, segundo en la lista. En el año 2005 fueron nominados a los premios Grammy anglo para la música tradicional colombiana y obtuvieron primer triunfo del joropo en los Independent Music Awards de Nueva York en el año 2012.

“En este momento estamos viviendo y disfrutando a fondo lo que ha sido nuestro álbum Orinoco, es una condensación de lo que ha sido nuestra exploración y el trabajo de
estos últimos 15 años. Cada día buscaremos más espacios para mostrar la propuesta de Cimarrón y para crear nuevos públicos para el joropo” comentó la vocalista del grupo, Ana Vaydó.

Lea también: Villavicencio se alista para Encuentro Departamental de Culturas Urbanas

Para ellos, la experiencia de llevar la música por el mundo se convirtió en un importante factor de crecimiento profesional y de universalidad. Canciones como auténtica llanera, la tonada de la palomita, caballo viejo y penitas de mi corazón, son algunas de las canciones que el público empieza a reconocer y a ser escuchadas con gusto. Especialmente penitas, la cual tiene un toque muy criollo en su sonoridad.

Su próximas tres giras con el nuevo álbum serán por varias ciudades del Reino Unido. Allí retomarán un trabajo que venían realizando anteriormente con la famosa arpista Catrin Finch. Entre enero y febrero del 2020, se realizará la cuarta gira de conciertos con la artista para terminar en Europa.

El zapateo del bailador hace parte del show de Cimarrón

El director del grupo llanero define el estilo de Cimarrón como música tradicional contemporánea, ya que parten de una tradición de la música de Los Llanos colombo –
venezolanos. Orinoco recoge todo lo que ha sido su exploración pionera en este campo en donde han desarrollado nuevas estructuras para la música llanera, diferentes al golpe y
el pasaje tradicional.

“hemos sido la primera banda en presentar este género en el mundo. Colombia se reconoce por la cumbia y los ritmos caribeños. Por lo tanto, ha sido una tarea que hemos llevado en el hombro por veinte años, presentando por primera vez el joropo en espacios donde nunca donde jamás han escuchado este género, creando nuevos públicos” expresó el maestro Cuco.

Así mismo, se convirtieron en la primera agrupación que incluye percusiones dentro del conjunto como parte esencial e identificativa del grupo. instrumentos como el cajón
peruano y la tambora afrocolombiana. Como también, adoptan entre ellos elementos sonoros tradicionales como el cacho de venado, las maracas y el sordo brasilero.

“Cuando se asume mostrar una visión distinta a la que otros artistas presentan, se encuentran en ocasiones ciertas resistencias, especialmente por un sector que lleva profundamente adentro de su espíritu hacia la música llanera tradicional que conocemos y qué tiene la visión de que deberíamos seguir haciendo lo mismo” dijo Vaydó.

El álbum Orinoco es denominado por ellos como la banda sonora del espectáculo llanero, desde las improvisaciones libres hasta elaboraciones mucho más contemporáneas
a partir de la misma tradición llanera. Reincorpora sonidos autóctonos de los llanos orientales con toques de flamencas e incluso con electrónica.

Para el grupo llanero, el Cimarrón actual no es el de hace veinte años, el protagonismo de los músicos también es clave para el desarrollo del espectáculo, pasaron de estar todos sentados a estar de pie, para presentar la música de diferente manera. “empezamos primero siendo una banda común y corriente como cualquiera de la región. Luego, tuvimos la necesidad de potenciarnos, fue cuando incluimos las percusiones y el zapateado, más o menos en el año 2007” manifestó Veydó.

El zapateado del bailador sin pareja hace parte de la innovación que presenta la agrupación, adaptándolo en la sonoridad interior de Cimarrón. Entre tanto, uno de los aspectos destacables es el proceso paulatino en los cambios de formato estético y melódico, renovando y explorando nuevas propuestas.

“estamos muy orgullosos de haber creado muchos elementos y patrones rítmicos del joropo qué se hace hoy día en Colombia. Vemos que algunas bandas van asimilando
de alguna forma esta exploración. Este ha sido un proceso histórico para nosotros. Sin embargo, para Cimarrón lo mejor está por venir” dijo Carlos Rojas.

Como grupo buscan la diversión de ellos en el escenario y del público que los escucha, mostrando lo mejor de la cultura llanera. Como también, consideran que los tropiezos hacen parte del camino. Pero, que hay que comenzar a trabajar todos los días sin importar esos obstáculos.

Le interesa también leer; Obras en el kilómetro 58 de la vía Bogotá- Villavicencio, avanzan a buen ritmo