Clínica Martha, más que ‘una virosis’

Los trabajadores de la Clínica Martha exigen el pago de la totalidad de la deuda que tiene el centro asistencial

Por: Yéssica Salgado

La situación de esta, uno de las principales centros asistenciales de Villavicencio, sigue siendo complicada y no parece haber una solución pronta de manera definitiva.

Desde el primero de mayo del año anterior, justo para el Día Internacional del Trabajo, la Clínica Martha tuvo que cerrar el área de urgencias, dejando sin atención a más de 100 pacientes diarios que acudían a este centro asistencial.


Los factores que conllevaron a esta determinación, según lo expresado por fuentes de la clínica, fueron la cesación absoluta de pagos por parte del 95% de los deudores (EPS y aseguradoras), renuncia masiva del talento humano, profesional especializado y técnico, con la imposibilidad de restablecimiento de la planta debido a la demora en pagos.


La situación generó una nueva estocada a la salud del Meta. El Hospital Departamental de Villavicencio, principal centro hospitalario de la Orinoquia, sufrió el daño colateral: una sobreocupación que supera el 250 % de su capacidad, pues la Clínica dejó de atender a unos 5.000 pacientes, que fueron remitidos al centro médico.


Hoy, después de 12 meses, la Clínica Martha permanece cerrada y unas 100 camas de la Unidad de Cuidados Intensivos, y urgencias, que son prioritarias para la atención médica en la región, permanecen sin uso.


En diálogo con Periódico del Meta Humberto Torres, gerente de este importante centro médico, habló de la situación actual que afronta:
“El déficit que tiene la Clínica en este momento es bastante grande, y por eso estamos buscando los recursos que nos permitan cumplir no solo los compromisos salariales y contractuales que tiene el centro médico, sino a los proveedores”, explicó.


El funcionario señaló, además, que por el cierre de la clínica se dejaron de facturar muchos servicios, generando un “despiste” en los balances, motivo por el cual, la entidad tendrá que anular algunas facturas del año anterior, refacturar, y a su vez, “hacer cola para que paguen las mismas”. La situación podría agudizar más la crisis que afronta la Clínica.


Aunque Torres no entregó cifras oficiales sobre el déficit que tiene la clínica en este momento, por considerarlo contraproducente, dijo que este ha aumentado considerablemente, porque pese a no prestar el servicio, mes a mes hay un gasto grande que se incrementa.


El directivo también señaló, que a la fecha la clínica tiene paga la nómina de sus colaboradores hasta el mes de septiembre del año anterior. Y negó categóricamente que se deban salarios de meses anteriores como lo aseguran los miembros del sindicato.


“Es falso que se deban sueldos de varios meses. Los pagos realizados hasta el momento ascienden a 1.000 millones de pesos. Tenemos las constancias de lo que se ha cancelado y con los recursos que tenemos en el momento, planeamos el pago de dos quincenas más, quedando a paz y salvo hasta octubre, quedarían pendientes por pagar los meses de noviembre y diciembre, y algunos saldos del año inmediatamente anterior, pero los trabajadores del sindicato no han querido recibir los pagos”, asegura Torres.


El gerente de la entidad admite que a pesar de estos inconvenientes, y la huelga que adelantan los trabajadores del centro médico, que completa 130 días, la clínica ha hecho el esfuerzo de pagar los compromisos salariales que tiene pendientes, pero aún así falta por liquidar la seguridad social y la salud de los trabajadores, para poner al día la nómina.


Con respecto a las deudas que tiene la entidad, el gerente reiteró que son por concepto salarial y con los proveedores, aunque se limitó nuevamente a entregar la cifra por considerar que afectaría al centro asistencial. Así mismo, aseguró, que la clínica no tiene créditos bancarios con ninguna entidad.


En el momento las EPS que le deben saldos importantes a la Clínica Martha son: Salucoop (accionista mayoritario de la entidad), Cafesalud y Medimás. Las aseguradoras también le deben montos elevados a la clínica, pero Torres dice que la conciliación con ellos ha llegado a buen término, pues han realizado algunos abonos, que han permitido realizar el pago de salarios.


¿Qué se necesita la Clínica para reabrir?
El gerente de la Martha dice que para reabrir la unidad funcional de urgencias, y poner en funcionamiento la UCI, lo primero que se tiene que hacer es levantar el paro de los trabajadores, pues de 120 colaboradores que están en huelga, 90 están en desacuerdo con el paro que inició el sindicato hace más de 130 días.


“El sindicato ha ejercido una presión sobre estos trabajadores. No queremos enfrentamientos entre las directivas de la clínica y los trabajadores, por ende seguimos dialogando y hacemos énfasis en que está es la solución más idónea para la problemática que afronta la clínica”, indicó Torres.


Como segunda medida, el gerente de la entidad dice que tendría que hacer unos acuerdos de pago con los proveedores, que son esenciales para el funcionamiento de la entidad. Sin embargo, reiteró, que la mayor dificultad para concretar dichos acuerdos, es el paro.

¿Qué dice el Sindicato?

Frente a estas declaraciones, Lenis Lozano, uno de los voceros del Sindicato Nacional de la Salud y Seguridad Social (Sindess), indicó que el paro no se levantará porque la Clínica les debe salarios de 12 meses, con recargos, vacaciones, cesantías y seguridad social al 70 % de los trabajadores.

“Nos hicieron el pago de dos quincenas el 20 de diciembre, y el 28 del mismo mes se pagaron otras cinco quincenas. A octubre de 2018 nos adeudaban 2.200 millones de pesos”, aseveró Lozano.

El vocero de Sindess dijo, además, que aunque el centro médico señaló que ha hecho lo posible por cancelar la nómina, hasta el momento el sindicato no ha llegado algún acuerdo con la Clínica porque las directivas no tienen voluntad de hacerlo. “Nos hemos entendido con la doctora Ángela María Echeverry, agente liquidadora de Salucoop, socio mayoritario de la Clínica. Los acuerdos de pagos y demás se han hecho con ella, no con las directivas de la Clínica”.

El vocero también señaló que, pese a que la clínica está cerrada desde hace 12 meses, se cancelaron 58 contratos a personal de planta y cinco a OPS.

Son 49 integrantes del sindicato los que realizan huelga afuera de la parte administrativa de la Clínica, completan cuatro meses de protesta, en los cuales se turnan para cumplir sus turnos y evitar que el centro médico quede sin atención.

Por ahora, las peticiones del sindicato se centran específicamente en el pago de los salarios pendientes.


“Necesitamos que nos paguen los 12 meses de salarios que nos deben, las cesantías, prestaciones, vacaciones y demás”, concluyó el vocero de Sindess.