Con huella dactilar entregarán elementos de protección a trabajadores

Considerando que hasta el 1 de junio de 2017 las pequeñas, medianas y grandes empresas en Colombia deben tener implementado su sistema de riesgos laborales, la compañía INSSA ha desarrollado una tecnología de vanguardia basada en la telemetría y biometría para que las dispensadoras automáticas se encarguen de suministrar los elementos de dotación en organizaciones del sector minero, hidrocarburos, metalmecánico, manufacturero, hospitalario y en clínicas, entre otras, y de esta manera tener un mayor control a la hora de rendir cuentas a los entes de regulación estatal y ante sus empleados en caso de asuntos legales.

 

Inicialmente el plazo vencía el  31 de enero de este año según lo estipulado en el Decreto 1072 de 2015. Pero con el nuevo Decreto 52 de 2017, expedido el 12 de enero, las empresas tendrán más tiempo para alinearse con la normativa, por lo que podrían implementar tecnología que además contribuya mejorar sus costos operativos.

 

Cerca de 9 mil empresas en Colombia serán reguladas con la normativa. De acuerdo al anuncio de  la directora de Riesgos Laborales del Ministerio del Trabajo, Letty Rosmira Leal Maldonado, las organizaciones que no cumplan con la normatividad serán “sancionadas con multas hasta de 1.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes. En caso de reincidencia de tales conductas o por incumplimiento de los correctivos que deban adoptarse, se podrá suspender actividades hasta por un término de 120 días o el cierre definitivo de la empresa”

 

Entre los aspectos que destaca el Decreto 1072 de 2015 en materia de control y prevención “todas las empresas deben guardar por 20 años los documentos y registros de la entrega de dotación a los empleados, cuya conservación puede ser digital o física, situación que resulta bastante engorrosa de archivar. 

 

Por eso desarrollamos una solución para que las dispensadoras automáticas sean las encargadas de entregar controladamente los elementos de protección. 

Mediante la identificación dactilar, se valida al trabajador y se le entrega exclusivamente los elementos asignados para su trabajo, indicó Javier Ossa, Gerente de INSSA. 

 

La entrega automática de suministros EAS

Es bastante dispendioso para una empresa de 50, 500 o 5000 empleados mantener el registro de la entrega de la dotación por 20 años y mas.  

 

Basado en el uso de múltiples lenguajes de programación y la configuración de dispositivos biométricos, la compañía INSSA adapta una nueva tecnología a sus dispensadoras automáticas y desarrolla la poderosa herramienta EAS, considerada de mayor eficiencia en el mercado para este propósito.

 

Cabe destacar que EAS además consigue la disminución del despilfarro, disminuye los tiempos improductivos por desplazamiento y garantiza el suministro las 24 horas.

 

¿Cómo funciona EAS?

El trabajador se acerca a la dispensadora, pone su huella en un lector biométrico y selecciona el producto que requiere acorde con su trabajo.  La dispensadora le proporciona el elemento en tan solo 10 segundos y deja registro digital que define el nombre y la cédula del trabajador, la fecha y la hora del retiro y el nombre y código del producto.  Todo ello se envía a una cuenta en la nube que puede ser consultada en cualquier momento. 

 

En conclusión, podemos decir que EAS llegó al mercado para ofrecer una solución a las necesidades de seguridad laboral que se tienen  en las empresas.