Contaminación ambiental por falla en la estación Chichimene de Ecopetrol en Acacías

Esta imagen circuló en sobre el incidente en Chichimene, y muestra el momento en que los técnicos trabajan en proteger las aguas.

Usuarios de redes sociales alertaron desde el sábado en la tarde de la posible contaminación que produjo una falla en la tea que provocó que esta se apagara y generara una aspersión de fluido aceitoso, con lo que se contaminó una parte de un caño cercano.

La tea es una torre que, a manera de antorcha, es visible en los campos de producción y su rol principal es manejar en forma segura y controlada los gases que generará la operación de un complejo de hidrocarburos. De ahí la importancia de que esta siempre permanezca encendida.

Respecto al incidente, Ecopetrol hasta el domingo en la tarde, en un comunicado, confirmó el suceso aunque dijo que ya estaba controlado, pero admitió que la falla y la aspersión del líquido alcanzó a afectar el Caño Laureles.

Le puede interesar Exigencias de transportadores a Ecopetrol

«Ecopetrol informa que controló el incidente que se presentó ayer (el sábado) en la estación Chichimene, en jurisdicción de Acacías, Meta, por cuenta de la falla de un equipo que ocasionó el apagado de la tea y la aspersión, por unos minutos, de un fluido aceitoso en el área de las teas de dicha estación. Las fuertes lluvias de ayer (sábado) hicieron que una pequeña porción llegara hasta un área inundable cercana al Caño Laureles (San Isidro de Chichimene), lo que obligó a activar el plan de contingencia e intervenir inmediatamente esa zona», explicó la estatal petrolera en el comunicado oficial.

Las fuentes de la empresa dijeron que los técnicos apagaron la totalidad de los pozos que llegan a la estación Chichimene, delimitaron el área y, de forma preventiva, instalaron barreras de control en el caño y en la zona inundable de canales cercanos.

Las protestas no se hicieron esperar porque, de acuerdo a defensores del medio ambiente y trabajadores de la empresa, sí se alcanzaron a contaminar las aguas del caño en un evento en el que se hubiera podido reaccionar más oportunamente, dijo uno de los activistas consultados. Vecinos cercanos a la vereda también reclamaron por el fuerte olor a gas que permaneció en el ambiente por varias horas.

No obstante, Ecopetrol dijo que actuó de acuerdo a los protocolos dispuestos para estos casos y se activaron inmediatamente las cuadrillas de atención de eventos ambientales. Para el domingo en la tarde, las labores de limpieza tienen un avance de 85% gracias a la participación oportuna de personal directo y empresas aliadas. «Se estima cerrar la atención de esta contingencia lo más pronto posible, en virtud de las condiciones climáticas que persistan en el área».

Algunas personas en las redes sociales, que aseguraron haber trabajado con la compañía en la estación de Chichimene, dijeron que tal vez se debió a un error humano, pues hay maneras de advertir con anterioridad de este tipo de fallas y defendieron a Ecopetrol porque tiene un esquema para reaccionar e impedir mayores afectaciones a medio ambiente, como en este caso. En tal sentido, la estatal petrolera aseguró que adelanta las investigaciones pertinentes para determinar las causas de este evento con el objeto de tomar las medidas preventivas necesarias y evitar que situaciones como la ocurrida se vuelvan a presentar.

En el comunicado, la empresa sostuvo que mantendrá los trabajos y equipos necesarios para evitar eventual afectación ambiental. «Así mismo, se notificó a las autoridades ambientales y gubernamentales; a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastre (Ungrd) y al Comité Municipal de Gestión de Riesgo y Secretaria de Salud de Acacías. Luego de la revisión técnica del proceso y realizadas las acciones correctivas en relación con el evento en la Estación Chichimene, se inició la normalización de la operación».