Coviandina rechazó cuestionamientos de Harman por escuela de Pipiral

La escuela Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Pipiral, necesita ser reubicada.

Las discordias entre la Alcaldía de Villavicencio y la concesionaria Vial Coviandina no terminan.

Solo dos días después de que el mandatario local de la capital del Meta, Felipe Harman,  señalara por segunda vez la supuesta irresponsabilidad de la concesión para reubicar la escuela de Pipiral, esta concesionaria se pronunció. 

Lea este contexto: Estos son los problemas que existen para reubicar la escuela de Pipiral

Y es que el pasado lunes, Harman dijo en sus redes sociales que Coviandina quiere ‘hacerle conejo’ a la ciudad con la construcción de una nueva sede educativa de la Escuela Nuestra Señora del Carmen.

La concesionara vial rechazó el pronunciamiento del alcalde y a través de un comunicado de prensa, en la tarde de este miércoles, aseguró que dichas acusaciones no corresponden a la realidad de la situación y las tachó de ser infundadas.

Coviandina, señala que, desde el año 2016 ha impulsado actuaciones y acercamientos para la construcción de la nueva sede y que: “en estas sesiones, que iniciaron en la administración anterior al alcalde Felipe Harman, la Alcaldía de Villavicencio asumió el compromiso de comprar el predio en el que Coviandina construiría el nuevo colegio. A pesar de este compromiso, en 2019 la Alcaldía de Villavicencio informó a Coviandina que no contaba con los recursos para la compra del inmueble”, señala inicialmente el comunicado.

Sin embargo el mandatario local insistió en que “nosotros firmamos un convenio y Coviandina lo ha incumplido de forma cabal e irresponsable. Ahora sale con que va a consignar, en una fiduciaria, unos cuantos pesos sin cumplir con su obligación ambiental. Esta escuela la termina construyendo como con tres obras de peajes, y, sin embargo, hoy podemos decir que no le ha cumplido a Villavicencio y que sigue haciendo ‘conejo’ el señor Sarmiento Angulo con su concesionaria al país”.

Dada esta situación, las dos partes firmaron un nuevo convenio en septiembre de 2021, en el que la administración Municipal se comprometería a la adquisición del predio para relocalizar la institución rural.

Sin embargo, la actual administración, sin informar a Coviandina, “remitió una solicitud a la ANLA y la ANI para que obliguen a la Concesionaria a trasladar los dineros de la adquisición del predio a las arcas de la Alcaldía de Villavicencio. Una clara violación a lo pactado, pues en el convenio se estableció que los recursos para la compra del predio serían consignados directamente al propietario”, dice la concesionaria

Adicionalmente, “al revisar los avalúos presentados por la Alcaldía para la compra del predio, Coviandina evidenció inconsistencias, por lo que solicitó un nuevo avalúo por un tercero experto. Entre los hallazgos, se encontró que el avalúo de la Administración Municipal incrementó en un 25% el valor del predio”.

En medio de los desacuerdos e inconsistencias, la concesionaria vial indicó mantener su compromiso de aportar los recursos para el traslado de la escuela.

Sin embargo “considera que los recursos para la compra y desarrollo del proyecto deben ser depositados en una cuenta cuya administración esté vigilada por la Junta de Acción Comunal de Pipiral, a través de su presidente. Con esto se garantiza que los recursos sean efectivamente invertidos en la construcción de una nueva sede educativa para los niños, niñas y jóvenes del sector”, concluye el comunicado.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta