D’ Raza: joropo e investigación

El mapping es la utilización de proyectores de vídeo para desplegar una animación. Esta es una de las técnicas usadas por D’Raza en la que los bailarines asemejan siluetas que parecen danzar sobre un atardecer llanero. Novedosa puesta en escena.

Esta agrupación se ha dedicado a abrir espacios de reflexión, desde los cuales han salido varios de los espectáculos que hoy tienen montados

D’ Raza es un proyecto que nació en Villavicencio en febrero del año 2017. Iniciativa a través de la cual se buscan materializar inquietudes, preguntas e ideas alrededor de la llaneridad, y a su vez dar lugar a los procesos creativos que al final se trasforman en obras y espectáculos, con la necesidad permanente de reinventarse.

“Siempre he tenido una iniciativa grande y una inquietud con la creación escénica; con el hecho de inventar, interpretar la danza, el joropo, el movimiento del sonido, siempre he estado muy inquieto”, explica Álvaro Rico, fundador y coordinador del grupo.

El enfoque de D´ Raza está orientado en interdisciplinar varias  áreas artísticas, para articular y desarrollar un lenguaje a través del cual todo sea un solo hacer, teniendo como eje central la danza: “nuestro fuerte y enfoque más amplio es la danza, todo lo musical, escénico o por donde sea que pasemos esta rotundamente enfocado al baile”, aseguró el coordinador.

“Nosotros hacemos espectáculos según la inquietudes y necesidades que tengamos, podemos hacer desde un show que tiene un espectáculo de enfoque de animación, y busca ser complaciente con el público, hasta un show de baile que generalmente tiene mucha habilidad, color, energía”, expresó Rico.

Investigación

Otro de los campos en los cuales interviene este proyecto es en la investigación creativa, un espacio totalmente académico donde abordan temáticas del contexto cultural y artístico para responder las inquietudes del artista, donde el resultado final siempre va a ser una obra que enmarque una reflexión acerca del tema.

Cuando el proyecto inició, según Álvaro, lo conformaban alrededor de 20 personas, sin embargo para ese entonces no tenían intención alguna de abrir un proyecto de escuela como el que se decidieron abrir este año, donde aproximadamente participan 70 personas y día a día va sumando más integrantes.

“Recientemente estamos terminando una gira de funciones con un programa en la ciudad de Bogotá que se llama ‘Cultura en Común’ en coordinación con Idartes, nosotros asistimos a un convocatoria y nos aceptaron esta temporada de cuatro funciones con ‘Versátil’ nuestro espectáculo”, cuenta el gestor cultural.

‘Versátil’, es un espectáculo músico artístico, que desarrollaron seis artistas donde todos son interdisciplinares, los seis bailan, los seis cantan, y los seis tocan instrumentos. La función dura 40 minutos, y se desarrolla en medio de distintas situaciones y diálogo entre el sonido y el movimiento. Espectáculo donde se encuentra presente la simbología de la tradición que para este grupo sustenta la esencia.

Actualmente D’Raza lleva en marcha una nueva investigación con nuevos cuestionamientos que tardará más o menos dos meses para llevarse al campo, y a su vez trabaja en la gestión para financiar todo el proceso creativo, como lo hizo con la obra ‘Concierto en Seis Cuartos para Zapateo’, que duró ocho meses de trabajo inicial.

 

La importancia de recrear

Para Álvaro Rico, la importancia de recrear las tradiciones a partir de nuevos espacios da el valor de decir cuál es el sentido y la orientación que lleva el proyecto, como lo que los hace ser particulares en medio de tanta diversidad.

“La razón más bonita, no son precisamente los shows, sino el laboratorio porque a través de eso nosotros podemos proponer una funcionalidad distinta para la danza y el arte de hacer joropo” expresó.

Aunque por otra parte, no niegan que también hacen espectáculos y shows; ya que de alguna manera es importante entrar en el campo comercial y estos son la manera más directa de tocarle la emoción a la gente, además de ser rentable.

“La orientación y el sentido mas interesante por el que nació D’ Raza, es para decir que somos más que eso, no para congelar en el tiempo unas costumbres o el reflejo de una realidad anterior, sino también hacer parte activa de esa tradición”.

“Un ejemplo es lo que ocurre con el show de siluetas, es un contraste de luz que ponemos de fondo con un degrade entre naranja y rojo con la temática del atardecer llanero, donde cada uno de los integrantes bailan vestidos de negro, entonces se presenta un efecto de sombra muy interesante, pero que sigue representando la llaneridad y lo que somos en la región, a pesar de hacer mapping y utilizar otras técnicas”.