Deforestación, reto máximo para el Meta

Las talas de árboles en zonas selváticas del departamento afectan la flora y la fauna, y aun peor, las reservas de agua.

Por: Yessica Salgado

Pese a medidas como la ‘Burbuja Ambiental’, el fenómeno parece superar capacidad del Estado.

El Meta perdió 33.000 hectáreas de bosque el año pasado a causa de la praderización, los cultivos ilícitos, la expansión de la infraestructura, los incendios forestales, la extracción de minerales ilícitos y la ganadería extensiva.

Este aumento en la tasa de deforestación, del 44 % en comparación con el 2016, donde según lo reportado por el Ideam se habían perdido 22.925 hectáreas, es un revés en las metas ambientales de la región.

Con estas cifras será difícil reducir a cero la deforestación en la Orinoquia para 2019 y disminuir, para ese mismo año, la tasa de pérdida de bosque.

La implementación de la estrategia ‘Burbuja Forestal Ambiental’, impulsada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) en diferentes zonas del país y conformada hace más de 18 meses en el Meta, busca contrarrestar ese fenómeno de deforestación que se registra y que, para los expertos, traerá consecuencias que aún no alcanzamos a dimensionar.

A la fecha, según datos de la Policía del Meta, se han registrado 46 capturas por aprovechamiento ilícito de los recursos naturales y otras 15 por daño a los recursos naturales.

Adicional a ello, este año se han incautado 929 especímenes de flora silvestre, 914 ejemplares de fauna silvestre, 4.233 animales, 6.872 kilos de carne y ocho unidades de maquinaria pesada, utilizada en minería ilegal.

Frente a los controles que realiza la Policía en carreteras del Meta, para romper las redes del tráfico de animales silvestres, convertida en otra fuente de financiación de grupos ilegales, el balance es positivo. En lo que va corrido del 2018 se han realizado 239 controles al tráfico ilegal de fauna silvestre e igual número de procedimientos para tráfico ilegal de flora.

Así mismo, se han efectuado 238 procedimientos tendientes a evitar la minería ilegal en varios municipios del Meta, y 235 controles para evitar el abigeato, y a su vez, el sacrificio ilegal de animales.

No obstante, la Policía del Meta ha realizado en lo corrido del año 413 campañas de sensibilización ambiental en los municipios de La Macarena, Mapiripán, Mesetas, Uribe, Cubarral, Puerto López, entre otros, donde las tasas de deforestación siguen en aumento.
Por su parte, la Fiscalía reportó que en lo que va corrido del 2018 ha capturado a 80 personas en Villavicencio por delitos contra el medio ambiente que incluyen deforestación, tala indiscriminada e incendios forestales, entre otros.

Así mismo, 10 personas más fueron capturadas en Puerto Lleras por tala indiscriminada.
En Puerto López, han sido 12 los capturados por daño a los recursos naturales. Y en municipios como Acacías, Cumaral, El Castillo, Granada, Guamal, Mesetas, Puerto Gaitán y San Martín respectivamente, las capturas no superan los cinco individuos.
Según la Fiscalía, esto obedece a la presencia de las autoridades ambientales que cada día articulan más esfuerzos para evitar que avance la deforestación en áreas protegidas, así como la expansión de cultivos ilegales y la ganadería.

Para Beltsy Barrera, directora de Cormacarena, aunque la deforestación en municipios como La Macarena, que hoy registra 3.576 hectáreas más deforestadas; y Mapiripán, Uribe, Vista Hermosa y Puerto Rico, ubicados en el sur del Meta, son los que más concentran índices de deforestación por la praderización, los cultivos ilícitos, la expansión de la infraestructura, los incendios forestales, la extracción de minerales ilícitos y la ganadería extensiva.

Para la funcionaria, la implementación de la estrategia ‘Burbuja Forestal Ambiental’, ha permitido no solo disminuir los delitos ambientales en estas zonas del sur del departamento, sino la articulación de diferentes entidades en beneficio de la naturaleza y frenar la deforestación que avanzan en la región.

“Por ahora estamos en un trabajo de poder señalar dónde están los mayores puntos de deforestación en el Meta. Y articuladamente con las entidades trabajar para superar los daños ambientales que se presentan en estas zonas”, dijo la directora de Cormacarena.
De acuerdo con datos de la corporación ambiental, en el último mes se han logrado importantes resultados en los municipio de Puerto Rico, Puerto López y Puerto Gaitán. En este último se lograron incautar 100 metros cúbicos de madera que eran transportados en 20 camiones. Adicional a ello, se logró la captura de dos personas.

Así mismo en articulación con la Fiscalía, el Ejército y la Fuerza Aérea se adelantan otras investigaciones en los municipios de Mapiripán, La Macarena y Mesetas, municipios que presentan un alto índice de deforestación.