Delincuentes acosan a los encuestadores

Algunos de los encuestadores del Sisbén han decidido trabajar sin el chaleco y la gorra para no hacerse visibles ante los ladrones.

Un equipo conformado por 129 personas fue destinado para realizar el proceso de recolección y reporte de la información suministrada por los beneficiarios del Sisbén en el municipio de Villavicencio, el cual fue dotado con 125 Dispositivos Móviles de Captura (DMC), los cuales almacenan los datos de los encuestados.

Estos aparatos se han convertido en el botín de los ladrones en distintos sectores de la
ciudad, afectando el trabajo que beneficia a las poblaciones más vulnerables.

En total, son seis los contratistas que han sido despojados de los equipos, pero dos de estos no fueron hurtados del todo, ante la rápida reacción de la Policía y la propia comunidad, quienes han cooperado para evitar que estos hechos continúen, evitando que los ladrones consumaran el delito.

Lea también:Puerto Gaitán actualiza el Sisbén para depurarlo

Uno de los cuatro equipos hurtados fue en el barrio Santa Helena, otros dos, en El Jordán, en el que uno de los encuestadores presentó secuelas, ya que fue amenazado con un cuchillo en el tórax. El caso más reciente fue hace una semana en el sector Villa del Sol, donde los delincuentes ingresaron a una de las viviendas que estaban siendo encuestadas, y abordaron al funcionario en medio de la encuesta.

“La persecución para las personas que realizan esta actualización del Sisbén III al IV en la ciudad, es constante, a tal punto que familias han tenido que ocultar en sus viviendas a funcionarios para evitar que estos sean atracados, pues como manifiestan habitantes de los diferentes sectores, ya les tienen echado el ojo. Incluso una encuestadora denunció haber sido perseguida por cuatro hombres, pero ante la presencia oportuna de una patrulla de la Policía, se evitó un nuevo hurto”, dijo una persona cercana al proceso de actualización.

Ante las advertencias de las comunidades, algunos contratistas han decidido realizar sus funciones sin la gorra, el chaleco y escarapela correspondientes, para evitar ser víctimas de la delincuencia. El acompañamiento de la Policía ha sido fundamental, pero no es suficiente por el amplio número de funcionarios en distintos lugares de Villavicencio.

Además del hurto a los DMC, en el sector de La Nohora, el pasado 8 de agosto mientras cuatro grupos de trabajo realizaban el proceso de actualización, se presentó el robo de dos Pulsar 200, las cuales habían sido guardadas en el colegio, y pertenecían a un supervisor y un encuestador, estos llevaron sus motocicletas ante la falta de garantía de transporte en el trabajo que ejecutan con el Sisbén.

Las denuncias correspondientes ante los hechos anteriormente mencionados ya han sido presentadas, pero aún no hay capturados.

Actualmente se ha encuestado el 14,16% del área urbana y el 26, 4% del sector rural del municipio de Villavicencio, en un trabajo que se extiende hasta el próximo 31 de diciembre como lo estipula el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Le puede interesar: Estos son los requisitos para realizar cualquier tipo de trámite del Sisbén

“La encuesta dura 20 minutos, pero a pesar de esto, las personas no están disponibles, porque muchos tienen mitos de que, si soy víctima y me sisbenizo, quedo por fuera de las víctimas, pero resulta que la condición Sisbén va para todos, el Sisbén no cambia la situación de nadie, entonces quien quede por fuera de la base de datos, si pertenece a un programa social o está en algún procedimiento similar, se va a ver perjudicado”, asegura Nubia Quintero Guzmán, directora del Sisbén Villavicencio.

Para mayor información, visite la página de la Alcaldía de Villavicencio www.villavicencio.gov.co