Desmantelada banda dedicada al secuestro y homicidio en Villavicencio

Luego de varias semanas de investigaciones, la Policía Metropolitana de Villavicencio en articulación con la Fiscalía logró desmantelar la banda conocida como “Los Mirtos” dedicada al secuestro, hurto y homicidios selectivos en la región.  

Las pesquisas contra esta organización delictiva iniciaron después de que el 10 de octubre de 2018 se registrara una denuncia ante el Gaula de la Policía por la desaparición de  Luis Alberto Rojas,  de 69 años de edad, ganadero de la región.

Según el denunciante, el cinco de octubre su hermano (Luis Alberto Rojas) salió en una  camioneta a cumplir una cita médica y posteriormente se reuniría con su ex esposa para iniciar los trámites legales del divorcio, pero nunca regresó.

Desde ese momento, uniformados de la Policía y el CTI de la Fiscalía iniciaron un minucioso proceso de investigación donde fueron empleados recursos técnicos, actividades de inteligencia y el apoyo importante de la Red de Participación Cívica para dar con la ubicación del ganadero.

Así las cosas, las autoridades determinaron que una mujer conocida con el alias de “Mintica”, había organizado un grupo delincuencial para ejecutar secuestros y extorsiones en la ciudad de Villavicencio y que tendría planeado secuestrar a una persona de avanzada edad en esta ciudad.

De acuerdo con la investigación, alias “Mintica”, contactó a un hombre conocido como “El Abuelo”, y le ordenó que reclutara a más personas para ejecutar el secuestro del ganadero; entre ellos, tres sujetos conocidos con los alias de el “Mono”, “El Paisa” y “Rolo”.

En la búsqueda de la víctima, para el día 14 de octubre del 2018, los investigadores llegaron hasta la vereda Los Arrayanes, Inspección de Pompeya, zona rural de Villavicencio; donde se ubicó una camioneta abandonada que coincidía con la descripción del vehículo en el cual se movilizaba Luis Rojas.

Posteriormente, mediante labores de búsqueda selectiva en base de datos y actividades de seguimiento, las autoridades lograron establecer que dos sujetos identificados como “Mono” y “El Paisa”, serían los posibles responsables del secuestro y desaparición del ganadero.

Las autoridades también lograron establecer que los cinco capturados habían mantenido una serie de reuniones en las cuales venían planificando la ejecución del secuestro y posterior desaparición de Luis Alberto Rojas.

En el proceso investigativo, las autoridades lograron determinar que “Mintica”, ex esposa de la víctima, organizó el secuestro para obligarlo a firmar el traspaso de las propiedades que tenían, ya que durante su matrimonio habían tenido dos hijos, los cuales murieron por leucemia, motivo principal que al parecer quería aprovechar la capturada como única heredera en vida.

Tras la captura de “Mintica” y el “Mono” realizadas mediante allanamientos simultáneos en la ciudad de Villavicencio, les fueron encontrados documentos donde la víctima traspasa las propiedades a un sujeto conocido como “El Abuelo” y a otro hombre conocido como “El Paisa”.

A través de entrevistas e información corroborada a través de inteligencia, las autoridades establecieron el asesinato del ganadero en zona rural de la vereda Caños Negros, a 30 kilómetros de la ciudad de Villavicencio, donde se realizó el procedimiento de exhumación del cuerpo por parte de técnicos forenses y antropólogos de la DIJIN, en coordinación con personal de Policía judicial del Gaula Meta.

En lo corrido del año 2019 se han denunciado 20 casos de secuestro en el territorio nacional, mostrando una disminución del 20% en comparación al mismo periodo del 2018, lapso de tiempo en el que se presentaron 25 plagios.