Mitos y realidades del manejo del dinero personal en pandemia

El manejo de las finanzas personales en pandemia requiere mayor habilidad.

Las determinaciones administrativas tomadas en el territorio nacional a partir del surgimiento de la pandemia de la COVID-19 han generado escenarios laborales y sociales desde los cuales se han tomado distintas decisiones que han tenido repercusiones en los modelos educativos, laborales y sociales de millones de colombianos.

Ante los nuevos escenarios laborales que tienen una repercusión directa en los ingresos y en la administración de los recursos de los colombianos, la Financiera Progressa desmitificó una serie de creencias alrededor de estrategias para que los hogares generen, optimicen y administren efectivamente los recursos de cara a la pandemia, que en algunos casos no resultan nada estratégicas y más bien se vuelven problemáticas.

De acuerdo con Irina del Mar Nieto, líder de Progressa Financieramente, “la recomendación ha sido estar en casa, lugar que se ha creído es símbolo de unidad y fraternidad, pero la cuarentena ha convertido a los hogares en lugares de tensión e incertidumbre individual y de grupo, lo que está generando episodios de ansiedad. Por ello es importante realizar prácticas de ejercicio, yoga, meditación, orar y todo lo que permita que la mente entre en estados de calma para tomar decisiones personales y financieras acertadas en momentos críticos como el actual”.

A continuación, la lista de mitos y realidades económicos y financieros que le ayudarán a los colombianos a entender la realidad a la que se enfrentan durante esta pandemia, un escenario para el que ninguna persona, entidad o Gobierno estaba preparado: 

1.     Mito

 ¿Comprar ofertas de almacenes de cadena garantizará un ahorro a mediano y largo plazo para la economía de la familia?

 Realidad:

 Los descuentos y promociones en algunos casos no son reales y las personas no se fijan en el valor por gramo o unidad. 

En la mayoría de las ocasiones al tener más cantidad en casa, no se economiza en el consumo de los productos.

En algunos casos por la fecha de caducidad se pueden perder productos almacenados en casa.

En muchos casos las promociones son la oportunidad de comprar más barato aquello que no necesito.

 2.     Mito

 ¿Retirar todo el dinero de los bancos y cuentas de ahorro para tenerlo en el hogar es más seguro para enfrentar la escasez?

Realidad:

 Al tener el dinero en casa las personas pueden gastar de más. Además, corre un riesgo de robo o pérdida.

El dinero debajo del colchón no gana rentabilidad.

 3.     Mito

 ¿Ayudar a familiares en condiciones de vulnerabilidad o desempleo garantizará la estabilidad económica general de mi círculo?

 Realidad:

 Solucionar los problemas financieros de familiares y amigos no es la mejor idea, ya que la prioridad es ser autosostenible en la administración del dinero y que todo el círculo familiar lo sea, planeando el futuro con base en la administración de los recursos.

Es más fácil y positivo apoyar a la familia a través del ejemplo inspirando a otros a tener sus finanzas en orden. 

Solucionar problemas financieros de otros voluntariamente puede ser un acto benéfico sí hay un cambio en las creencias y conductas financieras del deudor, de lo contrario estas ayudas se convertirán en una obligación con el paso del tiempo.

Es mejor motivar a las personas a educarse financieramente para que se empoderen de sus propios resultados.

 4.             Mito

 ¿Salir del país en búsqueda de otras oportunidades laborales y condiciones tributarias es una buena alternativa?

 Realidad:

 Cualquier decisión que se tome desde el miedo y sin un plan puede ser una receta para el fracaso y más en el ámbito financiero.  

 5.            Mito

¿Invertir todos mis recursos en finca raíz aprovechando los subsidios otorgados por el Gobierno es una buena decisión?

 Realidad:

 Si bien los subsidios son un beneficio, al comprar un inmueble se deben tener en cuenta varios aspectos como los siguientes:

 a)    Tener ahorrado el 40% del valor del inmueble o más.

b)    Que la cuota del crédito hipotecario tenga una tasa de interés favorable y que la cuota sea cómoda, para mantener un flujo de caja mensual flexible.

c)     Hacer una proyección de los gastos adicionales que implica la compra de vivienda.

d)    Adicionalmente, una persona debiera tener un fondo de seguridad que en caso de alguna eventualidad le permita sostenerse y continuar pagando las cuotas de sus obligaciones crediticias y seguros, sin arriesgarse a perder lo invertido.

 6.        Mito ¿Todo el dinero de las personas tiene el mismo valor? 

 Realidad:

 No, aunque el dinero tiene el mismo poder adquisitivo, el valor que las personas le den depende de su procedencia, pues a menor esfuerzo, menos valor tiene para la persona. Por eso cuando llega una suma inesperada

7.       Mito ¿A las personas les encanta ganar dinero y recibir dinero?

 y cuantiosa, tiende a ser mal gastarlo.

 

Realidad:

 

Perder dinero nos duele dos veces más que las ganancias

 

8.       Mito – El ahorro es para las vacas flacas 

 

Realidad:

 

Hoy el ahorro es el primer paso hacia la libertad financiera y el vehículo para cumplir los sueños y tener tranquilidad emocional y financiera.

Si hay una emergencia podrás acudir a este fondo y no a un crédito o préstamo que afecte tu presupuesto financiero mensual

 

9.    Mito – El que paga lo que debe sabe lo que tiene

 

Realidad:

 

No solo se trata de pagar las obligaciones, debe haber una planeación financiera.

Se debe entender la relación de ingresos, gasto, endeudamiento, ahorro e inversión, ya que podría estar produciendo dinero únicamente para sobrevivir. 

 

10.   Mito – Hay que trabajar duro. El trabajo duro era para los abuelos

 

Realidad:

 

Antes se hablaba de trabajar duro, porque la mayoría de las personas trabajaban en el campo o en trabajos que requerían fuerza física; Hoy se trata de trabajar inteligentemente, aprovechar el recurso más importante, el tiempo, planear los sueños y construir un buen retiro desde edades tempranas. 

 

12.          Mito – Aporto para mi pensión cada mes, siento que es suficiente

 

Realidad:

 

Con la dinámica actual, en la mayoría de los casos no es suficiente hacer aportes mensualmente al sistema de seguridad social.

Se debe definir la meta de pensión y crear ahorros adicionales que permitan tener un buen retiro.  

 

13.          Mito – Para ser inversionista hay que tener grandes capitales

 

Realidad:

 

Hoy en el mercado existen muchos productos que permiten iniciar el camino como inversionista desde $500.000.

Invertir es un proceso de autoconocimiento de las habilidades, motivo por el que autoevaluar la profundidad de capacidades y desarrollo en un tipo de negocio antes de destinar recursos económicos, resulta elemental.

 

14.          Mito – Sé controlar mis gastos y administro muy bien mi dinero

 

Realidad:

Una de las características del ser humano es que su capacidad de autocontrol es limitada, pues influyen muchos factores como las emociones, entorno, estado físico y mental al momento de utilizar el dinero.

 Tenemos la tendencia a creer que hacemos las cosas mucho mejor de lo que verdaderamente las hacemos y la administración del dinero no es la excepción. Por eso el registro diario de gastos y revisar los créditos y los ahorros, permite tener autocontrol sobre el gasto.

“El autocontrol emocional es resultado del trabajo duro, no una habilidad inherente.” ~ Travis Bradberry

 

15.          Mito – Las decisiones que una persona toma generalmente son propias

 

Realidad:

Por lo general la toma de decisiones incluye las preferencias o decisiones de terceros, aún mucho más, si estas personas son figuras de autoridad para nosotros. 

 

 

16.        Mito – Que las finanzas personales son solo llevar las cuentas y con esto podemos enfrentar las crisis porque tenemos nuestras cuentas bajo control.


Realidad:

Las finanzas personales integran también las emociones que se tienen frente al uso del dinero y lo que se ha creído del dinero.

Esto marca la diferencia de la administración y destinación que se le da como, por ejemplo:

En Japón desde pequeños acostumbran a ahorrar mínimo el 10% para luego invertir.

En Alemania desde que inician su vida productiva todo el dinero que les sea posible lo destinan a la compra de activos financieros para tener un buen retiro.

En Colombia la mayoría de las personas ahorran para las vacas flacas. 


17. Mito – Al estar en casa se ahorra dinero pues disminuyeron los gastos de transporte, alimentación fuera de casa, café, etc…

 

Realidad: 

Esto es verdad si y solo sí, controlas tus compras por internet.

Las personas están llenando una serie de vacíos emocionales con domicilios y con la compra de artículos inusuales a través de aplicaciones digitales.

Debe regularse el consumo de recursos públicos en casa. No gastes hoy lo que no podrás pagar mañana.

18. Mito: Hacer compras responsables es seguir nuestro instinto cuando detectamos una necesidad de compra.

 

Realidad: 

 > No muevas tu dinero si no estás en calma y serenidad.

Antes de hacer tus compras haz una lista de lo que requieres y síguela al pie de la letra cuando estés en el supermercado. Y si hay un artículo adicional que quieres llevar pregúntate ¿Lo quiero o lo necesito?