Disminuyó robo de ganado en el Meta

Foto: tomada de El Espectador

Luego de que el presidente Iván Duque sancionara en diciembre la ley que le dio la connotación de delito autónomo en el código penal al abigeato, en la que se establecen penas para ladrones de ganado de hasta los 12 años, sin posibilidad de detención domiciliaria, con multas de más de $40’000.000 y procesos de extinción de dominio sobre bienes usados para el robo de ganado, el hurto de reses se redujo en el departamento durante los primeros días del año.

Según cifras de la Policía del Meta, en lo corrido del 2019 se ha registrado dos casos de robo de ganado frente a nueve presentados en el mismo periodo del año anterior, lo que se traduce en una reducción del 68 por ciento.

En los primeros días del año también se han registrado 18 casos de incautación de semovientes, en los que fueron decomisadas 231 reses por no presentar documentos que acreditaran su propiedad.  Los semovientes están avaluados en $376.000

Para el año anterior se presentaron 323 casos de incautación de semovientes, en las que fueron confiscadas 3.653 reses, cifra mayor a la registrada en 2017, donde se registraron 210 casos y fueron incautadas 2.957 reses.    

Para el caso de Villavicencio y su área metropolitana, las autoridades informaron que en el mismo periodo del año pasado se registraron 10 casos, mientras que en lo que va corrido del 2019 se han registrado dos casos (ocho menos que en 2018), lo que se traduce en una disminución del 80 % en esta práctica.

Aunque la reducción es significativa, el coronel Nicolás Alejandro Zapata, comandante de la Policía del Meta, señala que esta disminución no se le puede atribuir a la ley sancionada en diciembre por el presidente de la República, sino a la acción contundente que adelantan las autoridades en diferentes municipios del departamento, así como al fortalecimiento de la red cívica que tiene la Policía del Meta en los municipios de Villavicencio, Puerto López y los corregimientos de Pachaquiaro y Pompeya, zonas afectadas con esta práctica.

“Estas cifras se han logrado gracias a la prevención, que ha sido fundamental. Entre Pachaquiaro y Pompeya hay 65 fincas que están vinculadas a una red de apoyo de la Policía que utiliza radios para comunicarse. Los finqueros se reportan a partir de las 6:00 de la tarde. Eso complementado con la revista de la Policía Nacional, ha generado confianza en la comunidad. Adicionalmente, tenemos 150 grupos de whatsapp administrados por la Policía. Ahí tenemos 3.300 personas, entre ganaderos, finqueros y campesinos, vinculados”, señala el coronel Zapata.

 Dice, además, que para mantener la dinámica de prevención que hasta el momento ha dejado buenos resultados en la región, la Policía del Meta adelanta en articulación con la Gobernación, un proyecto por un valor de 1.800 millones de pesos, con el que se busca instalar antenas de comunicación en algunas zonas del Meta, para facilitar la comunicación radial con los finqueros, ganaderos y otros que se ven afectados con este delito.

Zapata admite, no obstante, que tipificar el abigeato o robo de ganado como delito autónomo en el Código Penal, también ha disuadido a los ladrones de ganado.

“ Con esta ley, quien sea sorprendido robando ganando se verá expuesto a una pena entre los  5 y los 10 años. Y si el valor de lo apropiado exceda los 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes se impondrán penas mayores. Además, quienes sean juzgados por este delito, no tendrán prisión domiciliaria”, recordó el comandante de la Policía del Meta.

Publicidad