‘Don Oráculo’, un llanerazo en las redes

El nombre ‘Don Oráculo’ fue creado hace cuatro años, cuando Daniel Parrado, un muchacho inquieto por los medios de comunicación y quien trabajaba en radio, le exigieron un personaje para hacer voces y contar chistes. Para entonces, el personaje
apenas nacía y solo empezaba a moldearlo.

“Decidí hacer videos con los artistas que iban a la emisora, pero eran videos normales como los que hace todo mundo. Lo hacía como un hobbie, algo para pasar el rato; aprovechaba que iba el artista y recochábamos. Pero cuando subía los videos a mi perfil los clubs de fans empezaban a llegar y repostear lo que hacía”, recuerda.

Desde ese momento, cuando empezó a ganar seguidores, decidió darle un giro a su trabajo y marcar la diferencia aprovechando que bailó en una academia de joropo durante tres años. “Fue ahí donde dije: tenemos que mostrar lo nuestro, nuestra cultura, quiénes somos. Eso sí, con mucho respeto. Fui empezando a ver el apoyo de muchos y dije por aquí es”. Así le dio forma a ‘Don Oráculo’, un personaje que vive anécdotas muy particulares, siempre con un toque de la picardía llanera.

La personificación de ‘Don Oráculo’ como llanero, empezó hace ocho meses desde cuando hizo su primer vídeo ‘Un Llanero en Bogotá’, en el cual le dio vida y acento de un hombre campesino de la sabana en situaciones de las que por lo general sale avante, gracias a la inteligencia llanera.

Según dice Daniel, su humor es para todo tipo  de personas. Es por eso que no toca temas de sexualidad, política, ni religión. Su objetivo es que sus videos sean vistos por el más pequeño de la casa hasta por el más grande de la familia. Es por eso que las redes sociales para él se han convertido en una plataforma para abrirle puertas a oportunidades profesionales que ni él mismo creía que le iban a suceder.

Aunque muchos creen que sus videos tienen preproducción, lo cierto es que no hay tal. No maneja guiones, ni story board, lo único que ocurre antes de empezar a grabar es el planteamiento de la idea o situación, pues siente que los videos con guiones quedan mecánicos y robóticos, como lo dice él: “lo mío es de momento”. No se considera un ‘influencer’, se define como un creador de contenido, aunque muchos le han
dicho que influye en la cotidianidad de las personas al sacarles una sonrisa y motivarlos a conocer la cultura llanera.

“En todo este proceso me ha pasado algomuy bonito, mucha gente de afuera quiere conocer nuestro territorio porque han visto los videos. Hace unos seis meses, un seguidor de Chile compró un paquete turístico para Colombia y medijo que quería conocer los paisajes que yo mostraba en mis videos; entonces le dije que viniera y se quedara en mi casa, lo lleve a Cumaral y a los municipios cercanos, le mostré paisajes gastronomía
etc. Él quedó enamorado y se preguntaba las razones por las cuales en los paquetes turísticos no incluían esta parte de Colombia. Desde ese punto creo que estoy cambiando el concepto predeterminado que algunos tienen de que esta tierra es solo violencia o cosas negativas”, explica Daniel.

Ha tenido la oportunidad de compartir con influencer nacionales e internacionales como El Mindo, Mario Ruiz, Sebastián Villalobos, Lele Pons, The Brayan Show, Garay, Te amo hijo, Mi Dios te Pague, entre otros exponentes del humor en redes sociales.

Además de los seguidores nacionales, a nivel internacional lo siguen de Estados Unidos, Canadá, Venezuela y Perú, así mismo le han llegado invitaciones para ir a Nueva York y Panamá, oportunidades que hasta el momento no ha aprovechado.

Otros de sus objetivos más cercanos es abrir un canal de YouTube donde piensa subir contenido diferente a lo que está haciendo, sin dejar de ser ‘Don Oráculo’: “voy a empezar a bloguear desde donde yo vaya, también se viene una línea de camisas con estilos urbanos y frases de llano como ‘Pija Pariente’ y demás”.

Daniel dice que para cumplir los sueños son necesarias tres cosas fundamentales: “Disciplina constancia y originalidad. Es necesario hacer las cosas diferentes a lo que todo mundo hace y está acostumbrado a ver, después la gente te va reconocer por tu trabajo y eso justamente te motiva a seguir adelante, con constancia. El cariño de la gente es increíble”.