Duque entregó 10,5 kilómetros de doble calzada en vía Bogotá – Villavicencio

El sector de Chirajara, incluye el Túnel 1 (ubicado en Chirajara), que posee una longitud de 1,95 kilómetros y el Puente 7 (ubicado en Pipiral) que, con 712 metros de extensión, se convierte en el tercero más largo que posee la vía al Llano

En la tarde de este viernes, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, en compañía del presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez, puso al servicio de los habitantes del territorio Nacional 10,5 kilómetros de doble calzada en el tramo Chirajara – Fundadores, en el corredor Bogotá – Villavicencio, una vía que hace parte de programa de Autopistas de Cuarta Generación (4G).

Los 10,5 kilómetros entregados por el Gobierno Nacional, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), incluyen el Túnel 1 (ubicado en Chirajara), que posee una longitud de 1,95 kilómetros y el Puente 7 (ubicado en Pipiral) que, con 712 metros de extensión, se convierte en el tercero más largo que posee la vía Bogotá-Villavicencio.

 Así mismo, dentro de las obras que se entregarán hay 7,25 kilómetros de calzada nueva a cielo abierto, que incluye también puentes entre las Unidades Funcionales 3, 5 y 6 (figura que divide la totalidad de un proyecto vial en tramos o etapas).

Los usuarios de la vía al Llano igualmente podrán hacer uso desde hoy de 5,7 kilómetros en el sector de Pipiral, incluyendo el viaducto de 712 metros, además de 2,5 kilómetros de vía nueva en jurisdicción de la vereda de Buenavista en la entrada a la capital del departamento del Meta.

Además, se podrán en operación el Puente 1 (La Pala) y el Puente 16 (Retorno La Pala), ubicados en el sector de La Pala, los cuales cuentan con una longitud de 105 metros y 120 metros y una inversión de $10.488 millones y $6.426 millones (precios a diciembre de 2018), en su orden.

 “Mantenemos el compromiso que hemos hecho a los colombianos y principalmente con el pueblo llanero, de contar con una vía que garantice el tránsito de miles de colombianos, pero que además logre recuperar la economía de una zona que ha sido fuertemente golpeada por las inclemencias de la naturaleza. Con la puesta en marcha de estas obras seguimos firmes en el propósito de conectar mejor a los colombianos”, indicó el Presidente Iván Duque.

En el acto protocolario, el mandatario de los colombianos explicó además que dentro de las obras puestas en servicio están el Túnel Uno, el cual cuenta con galerías de emergencia para la evacuación en caso de presentarse alguna contingencia. También cuenta con sistemas de ventilación, iluminación y sistemas de extinción de incendio, lo que hace de ésta una obra funcional y segura para los usuarios.

Por su parte, el Presidente de la ANI, Manuel Felipe Gutiérrez, señaló que es reconfortante poner en marcha obras como estas, modernas y con un alto nivel de seguridad, pensando siempre en los beneficios para las comunidades, especialmente para esta región del país, tales como la generación de 9.942 empleos desde el inicio de las obras y el ahorro en tiempos de recorrido.

De acuerdo con Gutiérrez, el tramo puesto en funcionamiento hace parte del denominado Tercio Final del proyecto y tiene una longitud de 22,6 kilómetros e incluye la construcción de 6 túneles, 21 viaductos y 7 puentes peatonales.

“Hay que recordar que en este mismo tramo hace pocos días se terminó la excavación del túnel 5 con una longitud de 1.655 metros y está a punto de lograrse el cale (unión de los dos frentes de trabajo) del túnel 3 cuya longitud es de 1.447 metros. Estas obras son prioritarias para que el llano siga creciendo y esté mejor conectado”, añadió.

Adicionalmente, el presidente de la ANI explicó que la vía al llano es uno de los proyectos que tiene especial interés para el Gobierno Nacional ya que tiene una longitud de 85,6 kilómetros donde se tienen estipuladas inversiones por 7,2 billones de pesos.

Kilómetro 58

De otro lado el Presidente Duque indicó que “Las buenas condiciones con las que opera la vía Bogotá – Villavicencio, desde su reapertura el pasado 6 de diciembre, han contribuido notablemente con la recuperación económica de los Llanos orientales y de paso en la reactivación de sectores como el turismo, transporte, servicios, agropecuario y de hidrocarburos. La cifra es muy satisfactoria ya que desde la reapertura de la vía las 24 horas se registraron en un solo día un pico de 19 mil vehículos transitando por la vía”.

Las obras de protección en el km 58 de la vía al Llano incluyen la instalación de un tablestacado, que es una barrera metálica de protección que tiene una longitud de 216 metros aproximadamente y que además está compuesta por 18 módulos divididos en 54 secciones de 4 metros de longitud, 6 metros de altura y una profundidad de 12 metros, lo que permite contener el material que se pueda desprender del talud. Los 18 módulos ya están instalados incluso con el relleno de concreto.