EDESA: $ 8.000 millones para devolverle el agua a Villavicencio

smartcapture

Después de diez meses y gracias al aporte de la Gobernación del Meta, a través de la Empresa de Servicios Públicos del Meta EDESA E.S.P., los villavicenses hoy pueden contar de nuevo con el servicio de agua a sus hogares.

Le puede interesar: Solo el 22% de los adolescentes colombianos usaría condón en todas sus relaciones sexuales


“Le cumplimos a Villavicencio y obedeciendo las instrucciones de la gobernadora Marcela Amaya García, rehabilitamos tres puntos críticos de la línea de aducción llamados ‘Carlos Julio’, ‘Acuarios’ y ‘El Castrillo’, siendo este último el de mayor complejidad para reparar”, manifestó Orlando Guzmán Virgüez, gerente de la empresa prestadora de servicios públicos.

smartcapture


Y precisamente en El Castrillo, como consecuencia de la emergencia del 26 de agosto del 2018 que afectó la estructura de la línea de aducción, fue necesario desviar el cauce del río y con equipos de topografía detectar el tubo instalado desde el año 1996 a media ladera, que descendía por el talón y continuaba por debajo del lecho del río (subfluvial) a una profundidad superior a la 12 metros.


En este punto, el histórico del río evidencia que se metió cerca de 80 metros ocasionando que con el continuo arrastre del material debido a las crecientes se socavara la tubería. “Inicialmente creímos que la destrucción de la línea en El Castrillo era de solo 30 metros, pero después de excavar casi 20 metros pudimos ver que el daño era de 350 metros de la línea”, aseguró el ingeniero Guzmán Virgüez.

Lea también: Antes de Semana Santa terminarán obras de mitigación en el kilómetro 46 de la vía al Llano

El gerente de Edesa, Orlando Guzmán Virgüez y la gobernadora del Meta Marcela Amaya, realizan un recorrido a la línea de aducción del acueducto Quebradahonda


Luego de encontrar la tubería afectada y construir un nuevo tramo, los técnicos de Edesa buscaron la línea antigua para empalmarla con cerca de 320 metros de tubería nueva de acero WSP con recubrimiento interno de mortero: “esta es una obra de reparación inmediata por la urgencia que se tiene mientras se hace la definitiva”, aseguró el gerente de Edesa.


Y en esa solución definitiva que termine con la vulnerabilidad que presenta, incluso con las actuales obras que permitieron el abastecimiento del agua a la ciudad ya viene trabajando el gobierno departamental a través de Edesa.

Acá: El Papamóvil será el nuevo atractivo para el museo Maloca Papa Francisco


Diferentes estudios de geología y geotecnia, contratados por la Empresa de Servicios Públicos del Meta, determinaron que es necesario la construcción de un viaducto nuevo en este punto de El Castrillo que iría a la vista, lo que permitiría además de superar la vulnerabilidad que se presenta actualmente por ir por debajo del lecho del río Guatiquía, una inspección y un mantenimiento permanente y en caso de daño una reparación inmediata.

smartcapture


Este nuevo viaducto de 287 metros de longitud, tiene un costo de 16.000 millones de pesos y actualmente se encuentra en proceso de formulación de proyecto y se espera que en un periodo no mayor a tres meses se esté adjudicando y la obra culmine en el primer semestre del 2020.

Lea también: Capturan a alias “Limones” y “Pacho” , autores de un homicidio en Villavicencio


Otro de los puntos intervenidos por Edesa fue el de Acuarios. En este sector, en el año 2010, una inspección de técnicos de Edesa evidenció el riesgo que corría la línea, es por esto que se iniciaron trabajos para sacar la línea de la margen del río en un tramo de cerca de 240 metros y trasladarla 15 metros arriba a media ladera, en un punto estable donde el río no haría daño por socavación. Esta inversión viene del año 2010 y a dinero de esa fecha fueron 4.800 millones de pesos.


En el sector de Carlos Julio, Edesa estabilizó la línea y realizó obras de protección que permitirá en un futuro soportar los embates del río sobre la línea.