jueves, 25 de abril de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Editorial | Desde lo local


RP
Redacción PDM

COMPARTE

Al margen de los anuncios y las noticias que surgen en torno a encuentros como los de la Cumbre de Gobernadores en Puerto Gaitán, será de trascendental importancia la voluntad política que demuestren los mandatarios en sus territorios para combatir la devastación contra la naturaleza en el país.

Pocas veces se había abordado de manera conjunta y como tema principal, en este tipo de cumbres regionales, el cuidado del medio ambiente como elemento sustancial no solo para la economía, sino para la preservación de la vida tal y como la conocemos.

En este primer gran evento de carácter presencial en el Meta, tras los confinamientos de la pandemia, pero con las debidas limitaciones que exige la bioseguridad, la sensación que hay entre altos funcionarios del Estado y los gobernadores es la extrema fragilidad de la vida, en la que un pequeño virus puso en jaque a la humanidad, incluso a las naciones más poderosas.

Lea también: Editorial / Manos rojas

Por eso, además de buenas noticias como la sembratón de árboles que se planea desarrollar en 844 municipios, el 22 de abril; la inversión en el Meta de
25.000 millones de pesos para ganadería silvopastoril y la determinación del Gobierno de Iván Duque de no financiar proyectos agrícolas que impliquen tala de árboles, será trascendental que estas políticas nacionales de protección del medio ambiente aterricen en lo local.

No bastarán los duros pronunciamientos que se hicieron en la cumbre, los proyectos anunciados o las advertencias, si mañana todo sigue igual en los territorios. En Colombia hay organizaciones criminales dedicadas a deforestar; empresas como Ecopetrol que claramente (como lo menciona el informe de esta edición), contaminan más de lo que le es permitido; y también hay desidia de las autoridades para enfrentar severamente estos delitos contra la naturaleza.

Las decisiones anunciadas en la Cumbre de Gobernadores son oportunas y sin duda, de ser prácticas y bajar hasta los territorios, podrían ser una herramienta eficaz para frenar el deterioro del bioma amazónico, del cual somos puerta de entrada.

Lea también: OPINIÓN | El traslado a San Martín

Pero no podemos llamarnos a engaños, las oportunidades para salvar a nuestras generaciones venideras se agotan y, como lo dijo Greta Thunberg, la niña sueca activista, “por favor, guarden sus elogios. No los queremos. No nos inviten aquí para decirnos lo inspiradores que somos sin hacer nada al respecto, porque eso no conduce a nada”.

Así que mientras sigamos considerando como principales logros el crecimiento de la economía a costa del aumento de los impactos negativos contra los ecosistemas, pues estaremos abocados a una extinción masiva que algunos creen tan lejana.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales