OPINIÓN | El traslado a San Martín

Por Diego Fernando Rojas Parra | Gestor Cultural

El cumplimento de la promesa realizada en tiempos de campaña, por Juan Guillermo Zuluaga, y que en su momento, muchos de los que hoy protestan, aplaudieron a rabiar, ha desnudado una vez más, la principal falencia del sector cultural: la desunión.

Al trasladar las oficinas del Instituto de Cultura para San Martín, el gobernador del Meta no solo le está cumpliendo a San Martin, sino que está aportando inclusión a cerca de 18 municipios que conforman la región del Ariari. Al ser consultados, gestores culturales de estas poblaciones agradecen esta reubicación porque ellos disminuirán, en tiempo y dinero, los trámites que hasta ahora deben obligatoriamente realizar en Villavicencio.

Contrario a lo que muchos manifiestan, no va desaparecer la atención en la capital del Meta, ni mucho menos “van a demoler un patrimonio, como el Teatro La Vorágine”, como escuché decir a algunos críticos en su afán por descalificar la decisión de descentralizar la sede de la entidad de cultura.

Foto: Ministerio de Cultura

Para nada, allí permanecerán los funcionarios del Instituto y, como imagino también, la célebre Escuela de Bandolas, pues los niños, jóvenes y adultos que conforman este grupo seguirán recibiendo sus clases normalmente, así como las demás capacitaciones y talleres que se dictan.

Lea también: OPINIÓN – Irrespetos a la memoria

Dejemos de ser negativos ante los cambios, y mejor preparémonos para lo que viene; propongamos una mesa concertada de trabajo que busque un beneficio común, pero con propuestas definidas y alcanzables. 

Años atrás, el Departamento ya dio claro ejemplo de que se puede descentralizar y no se acabó el transporte en Villavicencio cuando trasladaron el Instituto Departamental de Tránsito a Guamal y a Restrepo.

Desde donde opere, el Instituto de Cultura debe seguir con las ofertas públicas, pues bien claro lo dice en el Plan de Desarrollo ‘Hagamos Grande el Meta’, y como dijo el Gobernador, al ser aprobado este por la Asamblea: “Vamos a actuar con grandeza porque se trata de un millón de habitantes.”

Lea también: Editorial / Remoción directiva

La Cultura es Mia, 

La Cultura es Tuya, 

La Cultura es Nuestra, 

La Cultura es de Todos, 

La cultura es del Meta.