domingo, 14 de julio de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

El ‘ambiente’ político | Editorial


El ‘ambiente’ político | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

No hay una demostración más clara del carácter politizado en el que está Cormacarena, que lo ocurrido en el último mes para elegir director de la entidad. Bajo leguleyadas se han impetrado acciones de tutela que a la luz de las normas legales los jueces han admitido, pero que en verdad esconden las luchas de poderes escondidos detrás del proceso de elección. La pasada campaña que terminó en octubre, también fue una muestra de que políticamente Cormacarena no fue imparcial y de que sus funcionarios apostaron por una candidatura.

Las frases de “velar por el ambiente, proteger los recursos y ser guardianes del planeta”, parecen quedarse en demagogia cuando detrás hay un fortín burocrático de más de 800 puestos de trabajo, entre personal de nómina y contratistas; un presupuesto que puede superar los 100.000 millones de pesos al año y el poder de aprobar o no importantes proyectos que deben contar con el aval de la corporación. “Es como una alcaldía pequeña”, dicen algunos, refiriéndose a la soberanía jurisdiccional que posee.

Aquí no se tienen en cuenta las hojas de vida de los aspirantes y menos sus capacidades técnicas y experiencia para el manejo de una entidad ambiental; lo que cuentan son las reuniones, alianzas y la manera en que se consiguen los votos para salir elegido. No por nada la misma ministra de Ambiente, Susana Muhamad, pidió a la secretaría de Transparencia de la Presidencia que estuviera vigilante del proceso de elección de director de corporaciones ambientales, y de Cormacarena, especialmente.

Lea también: División política y región | Opinión

Lo anterior, pese a que el mismo Gobierno Nacional tiene sus propios intereses y desea que alguien afín de la administración de Gustavo Petro esté como director. Se trata sin duda del pulso entre las dos nuevas fuerzas políticas de la región, que como dos adolescentes se pelean por “lo más bonito del pueblo”: una, del grupo político que apoya al alcalde de Villavicencio, Felipe Harman; y otra fuerza que respaldó a Juan Guillermo Zuluaga.

A todas estas, ¿en dónde estarán las ONG ambientales, cabildos, sindicatos y personas que se autodenominan defensores de la naturaleza? Este debería ser el momento para pronunciarse, pues está en juego el futuro de la entidad ambiental más importante de la región. Ojalá el silencio no se deba a que no quieren entrar chocando con el que sea nuevo director y se lesionen sus intereses.

Con todo, esperamos que Cormacarena no vaya a convertirse en otra EMSA, una entidad que debe ser eminentemente técnica; con un gobierno corporativo, cuya misión va ligada de la mano del desarrollo de la región y que va decayendo por estar en manos de la politiquería regional.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales