El ‘boom’ de la ropa usada

La ropa usada se convirtió en una alternativa en tiempos en que el dinero escasea y se quiere seguir usando ‘ropa de marca’.

La reventa de prendas de vestir resulta también una solución económica y sostenible con el medio ambiente. 

Las camisas, pantalones, o zapatos que se dejan de usar ya no se botan a la basura. Hoy en día este ciclo va más allá, se usa y se vende al que esté interesado por un módico precio, no importa si es de marca o no, o quiénes la utilizaron antes.

Según Andrew Brook , profesor de King’s College de Londres y autor del libro Clothing Poverty, calcula que estamos ante un negocio que mueve cerca de 5.000 millones de dólares, además de ser un tema de importancia mundial.

Entre los países exportadores se encuentra Estados Unidos, Reino Unido, Corea del Sur, Alemania y los Países Bajos. Mientras que los mayores importadores son los países de África, Suramérica, Ucrania y Polonia, según cifras de Naciones Unidas que ya ha hecho investigación del tema.

Hoy, en Colombia existen tiendas dedicadas a este negocio. Por ejemplo, ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Villavicencio se suman a la venta de prendas usadas. María Gutiérrez lleva más 40 años en este oficio en la ciudad de Bogotá, dice que en Colombia los mayores compradores vienen de Popayán, Leticia, Pitalito, Ibagué y Villavicencio: “semanalmente se despachan toneladas de ropa y también zapatos”, asegura. En Villavicencio, en lugares como la Avenida Catama, barrios El Rodeo, Gaitán, Villa Julia, y la Avenida 40, se han ido posicionando estas tiendas donde se encuentran prendas desde 1.000 en adelante.

En el sector de la Avenida 40 existe una tienda que se mantiene hace cuatro años, con la idea de vender a todo tipo de público prendas de marca en buen estado, y a precio inferiores en las que se encuentran en las tiendas de moda, o centros comerciales.

Su fundadora Carolina Ramírez, explica que aparte de ayudar al medio ambiente y al bolsillo de quien compra, este tipo de espacios ayuda también a salir de la marginalidad, y a vestirse de ropa costosa y elegante sin gastar tanto dinero.

A las tiendas de segunda mano, o tiendas de retorno, van personas de todos los niveles sociales, aquí se encuentra prendas de marcas como Gucci, Versace, Calvin Klein, Louis Vuitton y demás, “los que conocen de moda saben que encuentran las mejores marcas, y al mejor precio, por ejemplo, una sudadera Gucci cuesta aproximadamente cuatro millones de pesos, y en las tiendas de retorno las puedes encontrar por solo sesenta o setenta mil pesos” asegura Carolina.

Para Carolina, Colombia es un país lleno de paradigmas alrededor de este tema, mientras que en otros países es algo común y muy rentable. “Nosotros pensamos que vestirse de ropa de segunda es ser ‘pobre’, pero de todas maneras tú vas a una tienda de ropa nueva y no analizas cuantas veces se midieron esa prenda las personas, a pesar de eso te la llevas como ‘nueva’ cuando ya ha sido utilizada.

Por su parte el director ejecutivo de Fenalco Meta, Jorge Andrés Arango, dijo que esta tendencia ha existido hace mucho tiempo, y hasta ahora Villavicencio la está recibiendo y aceptando: “hoy en día, en temas de comercio lo que se está buscando es economía y calidad”.

Teniendo en cuanta que Villavicencio tiene un alto porcentaje de informalidad, es difícil caracterizar las tiendas de ropa usada en formales e informales, “Seguramente hay tiendas formales en la ciudad con los papeles al día, pero también hay otras que simplemente arracaron con esta iniciativa, les dio la base, pero no han dado el paso hacia la legalidad” explicó el director.

Hasta la fecha Fenalco no cuenta con ninguna empresa de ropa retornable afiliada al sector de confecciones y moda.“Seguramente en los próximos meses o años se afiliarán, porque próximamente será tendencia en la ciudad” afirmó Arango.

La reventa de prendas de vestir resulta también una solución económica y sostenible con el medio ambiente
La red virtual de la ropa usada
Las prendas de segunda también tienen su protagonismo en las redes sociales y en la web. Ejemplos de esto son Renueva tu Closet, Gotrendier, Closet 10, y Miuzzaferrapausada, todas iniciativas Colombianas.

Juan Fernando Rojas, dueño de la tienda virtual Miuzzaferrapausada, explicó que las redes sociales son una buena alternativa para vender a todos los lugares.

“comprar por internet es fácil, se encuentra la descripción de la tienda, marca, estado de la prenda, medidas, color, y material, todo esto para ser más amena la compra y que las personas sepan realmente que es lo que van a adquirir”.

En internet se encuentran prendas usadas y nuevas de outlet desde 5.000 pesos en adelante, eso sí, el cliente debe pagar por él envió dependiendo de la ciudad en que se encuentre ubicado. Sin embargo, en la mayoría de estas tiendas, si la compra es de cien mil pesos o mayor a este monto el envió es totalmente gratuito.

“Recuerda, la clase la das tú, no las prendas de vestir, si las compras nuevas o de segunda no se ve la diferencia, lo que si marca la diferencia es la calidad que te pones”, asegura Carolina.