sábado, 2 de marzo de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

El calvario de los líderes comunales en Villavicencio


El calvario de los líderes comunales en Villavicencio 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

El panorama para quienes defienden los derechos de las comunidades en barrios marginados de Villavicencio no es alentador.

Lo que para algunos ha sido una lucha para evitar que los jóvenes sean usados para transportar, vender y consumir droga, terminó siendo el calvario para líderes comunales que no comparten el injusto porvenir que les espera a estos menores, producto de la falta de oportunidades para algunos sectores de la ciudad.

Adriana Cétarez empezó con la labor hace más de 10 años, como un proceso de seguridad contra el microtráfico en el barrio Popular, antes reconocido por ser una de las ollas de expendio de drogas en la ciudad.

“Los vecinos me decían Adriana, ‘salga de aquí que la van a matar’. Por la noche cuando venía de la universidad me corretearon dos motos y alcancé a llegar a mi casa porque me iban a disparar”, explica Adriana.

Se unieron con la policía y poco a poco la gente le dio su voto de confianza a la institución y a Adriana; se llevaron a cabo allanamientos, capturas y de esta forma estaba regresando la tranquilidad al barrio.

“Lo que más les ha dolido a los delincuentes es que el Popular representa que sí se puede acabar una olla de expendidos”, asegura Cétarez.

La situación de Adriana como líder ha sido invisibilizada, desprotegida, el único salvaguardo que tienen es un esquema de seguridad otorgado por la UNP. “Ahora recibo amenazas por medio de redes sociales, con una visión de que, si yo no soy presidente de la Junta, no soy nadie, pretenden quitarme el esquema para asesinarme.”

Otra líder afectada por amenazas que prefirió no dar su nombre, manifestó que quiere salvar a la juventud para evitar que los niños lleguen a las ollas. “Ver tanto niño en el
vicio es duro, infortunadamente en el barrio donde yo vivía la falta de oportunidades llevaba a las personas a robar, mandaban a niños”

Hace seis años la sacaron de su vivienda, luego de un atentado un coronel de la Policía le recomendó que lo mejor era irse. “A los chicos los mandaban a vender droga, las bandas delincuenciales son jóvenes en su mayoría. No hay apoyo para los niños, en la escuela que hay. Todo lo que se hace dentro del barrio debe ser con permiso de la cabecilla”, dijo la líder.

Asegura que ha recibido más amenazas ahora que cuando era miembro de la JAC, dejan panfletos en su casa y hacen llamadas ya que los delincuentes siguen haciendo de las suyas desde la cárcel.

Lea también: Terminal perdió el año (2021) en gestión: Contraloría Municipal

La falta de oportunidades hace que de manera oportunista delincuentes hagan ofertas a los muchachos ofreciendo dinero para sacar de apuros a quien, por ejemplo, deba dos meses de arriendo. “Somos los metiches, los sapos, el cansón, el fastidioso, los que hacemos, porque las instituciones poco van a los barrios a preguntar que necesitan, eso lo hacemos nosotros, trabajamos por la comunidad sin recibir ni siquiera las gracias.”

Esta persona pide mucha mas seguridad, y no precisamente poner un esquema de seguridad, si no ser tenidos en cuenta, tener un respaldo para desarrollar un buen trabajo.

Por otro lado, Rosa Bautista, presidente de la JAC de la vereda Parcelas de Progreso, aseguró que su lucha ha sido por las tierras que les arrebata la delincuencia común a los habitantes desde las cárceles.

“La gente tiene miedo, ni la Alcaldía, ni la Policía hace algo al respecto. La estrategia es que usted se asuste y se vaya, abandone su tierra y termine siendo invadido”, dice Rosa

Eber Trujillo, presidente de la JAC de Remansos, también ha sido uno de los líderes que se ha visto seriamente amenazado por microtráfico. Cuenta solo con un escolta y pide que su esquema lo refuercen debido a la cantidad de atentados que ha sufrido.

“Yo no puedo andar por la calle tranquilo, en cualquier momento matan al escolta y me matan a mi, denunciar es un desgaste porque no hacen nada”, sostiene el líder.

El comandante de la Policía Metropolitana de Villavicencio, coronel Ricardo Sánchez Silvestre, manifestó que nosotros activamos la ruta de atención, en ella, a través del grupo de protección, se realizan unas recomendaciones de autoprotección a la persona, les facilitamos la instauración de la denuncia, posteriormente llevamos su caso a la Unidad Nacional de Protección para que realicen un estudio en el que se determine que esquema de seguridad va a tener a su disposición.”

La Defensoría del Pueblo explica que para este tipo de casos hay una ruta de atención a la que pueden recurrir, se encarga de hacer el acompañamiento para su protección y orientar el proceso.

Mientras tanto más líderes seguirán en el ejercicio de velar por los derechos de los niños y sus comunidades; porque la delincuencia no siga arrasando con las juventudes y porque tengas acceso a otras oportunidades que les ofrezcan ver más allá de lo que un marginado sector pueda brindarles.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter

 

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales