miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

El desequilibrio de la salud mental (I)


El desequilibrio de la salud mental (I) 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Periódico del Meta inicia una serie de tres informes que busca explicar razones a los desequilibrios mentales que se han convertido en un tema de salud pública y que van más allá de los casos de suicidio.
Por: Luissa Fernanda Pérez
En Villavicencio hay varias enfermedades que atacan la salud mental de las personas. El tratamiento de algunas de ellas debe hacerse en una clínica de reposo, la cual se encarga de que pacientes que padecen algún tipo de trastorno mental, reciban acompañamiento integral en manos de expertos, diseñados para el bienestar de pacientes.
Cerca de 8 IPS se dedican a tratar a los pacientes que padecen estas enfermedades; aunque estaba en funcionamiento la Unidad de Salud Mental, cerrada en pandemia para priorizar casos de enfermedades respiratorias.
La secretaria de Salud de Villavicencio, Tanya Cortes, indicó que desde esta dependencia solamente se realiza un proceso de seguimiento a la implementación de las rutas de atención en salud mental, a los diferentes operadores y aseguradoras, quienes deben gestionar con las personas que padecen estas alteraciones mentales.
“Es por esto que trabajamos en dos momentos: asistencia técnica, para desarrollar capacidades en el talento humano de servicio de salud y visitas de atención de las quejas que se presenten en la atención prestada, nuestra competencia es más de inspección“, indicó Cortes.
Por su parte Alexander Galeano, médico psiquiatra, expresó que las clínicas que existen en el municipio para atender los pacientes no responden a las necesidades integrales de los pacientes: “estos centros no responden a la parte moderna, no cuentan con recursos tecnológicos para imágenes cerebrales. En ese sentido, hay un retroceso, pero eso se debe al cierre de la Unidad de Salud Mental del Departamento“.
Indica que el departamento debe tener un pabellón de salud mental, no solo clínicas aisladas a las afueras de la ciudad, que funcionan como sistemas cerrados a los que pocos atienen acceso.
Pongamos un ejemplo: la farmacodependencia. El paciente adicto es un enfermo, entonces, ya cuando entró en su fase de adicción, no se puede detener, la ansiedad de consumo es superior, quiere dejarlo y no puede dejarlo, pero su cerebro está tan alterado que no puede tomar esa decisión libremente. En ese momento es entender al adicto como un enfermo, prestarle toda la ayuda científica que se pueda ofrecer, en este caso un centro público al que tenga donde recurrir y sea realmente asistido”.  explicó el doctor.
Finalmente, expone que algunos de los centros de atención privados no tienen el manejo adecuado para atender todas las patologías, no cuentan con especialistas idóneos y optan encerrarlos cómo única medida, aparecen un montón de centros, manejados a veces por sectas o negociantes de la enfermedad mental y lo que hacen es encerrar a la persona enferma, frecuentemente sin ningún criterio médico y cuando salen, vuelven a lo mismo porque no se ha llevado el tratamiento adecuado, al que se debe llegar”, señala el profesional.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales