El Guayabero busca el diálogo para persistir

Por Camilo Gallo |

Delegados de las comunidades campesinas del río Guayabero se movilizaron hacia la capital del país, en un esfuerzo por incidir en las entidades estatales, autoridades civiles, cuerpo diplomático, Congreso de la República y la sociedad civil, para dar a conocer las problemáticas que se están presentando en su territorio.

Los campesinos de la región del río Guayabero, mediante una rueda de prensa denunciaron, que desde hace más de 50 años no han podido gozar de derechos fundamentales como salud, educación, vivienda digna, y la paz, entre otros, siendo uno de los principales motivos de la llamada gira de incidencia en Bogotá.

“La delimitación y expansión del Parque Nacional Natural Serranía de La Macarena ocurrió con posteridad a nuestra llegada. Esta situación sirve de excusa al Estado colombiano para no traer la oferta institucional necesaria, para que contemos con vías de acceso, hospitales, escuelas y centros de apoyo”, manifestó un representante de los campesinos de la región del río Guayabero.

Guayabero

No obstante, los delegados señalaron que el acompañamiento por parte de las entidades estatales ha sido bastante limitado, y que esperan que la Procuraduría, en su labor disciplinaria, sancione los presuntos excesos y abusos de la Fuerza Pública, al igual que la supuesta falta de disposición de la Defensoría del Pueblo para garantizar los derechos de las comunidades.

Los campesinos denunciaron que se han visto obligados a cultivar la hoja de coca como su único sustento para las familias, con lo que apenas garantizan sus necesidades básicas, en un territorio donde el costo de vida es muy elevado por las dificultades del transporte.

Anunciaron que tienen la disposición para sustituir los cultivos ilícitos de forma voluntaria, pero, según comentaron, el Estado ha incumplido con los parámetros establecidos en los acuerdos de paz, por lo que están a la espera de que se brinden medidas compensatorias para lograr su subsistencia económica.

Las agresiones

Guayabero
Guayabero

Los campesinos delegados de las comunidades del río Guayabero buscaron exponer las presuntas vulneraciones de derechos por parte de la Fuerza Pública, sin embargo, manifestaron que ni el Ministerio de Defensa, ni la dirección del Ejército accedieron a conversar con ellos.

Los campesinos indicaron que la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo se comprometieron a realizar el acompañamiento a las comunidades en los operativos de erradicación.

Como se recordará, en la región del río Guayabero los campesinos cocaleros han alertado por agresiones físicas y verbales de los miembros del Ejército, específicamente hombres de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, durante los operativos del Plan Artemisa de erradicación.

Río Guayabero

Algunos de estos casos se dieron a lo largo del mes de octubre. El pasado 7 y 8 de octubre de 2020 los campesinos denunciaron que soldados del Ejército dispararon a los pies de los campesinos en la vereda La Tigra, en Puerto Rico, mientras otro uniformado habría propinado un culatazo con su fusil a un campesino que intentó grabar el proceso de erradicación forzada.

De igual forma, organizaciones defensoras de Derechos Humanos han manifestado su preocupación por las amenazas en contra de las comunidades campesinas, del Espacio Humanitario Campesino que verifica y defiende los derechos en dichas veredas de la región del Guayabero, según manifestaron.

El Ejército también ha denunciado el maltrato físico contra los soldados, varios de los cuales han salido heridos, debido a las violentas agresiones de cultivadores de coca.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter