El llanero en la Vuelta Cundinamarca

Hans Ariza es un joven ciclista metense que sueña con convertirse en el mejor pedalista del mundo y competir en las carreteras de Europa al lado de grandes corredores.

Hans Ariza comenzó su carrera ciclística a los 10 años, ya que por circunstancias de la vida su hermano desistió de la bicicleta y él retomó su camino que hoy en día lo tiene soñando con competir en las grandes carreras ciclísticas internacionales, como el Tour de Francia, Giro d’Italia y Vuelta a España.

El día que Hans Ariza inició a montarse en su bicicleta no fue nada fácil, no contaba con patrocinadores y su familia no tenía los recursos suficientes para apoyarlo en las competencias en las que debía participar, pero su padre buscó siempre encontrar los mecanismo económicos para que su hijo pudiera estar en las carreras. Hoy Hans da gracias a la entrega de su viejo, “no cualquiera hoy puede tener esas ayudas que yo tuve con mi padre, se lo agradeceré siempre”.

Su padre murió hace dos años por complicaciones cardíacas, un obrero de la construcción que se instruyó a través de internet para poder convertirse en el entrenador de su hijo. Por eso Hans lo recuerda de la mejor manera, “lo menos que él quisiera es que yo no estuviera triste, por eso vivo con alegría, nos enseñó lo bueno y lo malo de la vida, el valor del trabajo, la honestidad y espero siempre llevar su nombre y su apellido en alto”.

“La Vuelta a Cundinamarca se ha caracterizada por ser muy dura sobre todo el alto al Pionono, este año creo que no será la excepción, incluso tenemos el alto Albán esperamos ganar obviamente, el título se consiguió hace dos años con Álvaro Gómez, espero aportar lo mayor posible a mi equipo”, dijo.

Hasn, está en la edición número 42 de la vuelta ciclística a Cundinamarca con el equipo Néctar que vio en él sus cualidades deportivas, en la presentación del equipo, el Gobernador de Cundinamarca se refirió sobre el inicio de la carrera. “Creo que el acompañamiento financiero que le hemos dado a las ligas año tras año, ha superado con creces lo que en otras vigencias se había hecho, me alegra saber cada vez más jóvenes, niños, adultos en las distintas disciplinas deportivas encuentran el el departamento su apoyo, para hacer quizás una de las tres cosas que más le encanta a la gente, la actividad deportiva”.

De esta Vuelta a Cundinamarca, en la que competirá el pedalista llanero, han salido grandes ciclistas como Egan Bernal e Iván Sosa, que hoy en día en las clásicas del ciclismo europeo, Vuelta a Cataluña, Vuelta al País Vasco, París-Niza, Tour de Romandía, Tirreno Adriático, además de los ya conocidos Tour de Francia, Giro d’Italia y Vuelta a España nuestros escarabajos han sabido posicionar a Colombia como una de las potencias ciclísticas de la actualidad.  

Ariza empezó sus participaciones en la Liga del Meta donde se destacó por su enorme progreso, sus primeras participaciones deportivas del ciclista las hizo en el 2012 y 2013. Donde demostró sus habilidades y buenas condiciones que lo llevaron a fichar por el equipo Strogman, en el que compartió camiseta con ciclistas como Richard Carapaz (Corredor del Movistar Team), Jaime Valbuena, Miguel Angel pineda, Ruben Mario Acosta, Fabio Cadena, Andrés Camilo Pedraza y William Dario Muñoz.

Hans siempre contó con el apoyo de su padre. Su asistencia se convirtió en fuerza motivadora para su superación.

“Yo seguí continuando, luchado, mucho sacrificio, dedicación y las ganas de estar siempre ahí, quise salir adelante, siempre que quiero tirar la toalla me acuerdo de todos los sacrificios que hizo mi papá”, expresó.

El corredor busca con el equipo Néctar de la Empresa de Licores de Cundinamarca, armar la fiesta en las cuatro etapas de carrera donde recorrerán lugares como el Alto del Pionono, el pico más importante de la carrera y partirán desde Beltrán pasando por Guataquí, Nariño, San Juan de Rioseco, Guasca, Guatavita, Sesquilé, Sopó, Beltrán, Guataquí, Nariño, San Juan de Rioseco,Vianí, Guayabal,Albán, Subachoque, El Rosal, Tabio, Cajica, Chia y Cota.

El evento ciclístico más importante de Cundinamarca se corre con la participación total de 150 deportistas (de los cuales ocho ciclistas son extranjeros y compiten por Ecuador, Venezuela, Costa Rica y Perú).

Con la devoción por la bicicleta que le inculcó su padre, Hans Ariza espera seguir de romance con su amiga de acero y convertirse en el mejor en su categoría para poder llegar a estar en los principales podios en las carreras más prestigiosas. Por ahora destilará talento en esta Vuelta Cundinamarca ‘Bicentenario’ 2019, que le brinda a las jóvenes promesas del ciclismo la oportunidad de mostrar su categoría en un deporte de fe y devoción, cargado de heroísmo y gestas épicas.

PIE DE FOTO