Únete al reto basurachallenge en Villavicencio

Los estudiantes, por iniciativa propia, decidieron limpiar los alrededores de sus colegios y volver viral su campaña.

Un grupo de jóvenes por cuenta propia decidió hacer aseo en los alrededores de su colegio y ahora buscan que otras instituciones de la ciudad lo hagan.

Por Liza Zarta/ Especial Periódico del Meta

Por iniciativa propia y a través de un aplicativo en las redes sociales, estudiantes de universidades y de colegios públicos y privados de Villavicencio iniciaron una campaña ambiental que busca además de despertar conciencia y cultura ciudadana, el embellecimiento y aseo de las sedes educativas especialmente en las zonas externas.

Algunos retos virales que se difunden en las redes sociales, son peligrosos, pero otros como el #basurachallenge o #trashtag challenge, que   consiste en ubicar un lugar en el que haya mucha basura, tomar una foto, recogerla y posteriormente tomar otra foto, es decir un ‘antes’ y ‘después’ empieza a tomar fuerza en Villavicencio.

El desafío que tomaron ocho estudiantes del grado 11-1 de la Institución Educativa Francisco José de Caldas en Villavicencio, ha sido aplaudido por otros alumnos, docentes y personas del sector, los cuales elogian la acción al tratarse de una apuesta que favorece al medio ambiente.

La jornada de limpieza que se realizó dentro y fuera del plantel Educativo, busca concientizar a la ciudadanía del daño causado al entorno.

Leidy Ximena Ramos Ávila, estudiante de undécimo grado del colegio Francisco José de Caldas y líder de la iniciativa, explicó que dicha actividad la están realizando los grados once los martes en jornada contraria y que comenzaron con ocho alumnos voluntarios para empezar a motivar a otros estudiantes y compañeros de otras instituciones a que se vinculen paulatinamente con la campaña.

Para Leidy, recoger y limpiar la basura es contribuir a que la ciudad se vea más bonita. “la idea es empezar por algo mínimo y después ir por algo más grande”.

“Nosotros recolectamos envase plástico, papel, cartón y otros inservibles para reciclar y hacemos otras labores de aseo y embellecimiento en la parte interna y externa del establecimiento debido a que el habitante de calle especialmente da mal uso de estos espacios lo que genera malos olores y por ende la contaminación del medio ambiente”, explicó Leidy Ximena.

Animales muertos, residuos humanos, materia fecal, plásticos, colchones podridos, zapatos y baterías de teléfonos, fueron algunos de los desechos que se recogieron afuera de la institución; aproximadamente 16 kilos de residuos sólidos fueron recolectados.

“Esto da una imagen errónea de nosotros como ciudadanos, no sabemos valorar ni respetar el espacio en donde estamos, no hay razón para que la gente sea cochina”, recalcó Leidy.

Quienes participaron de la iniciativa dijeron que estas jornadas serán motivo de exposición y análisis en un próximo encuentro de personeros y contralores estudiantiles con el fin de socializarla y buscar el fin primordial por la preservación y defensa del medio ambiente desde las instituciones educativas.

Según Mauricio Rodríguez otro de los participantes, la iniciativa llegó al colegio para quedarse y tratar de implementarse cada período académico debido a la falta de conciencia ciudadana, donde se busca poder extender este proyecto no solo en la institución sino también fuera, “esa bolsita de refresco, las envolturas de papa, los tarros de gaseosa, los papeles; se pueden esperar si no hay caneca cerca; para eso están los bolsillos”.

Municipios como Acacías, Puerto López, Retrepo, Villavicencio y otros se han sumado a limpiar zonas como parques, instituciones y calles de la ciudad.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación, en Colombia se producen 11,6 millones de toneladas de basura al año y solo se recicla el 17%. Además, al 7,5 % de los rellenos sanitarios del país ya se les acabó su vida útil y a un 15 % le queda menos de tres años.