El Meta prende la fiesta sin pólvora

Con el objetivo de concientizar a la ciudadanía en el autocuidado y disminuir los índices de quemados por pólvora en la época decembrina, la Secretaría de Salud del Meta lanzó la campaña.

En coordinación con el Cuerpo de Bomberos de Villavicencio, la Cruz Roja Seccional Meta, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo, la red hospitalaria del departamento y las alcaldías municipales, una campaña para prevenir el uso de pólvora se llevará a cabo en los 29 municipios del Meta.

“La campaña tendrá como fin, concientizar a niños, jóvenes y adultos sobre los peligros que representa la utilización de elementos pirotécnicos y los efectos lesivos que causa en un ser humano el mal uso de los mismos”, indicó Araceli Méndez, epidemióloga de la Secretaría de Salud departamental.

Aunque la funcionaria señaló que la meta para este año es reportar cero quemados en el departamento, a la fecha ya se registró un caso por quemadura con pólvora. El hecho se presentó en el municipio de Mesetas, al sur del Meta, donde un hombre de 53 sufrió una lesión en un ojo por manipular inadecuadamente un tote.

A pesar de estos reportes, desde el año 2015 la cifra de quemados en el Meta se ha reducido en un 70 %, debido a la articulación de toda la institucionalidad y a las campañas que se realizan cada año, y que son orietadas desde desde la Secretaria de Salud del Meta, indicó su titular, el médico Jorge Ovidio Cruz.

Y es que, durante el 2015 se registraron 10 personas quemadas en el departamento, de estos casos, ocho se presentaron en adultos y dos en niños. Para el año 2016 se presentaron seis lesionados por pólvora, cuatro de los afectados fueron niños y dos adultos. En el año 2017 se registraron tres casos, dos adultos y un niño resultaron afectados.

“El bienestar y la salud de los niños debe ser un compromiso de todos, no podemos vulnerar sus derechos”, destacó la funcionaria de salud, al reiterar que la población infantil es la más damnificada con los accidentes con estos artefactos.

Para vincular a la población, la Secretaría de Salud visita diferentes zonas del departamento, distribuyendo afiches, hojas, volantes y plegables con estos mensajes. La idea es que la población también se una con apoyo a esta campaña desde sus hogares.
En municipios del Meta como Restrepo, Guamal, Granada y San Martín, donde no hay restricción para el uso y venta de pólvora, también se adelantan campañas de prevención, “queremos generar conciencia sobre la premisa de que no solo es la pólvora lo que quema y, por eso, hacemos énfasis en la prevención y el autocuidado, específicamente en menores”, señaló la funcionaria.

Advirtió, no obstante, que aunque es facultativo de los alcaldes permitir la venta y comercialización de pólvora en sus territorios, este hecho perjudica la reducción de cifra de quemados en el departamento, además de poner en riesgo la seguridad de niños, jóvenes y adultos, que tienen más facilidad para acceder a estos elementos pirotécnicos.

Plan de contingencia
Como parte de las acciones preventivas para disminuir el riesgo de incidentes con pólvora durante la temporada, toda la red pública hospitalaria y las clínicas privadas del departamento han activado sus planes de contingencia que se extenderán hasta el mes de enero del próximo año.

“Tenemos activa la alerta amarilla en toda la red hospitalaria del departamento, de tal forma que si una persona se lesiona con pólvora pueda recibir atención integral, desde el manejo de las lesiones propias que puede generar el uso de estos elementos pirotécnicos, hasta la rehabilitación de las secuelas que puede dejar esta situación”, señaló la epidemióloga de la Secretaría de Salud departamental.

Adicional a ello, la Secretaría de Salud departamental se adhirió al Sistema de Vigilancia Nacional, donde se hace intensificación de las lesiones por pólvora desde el primero de diciembre.

“Tenemos una red diaria donde los 29 municipios están notificando diariamente si se presentó algún caso y lo ponemos en conocimiento a nivel nacional”, explicó la funcionaria departamental.

Sanciones
Los adultos que permitan o induzcan a menores de edad a manipular o usar artículos pirotécnicos, que puedan ocasionar quemaduras o lesiones físicas recibirán una sanción que supera los cinco (5) salarios mínimos legales mensuales vigentes.
En caso de que el menor se encuentre manipulando, portando o usando inadecuadamente artículos pirotécnicos o fuegos artificiales y globos, estos le serán decomisados y el menor será conducido y puesto a disposición de un defensor de familia o del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Los padres, por su parte, recibirán una multa por permitir conductas contrarias a la seguridad y bienestar del menor.