jueves, 29 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

El Meta ve a sus ríos


El Meta ve a sus ríos 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La tragedia que enlutó a Putumayo y a Colombia, por cuenta del desbordamiento de tres ríos en Mocoa, uso de manifiesto, nuevamente, la necesidad de cuidar las riquezas ambientales en los territorios. En el Meta hay 845 puntos críticos, según Cormacarena.

“En Villavicencio no hemos tenido ningún tipo de desbordamiento hasta la fecha. Hemos sobrepasado la época invernal desde agosto y septiembre del año pasado sin afectaciones”.

El parte de tranquilidad del jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Villavicencio, Juan Carlos Guzmán, sería una utopía apenas hace unos años, cunado con cada temporada de lluvias eran casi fijos los barrios que se inundaban en la capital del Meta.

La protección de los caños, su descolmatación  y las jornadas de limpieza y arborización que se adelantan desde la administración pasada, parece que han rendido sus frutos, aunque no todas las amenazas están controladas.  

 “Hace poco se vio afectado un sector de El Rubí, ubicado dentro de la ronda y el cauce activo del Río Ocoa; también hubo una afectación en un sector del barrio Gramalote en donde el agua salió hacia las vías y viviendas, pero no ha habido desbordamientos en Villavicencio”, recalcó Guzmán.

Pero mientras en Villavicencio no ha habido mayores alertas, Cormacarena reportó que durante el periodo enero y marzo, para el departamento del Meta la Corporación ha registrado un total de 19 eventos, relacionados con la ocurrencia de fuertes precipitaciones que han ocasionado inundaciones o desbordamientos de la fuentes hídricas, y eventos asociados a fenómenos de remoción en masa; de estos eventos registrados se han atendido 13, lo que representa un porcentaje de 68%. Los municipios atendidos durante esta vigencia han sido Puerto Concordia, Restrepo, Acacías, San Martín, Mesetas, y Granada.

El Consejo Municipal de Gestión de Riesgo a través de la Oficina de Gestión del Riesgo de Villavicencio, se encarga de detectar los grados de amenaza en que la población se encuentre vulnerable y asimismo emitir alarmas.

Según la Oficina de Gestión del Riesgo, la última semana de marzo hubo una alerta naranja en los caños Maizaro, Buque y Cuerera, que estuvieron a diez centímetros de salirse de sus cauces por lo cual se decretó esta alerta, pero se retornó a alerta amarilla por lo que las lluvias se dieron en la cordillera y los ríos empezaron a bajar.

Por su parte, la Corporación Ambiental Cormacarena, ha insistido en la necesidad de cuidar las fuentes hídricas y no talar en las zonas altas, pues, como sucedió en Mocoa, en el Meta hay posibilidades altas de deslizamiento. 

La autoridad ambiental informó a Periódico del Meta que realizó la cofinanciación de obras de control  de erosión, deslizamientos e inundaciones en zonas de riesgo priorizadas las cuales están ubicadas en el municipio de Villavicencio (en la cuenca del Río Guatiquía, Río Negro y el Río Guayuriba); en el municipio de Puerto Gaitán (Manacacías); en Guamal ( cuenca del Río Guamal); en Acacías, en la cuenca del Río Acaciítas; y en la cuenca del Río Ariari en el municipio de Granada.

De enero a marzo de este año se han reunido los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres de Castilla La Nueva, Cubarral, El Castillo, El Dorado, San Martín, Granada, Mesetas, Puerto López, Restrepo, Acacías, y Villavicencio, teniendo en cuenta que estos han sido los que nos han convocado; así como a las reuniones del Consejo Departamental.

Una de las causas de estos desbordamientos, según el Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, es que “la gente quita los árboles cerca a los ríos para construir sus viviendas, esto hace que cuando el río crece por las lluvias ya no hay vegetación o raíces a la orilla por lo que se desborda y empieza a hacer socavación lateral, que significa que empieza a esparcirse por todo el terreno cerca, hasta llegar a las casas y por ende se lleva todo a su paso. Lo que solo lo puede controlar la madre naturaleza”.

Cormacarena creó un grupo conformado por profesionales y técnicos, los cuales se encargan de llevar a cabo las actividades en el acompañamiento a los entes territoriales, y el apoyo a las actividades que buscan reducir los riesgos a que están expuestos.

Igualmente, se ha recomendado a las alcaldías y a la gobernación del departamento, se realicen las solicitudes de intervenciones en los cauces de los ríos, teniendo en cuenta los puntos críticos identificados por la Corporación, adelantándose a la entrada de la temporada de lluvias.

Las autoridades aclararon que en el Meta sí hay alerta roja pero en un fenómeno paralelo como lo es la remoción en masas por los históricos que ha tenido el departamento, como lluvias y porque hace un año habían más de 20 derrumbes que son eventos de dicho fenómeno y deslizamientos en la ciudad. Todo esto, sumado con las lluvias, hace que el IDEAM genere una alerta hacia Villavicencio, Acacías y otros municipios del departamento del Meta.

Debido a cambios del uso del suelo en la última década, incremento en la tasa de deforestación, implementación de agricultura intensiva, incremento de la actividad de explotación de hidrocarburos etc. aunado, al efecto por el cambio climático que ya se comienza a percibir en el país, conlleva a que se aumenten los fenómenos de remoción en masa e inundaciones.

 

En el año 2016 se realizó una consolidación de todos los puntos críticos que se tienen registrados en el departamento del Meta, este registro se basó en los conceptos realizados por la corporación. Se registró un total de 525 nuevos puntos críticos desde el año 2012 hasta el año 2016 y ahora suman 845 los puntos críticos totales en el departamento. 

 

 

DATO VITAL

La alerta amarilla, es una señal que indica que los caños pasan de su estado normal hasta el 50% de sus cauce; la alerta naranja denota la superación de este 50% del cauce y llega al límite de los diez centímetros para desbordarse; y por último, la alerta roja es la que muestra un inminente desbordamiento en algunos sectores de la ciudad, y de acuerdo al registro del IDEAM se puede detectar si van a seguir o no, las lluvias, y esto es lo que define si los ríos siguen en alerta amarilla, naranja o roja” explicó Guzmán.

 

 


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales