‘El mundo de Sofía’ está en el espacio

Sofía sueña con el día en que llegará a conocer la NASA.

Sofía Lopera últimamente se la pasa en la luna, pero por una buena razón: es una de las niñas colombianas que visitará la NASA, gracias a un concurso en el que resultó ganadora. 

Por Sebastián Mojica

Como ocurrió con Sofía Storstein, la protagonista del libro ‘El mundo de Sofía’, la noruega que una vez recibió una carta que le cambió la vida, a Sofía Lopera un día le entregaron un mensaje que a sus 10 años, también la cuestionó sobre su futuro. 

Sofía, la llanera nacida en Acacías, es una apasionada por el espacio, la tecnología y el medio ambiente. A su corta edad, espera cumplir uno de sus mayores sueños, conocer el mundo de la NASA, un gusto que le nació desde los cuatro años para experimentar que hay detrás la maravilla espacial.

La convocatoria contó con más de 3.500 inscritas de las cuales se seleccionaron las 35 tripulantes que viajarán en representación de 21 departamentos y 31 municipios de zonas alejadas y vulnerables del país.

Pese a ser una niña que hasta ahora se encuentra en su etapa de formación académica de quinto grado, Sofía piensa y se expresa como una adulto, con aspiraciones tan increíbles que demuestran la disciplina que la ha llevado a este gran logro.

Soy una niña apasionada, no dejo que las barreras afecten mi proceso al triunfo. Quiero ser un ejemplo para las mujeres aquellas que se rinden porque no cumplen un sueño, la vida se trata de sacrificio y constancia para alcanzar el éxito”, dijo la pequeña.

Sofía será una de las 35 jóvenes que participarán en este viaje gracias a la Fundación She Is, un programa el cual ha empoderado a la mujer, y como menciona ella, fortalece “el gremio femenino” que está dispuesta a asumir cualquier reto.

La mujer colombiana y sobre todo la llanera, es capaz de disponer de cualquier cargo por muy importante que sea. Las invito a que sigan a delante, que sigan estudiando y no se pongan límites”, asegura ella.

Y como todo niño, siempre existe una imagen líder a la cual admirar, en el caso de Sofía, ve como un ejemplo a Diana Trujillo, la colombiana ingeniera aeroespacial que ahora es directora de vuelos en la NASA.

Puede leer: Francisco Daza: ejemplo de servicio y vocación

Es una profesional increíble, lógicamente quiero ser como ella algún día, poderla conocer y porque no, llegar mucho más lejos en este campo”, sostuvo la acacireña.

Y agregó que: “sin embargo, mi ejemplo a seguir siempre será mi madre, una mujer guerrera que ha impulsado mis sueños hasta el final”.

Aunque a los 10 años aún existen impresiones en cuanto a qué le depara el futuro y el camino que espera seguir en la vida profesional, en ‘el mundo de Sofía’, el tema ya está claro: no solo quiere estudiar una carrera, sino ingeniería aeroespacial y diseño gráfico, además de seguir practicando uno de sus hobbies que es el patinaje.

Este deporte me aleja de un día pesado o del estrés, me relaja, me inspira y termina de motivar mi jornada. Esta actividad ha sido el mejor espacio para abrir mi mente y activarme físicamente, por eso, una de mis ídolos siempre será la ‘Chechi’ Baena”, asegura.

De igual manera, Sofía no solo ha sido una amante por la ciencia, también la trasnochan los temas del medio ambiente, y en plena era de la tecnología, aprovechó las redes para hablar sobre el cuidado ambiental desde casa: “mi canal de YouTube es Sofía Lopera mi granito de arena, ahí verán todo un contenido educativo que les puede interesar”.

Empoderada y noble”, fueron las palabras con las que está llanera define su personalidad y carácter, manifestando que cada logro por muy pequeño que sea, hace parte de su formación y experiencia diaria.

Le interesa: Huber Marcel, el premio de enfrentar los miedos

Aunque el objetivo no es generar presión, esta pequeña asegura que es un orgullo poder llevar al llano a la NASA, dónde hablará de sus tradiciones, culturas y gastronomías típicas de esta tierra.

Cuando llegue, lo primero que haré será recorrer todas las instalaciones, saludar al equipo de trabajo y comentarles lo bonito de mi departamento. Es una semana muy especial que espero vivir al máximo”, afirma.

Por ahora, las 35 niñas siguen en un proceso académico virtual durante tres meses para finalmente alistar sus maletas e irse el 15 de agosto al Space center de la NASA en Houston Texas.

Mauricio Ossa, gerente de Odinsa, la empresa que costeará el viaje, manifestó que “se tiene un compromiso con la comunidad de manera directa, así que participar en proyectos que empoderen cada vez más a las niñas y jóvenes a cumplir sus metas, nos llena de orgullo”.

Añadió que «seguirán trabajando para que las nuevas generaciones del departamento del Meta y de Colombia sigan cumpliendo sus sueños y que puedan recibir educación de calidad en la carrera que siempre han querido«.  

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta