Estos son los personajes del año en el Meta

El equipo de periodistas de Periódico del Meta votó por las personas que a su juicio fueron las más destacadas de este año que acaba, bajo un criterio: cómo influyeron en los hechos más importantes del 2019 y qué tanto protagonismo tendrán en el 2020.

1. Juan Felipe Harman Ortiz, ingeniero civil.
Es el protagonista del cambio político más importante de los últimos años en Villavicencio y el Meta. Por décadas, la izquierda en la región había estado al margen de la representatividad y apenas lograban votos para curules en la Asamblea del Meta o concejos municipales, por lo que rápidamente sus propuestas sucumbían ante el oficialismo de la clase dirigente tradicional.

Sin embargo, como concejal del Polo Democrático, Harman
supo capitalizar el inconformismo por el actual alcalde Wilmar Barbosa, sin encontrar mayor resistencia en la administración, ni tampoco entre sus compañeros cabildantes.

El resultado no podía ser mejor para él: es la primera vez que un representante de la izquierda logra la alcaldía de Villavicencio; buena parte de los jóvenes lo respalda y ahora su responsabilidad será no defraudar el voto de opinión que confió en él y que busca una verdadera alternativa en la forma de gobernar la ciudad y maneras diferentes de resolver los problemas que tiene Villavicencio.

No la tiene fácil porque ya algunos de sus críticos han salido a cuestionar a algunas de las personas que lo rodearon en campaña, que justamente representan la política tradicional de la región, a su favor hay que decir que al menos desde lo técnico está bien rodeado.

Felipe Harman, alcalde electo de Villavicencio

2. Giovanny Angulo, profesional en Seguridad Industrial.

En el 2010 le hizo una promesa a Juanita, su hija, en la cual le juró que haría algo para entregarle un mundo mejor cuando ella creciera. Desde ese momento se le volvió una obsesión estar en cargos que le permitieran intentar cumplir ese compromiso.

Este año fue vocero de la Veeduría de la vía al Llano y, junto a sus compañeros, se convirtió en un interlocutor serio ante el Gobierno Nacional y Coviandes para hacerle seguimiento a las obras de esta carretera. Su labor, ad honorem, fue fundamental para que la mayor parte de los llaneros conociéramos de primera mano y con una voz que no fuera la oficial, pero sí autorizada, lo que pasaba con la vía en uno de los peores años de la historia para este importante corredor.

Muchas veces financiando viajes de su propio bolsillo, abrió espacios en Bogotá para que la región fuera escuchada en instancias ministeriales, y contribuir a acelerar las obras que habilitaran de nuevo la vía al Llano. Para el próximo año busca abrir cuatro veedurías en el Meta, todas de suprema importancia: una es la veeduría al aeropuerto Vanguardia; otra será la veeduría ciudadana a las regalías, otra más para la Malla Vial del Meta y una cuarta para los dineros de Competitividad y Emprendimiento.

Giovanny Angulo, vocero de la veeduría de la vía al Llano

3. Arley Gómez, ingeniero civil y administrador de empresas.

En las últimas semanas lo han llamado cientos de personas para pedirle regalos de Navidad para las comunidades que lo apoyaron en su campaña a la Gobernación del Meta. La respuesta ha sido la misma: “no doy regalos”. Esa es su forma de hacer política, abierta, frentera y sincera, y por esa manera de ser se convirtió en un personaje polémico en el 2019.

Con un celular en la mano, una presencia en redes como ningún otro aspirante, fue ganando adeptos y puso a temblar a las campañas y los estrategas políticos más experimentados. Al final logró 128.000 sufragios que lo dejaron con una votación histórica para un candidato independiente en el Meta y quien sin duda será una piedra en el zapato para el oficialismo cuando asuma como diputado de la Asamblea.

Es ganadero, palmicultor, apicultor, vende seguros y según él mismo dice, ha sembrado más de un millón de árboles en sus fincas. Por eso dice que no necesita cuotas burocráticas, pues su sustento depende de su propio trabajo y no de la politiquería. Su principal reto en el 2020, afirma, es que varias de sus propuestas que tenía para la Gobernación del Meta, queden incluidas en el Plan de Desarrollo que se discutirá en los primeros seis meses del año y que será la brújula de la próxima administración departamental.

Arley Gómez, diputado del Meta