El posconflicto en los programas de gobierno de los candidatos

Según entidades que hacen seguimiento a los acuerdos de paz, el Meta es uno de los departamentos donde la implementación avanza de manera efectiva.
Pese a que en la implementación de los acuerdos el próximo gobernador tendrá una gran responsabilidad, solo un candidato tiene a la paz como eje central de su programa de gobierno. Esto es lo que le espera al próximo mandatario

El apoyo a la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, la sustitución de cultivos ilícitos, y avanzar en procesos de reparación, reincorporación, y reconciliación, hacen parte de los retos del nuevo gobierno departamental.

El departamento del Meta, es después de Antioquia, el lugar que más acoge Espacios de Transición Capacitación y Reincorporación; tres zonas donde se encuentran aproximadamente 1.800 excombatientes ubicados en Mesetas, Vista Hermosa y La Macarena. Es con ellos, y con las comunidades afectadas por el conflicto con quienes el gobierno local, nacional, además de la articulación con otras entidades, deben avanzar en procesos de reparación, reincorporación social, y en términos de reconciliación.

Según el Registro Único de Victimas en el Meta hay 263.983 personas declaradas como víctimas del conflicto armado, a su vez, es el departamento en donde los municipios de La Macarena, Mesetas, Puerto Rico, Puerto Concordia, Puerto Lleras, Uribe y Vista Hermosa, fueron priorizados como parte de la estrategia de Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial.

En 842 veredas, según la Agencia de Renovación Territorial  se ejecutaron procesos de planeación participativa, para ahora realizar acciones que podrían generar desafíos institucionales como la creación de nuevos municipios, y veredas. Además de la adecuación de vías terciarias, acceso a servicios públicos básicos, y formalización de predios, muchas veces ubicados en áreas especiales ambientales.

Además de estos ocho municipios que demandan atención especial, 23 de los 29 municipios que conforman el departamento, fueron priorizados como Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado (Zomac), esto quiere decir que, empresas que ejecuten proyectos de inversión en estos lugares, se beneficiaran tributariamente con hasta el 50% de sus impuestos de renta. Por ende, convierte al departamento en un atractivo de inversión capital, bajo la responsabilidad de la gobernación del departamento.

También le puede interesar, El Meta le sigue creyendo a la paz.

Parte de los retos que tiene la nueva administración en materia de seguridad y paz será acompañar la erradicación de cultivos ilícitos, que no pudieron ser sustituidos de manera voluntaria, según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el Meta hace parte de los nueve departamentos destacados donde se disminuyeron los cultivos de coca, sin embargo, aún hay 7.285 hectáreas de coca.

Para cumplir con lo que demanda el esclarecimiento de la verdad, justicia, reparación, y no repetición, el gobierno departamental debe continuar apoyando la hoja de ruta del Sistema de Justicia Transicional, compuesto por tres entes: Jurisdicción Especial para la Paz, Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por desaparecidas y Comisión de la Verdad, que vienen trabajando descentralizadamente en la región.

Según entidades que hacen seguimiento a los acuerdos de paz, el Meta es uno de los departamentos donde la implementación avanza de manera efectiva

Periódico del Meta revisó los planes de gobierno de los candaditos a la gobernación 2020-2023 para ver cuáles son sus propuestas respecto al tema de implementación, y esto fue lo que encontramos:

La candidata Nohora Tovar, a pesar de pertenecer a un partido abiertamente declarado en oposición frente a la forma de los acuerdos, tiene dentro de sus cinco primeros pilares la ‘Paz con legalidad, y con Diagnóstico sectorial’, asegura que, a pesar de los acuerdos de Paz, la situación en el sur del departamento sigue siendo compleja, por eso destaca la labor de la Secretaría de Víctimas, Derechos Humanos y Paz y prevé fortalecerla, junto a la Política Pública, la escuela y el observatorio de Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario y de paz, del Departamento.

Plantea pedir apoyo Gobierno Nacional para afrontar a las disidencia, delincuencia común y Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley, además de la protección de líderes sociales, en articulación con la fuerza pública. Como parte del diagnóstico sectorial, la candidata apoyará la implementación del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial, junto a las ZOMAC, como mecanismos de desarrollo social, vinculando a más empresa y apoyando técnica y financieramente las hojas de rutas.

Por otro lado, está el candidato Antonio Cuellar, quien respecto a la paz y posconflicto, tiene una corta enunciación, solo en dos líneas habla específicamente del tema, y especifica fomentar la articulación con el gobierno nacional para promover acciones que le competen al Meta, en el marco de implementación de los acuerdos con las FARC. Sin embargo, sí estipula que, de ser elegido implementará todas las políticas públicas regionales que haya establecido el gobierno actual, con el objetivo de generar continuidad en los proyectos consensuados con a comunidad.

Juan Guillermo Zuluaga, en su propuesta de ‘Mecanismos para el progreso territorial’ nombra a los municipios de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), como lugares donde es necesario consolidar la presencia estatal, principalmente en infraestructura vial, desarrollo económico agropecuario, el cuidado del medio ambiente, en especial en prevención y control de la deforestación, la educación y la salud rural, consolidando la legalidad y la tenencia de la tierra.

Por otro lado, tiene enunciado a los jóvenes rurales como protagonistas de las iniciativas de paz y desarrollo, proponiendo disminuir la migración de jóvenes campesinos a las grandes urbes, para permitir el relevo generacional en el campo del departamento, además de reducir los niveles de pobreza de este segmento poblacional, fomentando proyectos de emprendimiento y la asociatividad, con la creación del Banco de proyectos productivo con
potencial de crecimiento.

Así mismo, el candidato, Juan Diego Muñoz, con su programa “El Meta que queremos”, propone brindar el apoyo necesario para la implantación del Acuerdo de paz, como garantía de los derechos de las víctimas y el desarrollo territorial, por esa razón apoyará la prórroga de la Ley 1248, de víctimas y restitución de tierras. En su documento base abordan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, como herramienta de planificación y gestión para implementar la Reforma Rural Integral.

El desarrollo de la economía campesina y familiar, a través de inversiones públicas progresivas, concertadas con las comunidades, y la formulación de política pública para el sector agropecuario, integrando ordenamiento productivo y social, gestión ambiental, seguridad alimentaria y nutricional, zonas de reserva campesina, unidades agrícolas Familiares y agropecuarias, con el objetivo de hacer del campo metense un escenario de reconciliación.

Arley Gómez, es el único candidato que tiene como eje principal la paz en su programa de gobierno, ‘El Meta y la Consolidación de la Paz’, habla sobre la participación y la promoción de los Derechos Humanos, como garantía de paz y progreso, además del desarrollo económico con la consolidación de iniciativas del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial Región, junto al programa de ‘Desarrollo Rural Integral’ porque, es según él donde allí residen las mayores desigualdades.

En este punto plantea velar por el acceso justo de los campesinos a las tierras, e implementar actividades agropecuarias, que se ajusten a verdaderas necesidades de cultivos y producción, infraestructura veredal, auspiciar la sustitución de  cultivos de uso ilícitos por alternativas legales, para reestablecer derechos de manera digna y justa. En su plan de gobierno también se refiere a la prorroga en el Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, junto al fortalecimiento de estas a través de rutas de atención e información.

Hablan los expertos

El Secretario de Derechos humanos y Paz de la gobernación, Wilson Chavarro, explicó
que, el reto que tiene el próximo gobierno departamental es no dejar perder el proceso de
comunicación, y de canales permanentes.

“Hay que demostrar voluntad política, eso debe tener el nuevo gobernador, sentarse a conversar, tener disposición manifestada con la asignación de recursos, para que esos procesos que van andando se incrementen, para que el proceso de paz, de reparación, y de reconciliación sean realmente exitoso”

Aseguró, además porque el proceso de paz se diseñó con una hoja de ruta para implementación en al menos 15 años. “El Meta es uno de los departamentos donde de manera más efectiva se ha visto la implementación de los acuerdos, y la estabilidad en cuanto a orden público, comparado con otros territorios como Cauca, Nariño, Antioquia, Arauca” comenta Gonzalo Agudelo, consultor en temas de paz en el Meta, y coincidió en que se deben seguir propiciando espacios para la reincorporación, y en que el mayor desafío está en consolidar lo avanzado, de descentralizar la administración, para copar el vacío que dejaron los actores armados.