El regalo de donar sangre

De cada donante se podrían salvar hasta tres vidas, esto lo convierte en una necesidad constante

En esta época decembrina y fin de año se aumenta el índice de pacientes que requiere transfusiones de sangre, pero disminuye los donantes. Vacaciones, trabajo constante, viajes y las festividades de fin de año son algunas de las causantes que promueven esta baja oferta de donantes.

De acuerdo a Nora Isabel Gutiérrez Mejía, Bacterióloga y Directora del Banco de Sangre del Hospital Departamental de Villavicencio, entre agosto a septiembre de este año se incrementó en un 30% la cantidad de pacientes. Hasta el año 2015 la unidad de sangre tenía un promedio de 700 pruebas de compatibilidad, hechas con la sangre del paciente y la que se donó.

Ahora las pruebas están oscilando en 1.300, lo que genera un incremento en la demanda. En caso de que los componentes existentes no sean suficientes, la entidad adquiere un contrato con otra empresa que esté en condiciones de prestar el servicio. Es de saber que el hospital principal del Meta tiene permanentemente el 200 por ciento de ocupación en el mismo.

“El deber ser es que los donantes lleguen al banco de sangre sin estarlos llamando, o que vengan porque alguien particular se accidentó” dijo la directora.

En esta entidad hospitalaria la meta de donación de sangre asciende a 5.000 unidades al año; equivalen a 500 por mes. Sin embargo, no ha sido posible llegar a esta cifra, excepto el pasado mes de febrero en que se recolectaron 550 componentes de donantes.

El presidente de la Cruz Roja Seccional Meta, Eduardo Rozo Briceño, afirmó en boletín de prensa que, históricamente la temporada de final y comienzo de año se ha caracterizado por el incremento en la demanda de unidades de sangre. sin embargo, se refleja una disminución del 40 por ciento en las reservas de la misma.

A nivel nacional el promedio de donantes habituales está en 22,5 por ciento, estos son aquellos que donan por lo menos, dos veces al año, el 77.9% fueron nuevos donantes; donantes por primera vez. El hospital departamental actualmente se mantiene en un 18 por ciento de la primera proyección establecida.

Según los expertos en el tema, 8 de cada 10 personas necesitan algún tipo de transfusión sanguínea en su vida. El Rh más solicitado en la población es el O positivo y el O negativo para el post parto de las madres gestantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias si la sangre se separa por componentes; glóbulos rojos, plaquetas y plasma, los cuales pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

También, en casos de mujeres con complicaciones obstétricas, niños con anemia grave, personas con traumatismos graves provocados por accidentes de tránsito, como pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y médicas complejas, y enfermos de cáncer.

A veces se presentan con frecuencias mitos en contra de la donación de sangre, unos relacionados con consecuencias negativas para la salud del donante, y otros con posibles riesgos de ser contagiado de algún tipo de enfermedad.   No obstante, donar sangre de forma regular y sostenida ayuda a reducir el riesgo de contraer alguna afección.  Por eso, un hábito saludable es convertirse en donante voluntario y habitual, para lo cual basta con donar sangre por lo menos dos veces al año.

Por lo tanto, es de precisar que existe una necesidad constante de donaciones habituales, ya que los componentes sanguíneos se conservan por un determinado tiempo y luego deja de ser utilizable. De cada donación se pueden salvar hasta tres vidas.

Por su parte, el Banco de sangre del Meta lidera campañas de donación en los municipios del departamento. Muchas de ellas han sido fallidas, pues, de las cincuenta unidades que se proyectan como objetivo por puesto, puede recolectarse de un solo donante.

A raíz de esta situación se han adherido nuevas propuestas de sensibilización que constan de llegar a universidades, docentes de colegios, empresas pequeñas y grandes, centros comerciales, e inclusive iglesias para hacer recolectar componentes de forma segura. De igual manera, realizar inscripciones de personas en el banco de sangre como posibles donantes habituales.

La funcionaria hace el llamado a los gobernantes del Meta para que incentiven a sus colaboradores a ser donantes de sangre, al menos el 1 por ciento del total, teniendo en cuenta el número de votaciones que se presentaron en el departamento.