El renacer de una región

A través del turismo, el Instituto de Turismo del Meta busca la reactivación económica del Meta.

En el marco del Día Mundial del Turismo y por invitación del Gobierno departamental, a través del Instituto de Turismo del Meta, empresarios y directivos del sector turismo, y periodistas de medios nacionales y regionales visitamos distintos sitios turísticos del Meta y vivimos sus experiencias.

Un grupo de estos invitados vivió la ruta San Juanito y El Calvario, con salida desde la Calera en las afueras de Bogotá, y denominada ‘Travesía MTB del Páramo al Llano, que incluía visitar estos municipios empotrados en la cordillera oriental.

Fueron cerca de 100 amantes del ciclomontañismo que disfrutaron de la aventura, los paisajes y la fauna única en esta parte de nuestro departamento. Otro destino fue la ruta del ‘Amanecer Llanero’, que incluía visitar la torre Mirador Matapalo en el Alto de Menegua, y luego una travesía desde Puerto López, por el majestuoso río Meta para llegar al municipio de Cabuyaro. Allí visitar el malecón y luego de disfrutar de la gastronomía local, continuar el recorrido hacía el municipio de Puerto Gaitán, pasando por bocas del Manacacías en dónde se disfruta del avistamiento de toninas.

Quienes participaron de la invitación al ‘Trakking Caño Cristales’, además de conocer una de las maravillas del mundo, como lo es el caño de los siete colores, conocieron el Jardín Botánico y recorrieron el sendero Pianos y Pailones.

Otro de los grupos participantes del Día Mundial del Turismo visitó el parque Maloca, se adentraron al pueblito llanero, al hato Santa Helena y recorrieron el sendero de Mitos y Leyendas, en donde guías expertos les narraron historias de la cultura llanera.

En mi caso, me correspondió la experiencia Sierra de la Macarena, más exactamente el Güejar. Soy sincero, cuando acepté la invitación la hice porque dentro de esas experiencias, además del rafting por el cañón del Güejar, estaba la visita a la cascada Telares de Cristal, y como hago parte de un grupo de caminantes que salimos cada fin de semana a lo más recóndito del Meta a buscar este tipo de fuentes de agua, me pareció la oportunidad para conocer una más.

Telares de cristal es un atractivo de más de 30 metros de altura y un pozo de un diámetro superior a los 50 metros, que permite conocer y disfrutar uno de los sitios más hermosos que tiene el Meta, y descubrir que no todo es Caño Cristales como atractivo para propios y extraños.

Durante el recorrido pensé en no participar del rafting, pero la disposición de los operadores y prestadores turísticos de estas experiencias me convencieron de vivirla.

Subir a una balsa, descender por aguas rápidas y tener la responsabilidad de remar en el sentido correcto, realizar contrapesos y tener la pericia y resistencia para no dejarnos voltear por un rápido, además de apreciar los hermosos paisajes que bordean el afluente, es quemar adrenalina pura.

Pero talvez lo más gratificante, en poder saltar de la balsa, y de espaldas dejarse llevar por las aguas planas, viendo cómo esas paredes del cañón se pierden entre el infinito del cielo, es en ese momento que más se disfruta al lograr escuchar los sonidos que genera el silencio.

Durante muchos años recorrí el sur del Meta, en especial esta zona de Mesetas, Uribe, San Juan de Arama y Vistahermosa. Siempre que iba era a cubrir la violencia que se había tomado este territorio, pero hoy es satisfactorio poder ir allí y registrar la paz que se respira y la fuerza de una comunidad por salir adelante.

Este este esfuerzo que hacen los pobladores de esta zona, va acompañado de los programas que adelanta el Instituto de Turismo del Meta, que orienta a los operadores de turismo en la organización y prestación del servicio, en llevarles otras entidades que permitan a estas nacientes empresas en la formalización y certificación de sus negocios. Es aquí, en donde no solo se está haciendo paz, también se está generando una reactivación económica que tanta falta hace en tiempos de pospandemia, es ser participe en el renacer de una región.

Ahora el turno es nuestro, de todos los metenses, que antes de viajar fuera del Meta o al exterior, disfrutemos de las maravillas que añoran quienes viven fuera de nuestro departamento, De esta forma ayudamos a que nuestra economía no solo dependa del estado de la vía a Bogotá.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter