‘Rompe-ejes’ estará listo en diciembre de este año

El sector de ‘Rompe-ejes’ es uno de los más traumáticos de la antigua vía a Bogotá.

La intervención sobre el PR83 corresponde a la construcción de gaviones y realizar llenado en el talud inferior para frenar el avance de la socavación, así como construir un sobreancho en el talud superior estabilizado también con gaviones.

Por Natalia Chipatecua

El Kilómetro 80 y 94 de la antigua vía entre Pipiral -Villavicencio, tramo conocido como ‘Rompe-ejes’, hace parte de los puntos más críticos que presenta esta vía que sirve como alternativa a la vía entre la capital del Meta y Bogotá para los vehículos de carga pesada.

Las fuertes olas invernales presentadas en este punto durante 2021 y el casi nulo mantenimiento, han dejado en pésimas condiciones este trayecto pues la caída de material y luego de la bancada, ahora representan un riesgo continuo para las personas que conducen y pasan por este sitio.

Recientemente expertos en materia de infraestructura vial, junto con especialistas del contratista, la interventoría y el Instituto Nacional de Vías (Invías), visitaron el lugar y anunciaron cómo se determinarán los arreglos para este punto crítico.

“El Invías inició los trabajos de estabilización provisional que se espera finalicen el 15 de octubre, si las condiciones climáticas son favorables en la zona. La labor de ingeniería para mitigar la pérdida de banca es construir gaviones en el talud inferior y frenar el avance de la socavación para estabilizar la banca, y construir un sobreancho en el talud superior, protegiéndolo con gaviones también, para ampliar el carril y encauzar las aguas superficiales y garantizar así la seguridad de los usuarios que transitan por dicha zona”, afirmó Guillermo Toro Acuña, director técnico de Invías.

Lea: Gremios piden soluciones para la antigua vía a Bogotá

Así mismo, el director mencionó que: “la solución definitiva del sitio crítico se finalizará en diciembre del presente año. Para ello se trabaja actualmente en una actualización de los estudios y diseños ya realizados, los cuales ya se encuentran realizando los correspondientes especialistas del contratista, ya que la súbita pérdida de banca y el deterioro de la infraestructura nos llevan a complementar los mismos, estas obras las finalizaremos en diciembre del presente año”.

Con un contrato de mantenimiento ya adjudicado y que se encuentra con orden de inicio, la atención que se llevará a cabo en el sector ‘Rompe-ejes’ contará con un presupuesto de 4.000 millones, entre los contratos de obra e interventoría. El director técnico de Invías dijo que “con el contrato en mención no solo se intervendrá el PR83, también se realizará mantenimiento y atención de emergencia en el corredor Pipiral –Villavicencio”, que son algo más de 14 kilómetros.

Además de este punto crítico, actualmente el Invías debe velar por la ejecución de los proyectos de infraestructura vial y avanza en el mantenimiento rutinario de las vías del departamento en el cual el porcentaje de avance es del 50% en donde la meta física es lograr un mantenimiento a 309 km de vías del departamento.

También puede leer: Estos son los 5 puntos críticos que intervendrán con prioridad en la vía al Llano

En total, según la entidad, se invierten $19.065 millones destinados para emergencias en el departamento, entre los cuales se cuentan los trabajos realizados en el puente Caridad, en el sector Guayabetal, así como en la vía antigua sector Pipiral – Villavicencio con la rehabilitación del puente Pipiralito.

Invías informó que invierte 1.7 billones de pesos en obras claves en todo el Meta los cuales van dirigidos a la Red Nacional de Carreteras, así como en las vías rurales y regionales.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter