El retorno del Dengue al Meta

Por: Liza Mayerly Zarta Vélez /Especial Periódico del Meta

El incremento de los casos de dengue en el departamento del Meta, llevó a las autoridades a declarar alerta sanitaria con el fin de reactivar los planes de contingencia.

De acuerdo con el seguimiento de los boletines epistemológicos que publica el Instituto Nacional de Salud (INS), Colombia se encuentra en estado endémico, ya que las cifras de casos nuevos y decesos por esta causa siguen incrementando de forma alarmante, sobre todo en regiones como Meta, Antioquia y Norte de Santander.

En el trascurso del año las entidades prestadoras de salud han reportado al INS 4.359 enfermos por la picadura de este mosquito. Cifra elevada, si se compara con el año 2018 donde el número de afectados se ubicaba en 2.183, y en el 2017 en 3.385. Este año se han presentado 22 muertes relacionadas con el dengue, mientras que en el año 2018 se llegaba a siete.

Según el INS, 14 entidades territoriales (Arauca, Atlántico, Bolívar, Cartagena, Cesar, Córdoba, La Guajira, Guaviare, Magdalena, Meta, Norte de Santander, Putumayo, Santa Marta y Sucre) presentan más casos que los esperados, comparado con su comportamiento histórico (2011-2018).

Preocupación

El coordinador del área de epistemología del Meta, Omar Ramírez, asegura que es preocupante el número de casos con dengue puesto que se ha presentado hasta tres veces más del histórico. Además, la enfermedad es cíclica, es decir que cada tres años se producen brotes del dengue similares.

Sin embargo, este año, la oleada del calor tiene mucho que ver con este incremento en el Meta, así como también la necesidad de tener agua acumulada debido a la problemática del acueducto en Villavicencio.

Los municipios donde más brotes se han presentado son Mesetas, Granada, Barranca de Upía, Acacías y Villavicencio, debido al Fenómeno del Niño y las deficiencias en el suministro de agua, que hace que la gente recoja en canecas y almacene el líquido, lo cual se presta para que estos mosquitos se reproduzcan.

“Hasta la fecha, el dengue es un tema prioritario para las entidades de salud en la región”, recalcó Ramírez.

El manejo de la crisis se está tratando por medio de campañas educativas para las comunidades más vulnerables y el personal asistencial de los centros de salud; la idea es que las personas sean bien atendidas y por ningún motivo se le vaya a aplicar dipirona a un paciente febril. De la mano con lo anterior también se está trabajando en el control de criaderos.

El dengue

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de las hembras del mosquito Aedes aegypti, el mismo de la fiebre amarilla y el zika. La OMS indica que se presenta en los climas tropicales, sobre todo en zonas urbanas y semiurbanas.

Este zancudo se cría en la casa, en el lavadero o en depósitos de agua que se tengan destapados, es ahí donde la hembra entra, pone los huevo, y ya con una temperatura de 35° en siete días se tiene zancudos volando; afirmó Ramírez.

Los síntomas más comunes para detectar si usted tiene esta enfermedad son fiebre elevada, náuseas, vómito, dolor de cabeza muy intenso, dolor en los músculos y articulaciones, por lo que en es necesario que no haya automedicación y se visite a un médico.

¿Qué hacer?

El Aedes aegypti es el principal transmisor de enfermedades como dengue, zika y chikunguña, por ellos es importante no tener aguas estancadas donde se crie el zancudo, y si las hay ponga las respectivas tapas, si no las puede tapar, cuele las larvas con un colador.

Si sale de casa por más de 15 días, no deje agua almacenada, porque este espacio se convertirá en un criadero de zancudos para toda la cuadra.

“Si se presentan los síntomas los pasos a seguir son los siguientes: mantenerse adecuadamente hidratado; por ningún motivo se automedique, ni vaya a la droguería a que le mande droga para bajar la fiebre. Lo ideal es asistir a un médico para que lo valore y verificar si hay signo de alarma para dengue”, explicó Omar Ramírez.