¿El senderismo es un riesgo de contagio de Covid-19?

Las caminatas a las veredas deberán hacerse con pico y cédula.

El alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, confirmó este martes la aprobación por parte del Ministerio del Interior de las nuevas medidas restrictivas que aplicarán hasta el próximo 31 de enero con miras a seguir disminuyendo los índices de contagio de covid-19 en la ciudad.

Dentro de las que más se destacan es la terminación del toque de queda nocturno que se venía imponiendo desde hacía varias semanas y la ampliación del pico y cédula para algunas actividades deportivas como el senderismo.

Lea también: Conozca las medidas preventivas para esta semana en Villavicencio

De una parte quedó establecido que los billares podrán funcionar hasta las 9:00 de la noche; restaurantes y establecimientos de comidas rápidas hasta las 10:00 de la noche y bares hasta la media noche.

También se estableció que continúa el pico y placa como se ha estado implementando los días pares, las cédulas que finalicen en número par, y los días impares, las cédulas que finalicen en número impar para bancos y grandes superficies como centros comerciales.

Justamente la determinación de ampliar el pico y placa para los caminantes de las zonas rurales, causó escozor entre algunos deportistas que se levantan entre semana o los fines de semana a recorrer los caminos veredales cercanos a la ciudad.

“Frente a la actividad física, en especial las de senderismo, sí se aplicará el pico y cédula debido a las constantes quejas donde se realizan como en las veredas El Carmen, La Cumbre, La Argentina y Puente Abadía, entre otras”, dice el comunicado de la Alcaldía.

Lea también: Asesinados presuntos extorsionistas en Lejanías

Y Harman argumentó: “nos han dicho que se ha visto aglomeraciones (sic) casi de tres mil personas, por lo que necesitamos tomar medidas”.

Sin embargo, algunos especialistas  como Jairo Ospino Rodríguez, epidemiólogo de la Cruz Roja Seccional Meta, piensa que actividades como las caminatas al aire libre no son una fuente de contagio importante.

“El aire contribuye a evaporar las gotas que se expulsan al hablar o al toser y además diluye y dispersa el virus, además la luz solar ultravioleta mata al virus, hechos que hacen que las posibilidades de contagio sean menores al aire libre que en lugares cerrados. Toda la evidencia apunta a que la gran mayoría de los contagios de Covid-19 ocurre en interiores”, dice el médico.

Agrega que los científicos han determinado que el virus puede permanecer algunos minutos suspendido en el aire y se sabe también que si el aire está en movimiento la carga de virus se diluye, pero estar cerca a una persona contagiada por mucho tiempo es factor de riesgo enorme.

La conclusión para muchas personas que criticaron la decisión de la administración en redes sociales es que mientras hay una mayor exposición de contagiarse en bares y discotecas, lugares estos a los que se les fueron ampliados los horarios de atención y no se exige pico y cédula, una actividad más sana para el organismo como el caminar, tendrá restricción.

Harman justificó que “se necesita la reactivación económica y por eso, también se habilitó la posibilidad que las personas trabajen en horas de la noche”.

Y agregó que los “bares tienen un aforo y se lo incumple lo cierro. Pero los senderos no lo tienen y es claro que existen aglomeraciones en los mismos”.

Sin embargo en Twitter, algunos críticos de la medida dijeron que “Pico y cédula para la realización de deporte y senderismo, pero no para bares, qué medida más ilógica, nos perjudican más las medidas gerenciales que la propia pandemia”, dijo Juan Bastos.

Mientras que Jenny Rojas dijo que “al deporte no debería haber pico y cédula puesto que se hace al aire libre , en cambió en los bares que son cerrados sí debería haber pico y cédula”.

Ospino agregó que cruzarse por la calle con otra persona durante escasos segundos no supone peligro de contraer el nuevo coronavirus (a menos que la otra persona tosa en la cara del caminante), pero sí es peligroso mantenerse caminando o haciendo cualquier tipo de ejercicio respirando la estela de aire de la persona contagiada.

“Esa es la condición que hace que el ejercicio al aire libre por sí mismo no sea peligroso, lo es la aglomeración de algunos sitios, o conversar o permanecer mucho tiempo detrás de una persona contagiada (recordar que la mayoría de las personas que padecen la enfermedad son asintomáticas)”, puntualizó.