viernes, 1 de marzo de 2024
Particulares Pico y placa Viernes 7 y 8

El silencio regional | Editorial


El silencio regional | Editorial 1
Irene Vélez, ministra de Minas y Energía.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Llama la atención que en el debate nacional por el anuncio de no continuar firmando futuros contratos para exploración de petróleo y gas, anunciado por el gobierno de Gustavo Petro, la clase dirigente regional en el Meta se haya quedado en silencio. Aún peor, la voz de gremios económicos y academia que, pese a que tienen asiento en el departamento, no parece interesarles entrar al ruedo de la discusión y fijar posiciones frente al tema.

Una tímida columna del representante Juan Diego Muñoz, quien dijo que “un proceso de transición energética improvisado y con radicalismos ideológicos, generará daños económicos con impacto social irreparables en regiones como el Meta y el país en general”, fue lo único que se destacó esta semana.

Se entiende que la mayoría de mandatarios y sectores económicos no quieran chocar con un Gobierno Nacional que apenas empieza, pero la unión de las fuerzas vivas en repetidas ocasiones ha servido para catalizar inconformidades como los cierres la vía al Llano por los derrumbes y más recientemente impedir el aumento de las tarifas de los peajes.

Estas dos situaciones que afectaron por años el bolsillo de cada uno de los llaneros levantó la indignación de los líderes sociales, políticos y gremiales, pero ahora no se entiende el silencio frente a la posibilidad real de acabar con la industria petrolera.

A menos que ninguno hayan dimensionado lo que significaría la cancelación total de la actividad de hidrocarburos en el Meta, que es el mayor productor de crudo del país, aún parece no importarle a nadie. La región dejaría de recibir en el primer año sin regalías casi dos billones de pesos.

Es en estos momentos donde se necesita grandeza de carácter y firmeza en los argumentos, pues todo parece indicar que la extracción de hidrocarburos y gas en la región tiene sus días contados, a pesar de que el mundo seguirá consumiéndolos por décadas.

Aunque también están los defensores de la medida quienes respaldan la idea de que el turismo, en donde también tiene intereses el Meta, pueda reemplazar los recursos que hoy recibe por la extracción de petróleo.  “El turismo es el nuevo petróleo”, se les escucha decir a nuestros dirigentes, desconociendo que esta industria en sí misma necesita de un apalancamiento y normatividades que el país hoy no tiene.

Como sucedió con la reforma a las regalías hace años, que cuando fue modificada la norma entendimos por fin lo que representaba eso para los bolsillos de cada metense, esperamos que esta vez no comprendamos demasiado tarde que una transición energética atropellada y sin planes alternativos de economía, no tiene futuro.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales