En cuatro ejes trabajará nuevo comandante de la Séptima Brigada del Ejército

el coronel Erik Rodríguez Aparicio (izq.)recibió el mando de la Séptima Brigada

En ceremonia de transmisión de mando en el Cantón Militar El Recreo, de Villavicencio, presidida por el brigadier general Sergio Alberto Tafur García, comandante de la Cuarta División, el coronel Erik Rodríguez Aparicio, recibió este 27 de diciembre el mando de la Séptima Brigada, una de las unidades militares más importantes de la Orinoquia.

El coronel Rodríguez, quien es santandereano, admitió que no es ajeno al Meta pues gran parte de su carrera militar la ha desarrollado o ha estado vinculada a los Llanos Orientales y ahora que reemplaza en el cargo al general Jairo Alejandro Fuentes Sandoval, quien se desempeñó durante dos años al frente de la VII Brigada, aseguró que coordinará su labor  con las autoridades civiles y la ciudadanía ara garantizar la seguridad.

En su discurso de recibiendo de la unidad castrense, dio que serán cuatro los ejes para llevar seguridad «hasta la última vereda del territorio».

«El primero será el control territorial en el que nos debemos asociar con las agencias departamentales y municipales para  desterrar a los violentos; el segundo es contribuir a la desarticulación de todos los grupos armados ilegales del Meta; el tercero es luchar contra el narcotráfico, porque que no podemos dejar que consuma a nuestras comunidades; y el cuarto es la lucha contra el Eln, que aunque no hace presencia en el Meta, la consigna es que no pise suelo metense. Nuestro camino es la acción unificada», dijo el coronel Rodríguez.

Añadió que «los últimos 27 años he podido observar los caminos que ha tomado la historia del Meta: desde el auge del terrorismo y muerte de las Farc, pasando por la nefasta incursión de las AUC (paramilitares), el narcotráfico, grupos armados ilegales, la bonanza del petróleo hasta el más reciente renacimiento de agropecuario y turístico de la región.

El nuevo comandante de la Séptima Brigada reconoció que en medio de los azares, el espíritu llanero recio ha sobrevivido, demostrando la reciedumbre  y destacado una  sociedad resiliente, fuerte y orgullosa «que  busca con insistencia progresar y que por eso mismo merece la entrega de los soldados».

«Este es un departamento extenso. Más de 85.000 kilómetros que hoy son disputados por otros actores que retan al Estado. Hay municipios como Uribe, Puerto Gaitán y Mapiripán en donde estos delincuentes amenazan el honor de los llaneros, corrompiendo nuestra juventud. Llevar seguridad hasta la última vereda del territorio es nuestro objetivo», indicó el coronel Rodríguez.

Su experiencia militar

El nuevo comandante de la Séptima Brigada del Ejército Nacional es oriundo de la ciudad de Bucaramanga, Santander. Es del Arma de Caballería e ingresó a la Escuela Militar el 21 de enero de 1988.

El coronel Rodríguez es profesional en Ciencias Militares de la Escuela Militar de Cadetes, Administrador de Empresas de la Universidad Militar Nueva Granada, especialista en Política y Asuntos Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, Magíster en Seguridad Internacional y Estrategia del King’s College, London University, Magíster en Seguridad y Defensa Nacional de la Escuela Superior de Guerra y miembro del Royal College of Defense Studies del Reino Unido.

Durante sus 30 años de carrera militar se ha desempeñado como Comandante del Grupo de Caballería Mecanizado n. °16 Guías de Casanare; Comandante de la Fuerza de Tarea Bicentenario en Arauca; Segundo Comandante y Jefe de Estado Mayor de la Séptima Brigada; Comandante de la Fuerza de Tarea Sumapaz y Oficial de Enlace Personal Agregado a Comando Ejército, destacándose por su compromiso y cualidades humanas como oficial de la Institución.

Así mismo, realizó el curso de Altos Estudios Militares para ascender al grado de Brigadier General.

Sus destacados logros como oficial del Ejército Nacional, le han permitido obtener múltiples condecoraciones, entre las que sobresalen: Medalla de Servicios Distinguidos a las Fuerzas Militares; medalla de Servicios Distinguidos en Orden Público, Tercera Vez; medalla ‘San Jorge’ y Orden del Mérito Militar ‘Antonio Nariño’ en categoría oficial y comendador.

El comandante que se va

Entre tanto, el brigadier general Jairo Alejandro Fuentes Sandoval se despide después de  golpear contundentemente las estructuras criminales, la delincuencia común, narcotráfico, los delitos de extorsión, abigeato y erradicación de cultivos ilícitos, entre otros; trabajando de la mano con las demás Fuerzas Militares y la Policía Nacional, instituciones del Estado, gremios y la comunidad.

Dentro de su gestión como Comandante de la Séptima Brigada, el brigadier general Jairo Alejandro Fuentes Sandoval, se destacó por su  labor en la desarticulación del grupo disidente Frente Séptimo y la neutralización de Los Puntilleros Libertadores del Vichada, logrando de esta manera neutralizar en un 80% estas estructuras. Al mismo tiempo logró afectar la cadena del narcotráfico de forma significativa, golpeando sus fuentes de distribución y de financiamiento entregándoles a los metenses un territorio seguro.

Después de dos años de desempeñarse al frente de la Séptima Brigada, ahora será el Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega.